Millonarios

Bill Gates confesó su compra más lujosa y nadie se lo esperaba: gastó millones de dólares

Hasta el propio fundador de Microsoft consideraba que era un "lujo innecesario". ¿Qué compró y por qué sorprendió a todos?

Con un patrimonio neto de aproximadamente u$s 119.600 millones, el cofundador de Microsoft Bill Gates se ubica cómodamente en el top 10 de las personas más ricas del mundo. 

En línea con su costado filantrópico, el magnate destinó gran parte de su fortuna a La Fundación Bill y Melinda Gates, la organización que creó junto a su exesposa con el objetivo de mejorar la salud y el bienestar de las personas en todo el mundo. 

Sin embargo, otros millones de dólares fueron a parar a bienes lujosos, que hasta al propio creador de Windows le han causado pudor. Recientemente, el empresario reveló cuál fue su compra más extravagante y hasta confesó que inicialmente lo sentía como algo innecesario. A continuación, todos los detalles. 

Bill Gates: en qué invirtió millones de dólares

En una reciente aparición en el programa británico This Morning, Gates reveló que la compra más lujosa que hizo en su vida fue un avión privado; algo que tomó de sorpresa a la comunidad debido a la controversia climática que vincula a los jets por ser fuentes de grandes emisiones de gases de efecto invernadero.  

Lo que ocurre es que dicho medio transporte resulta contradictorito con el perfil da Gates, quien representa una figura protagónica en la lucha contra el cambio climático. Un solo vuelo en jet privado puede emitir hasta dos toneladas de CO2, lo que equivale a las emisiones anuales de un automóvil promedio.

El fundador de Microsoft explicó que, inicialmente, consideraba que poseer un avión privado era un lujo innecesario, o "algo decadente", según sus declaraciones. 

 No obstante, la necesidad imperiosa de viajar con frecuencia, en particular a zonas remotas de África y Asia para cumplir con sus compromisos y proyectos filantrópicos, lo llevó a replantearse esa postura inicial.

Temas relacionados
Más noticias de Bill Gates

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.