Coronavirus

Río de Janeiro cierra sus playas este fin de semana

Con el 95% de sus camas de terapia intensiva ocupadas, la capital turística de Brasil decretó la prohibición de ir a la playa hasta el próximo lunes. El gobierno local evalúa adelantar los feriados de Semana Santa

Con el 95% de sus camas de terapia intensiva ocupadas desde ayer, Río de Janeiro decretó la prohibición de ir a la playa este fin de semana, incluido un toque de queda nocturno. 

Es un nuevo intento por frenar el avance de la pandemia de coronavirus que tiene a Brasil al borde del colapso sanitario. Así, desde esta medianoche, no será posible caminar por la arena, tomar sol, practicar deportes ni meterse al mar en la Cidade Maravilhosa.

El intendente Eduardo Paes firmó la medida excepcional, que impide la permanencia en las playas cariocas, publicado hoy en el Diario Oficial del Municipio. Además, se habilitó la instalación de retenes en los principales accesos y la suspensión del ingreso de ómnibus y combis, salvo los de hoteles. La medida tendrá vigencia hasta las 5 horas del lunes 22 de abril.  

Si bien el decreto oficial habilita la apertura de los bares y locales gastronómicos en la costanera de los balnearios de Leme, Copacabana, Ipanema, Leblón y Barra de Tijuca, el estacionamiento en esa área está prohibido hasta el próximo lunes.

Además, en vísperas de Semana Santa, el intendente Paes planifica anticipar los días no laborables para reducir la actividad económica y turística, así como la movilidad en transporte público y peatonal. 

 Río de Janeiro registró casi 217.000 casos de Covid-19 y unas 20.000 muertes (más de 287.000 son los decesos totales en Brasil). Se estima que medio millón de personas ya fueron vacunadas en Río, lo que equivale al 7,4% de su población, según datos del gobierno, una cifra que ubica a la capital turística del gigante sudamericano por encima de la media nacional

Según un reporte de la Fundación Oswaldo Cruz publicado esta semana, 24 de los 27 estados brasileños tienen una ocupación igual o mayor al 80% en las Unidades de Cuidado Intensivo. De hecho, en San Pablo se dio la primera muerte de un paciente positivo, de 22 años, que estuvo dos días a la espera de una cama.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios