Según expertos

Variante Ómicron: comprueban que es el virus más contagioso de la historia

Ómicron es el virus conocido con la propagación más rápida que se conoce, según los investigadores. "Es el virus más explosivo y el de más rápida difusión de la historia", definieron.

Luego de dos años de pandemia, la variante Ómicron se instaló para dar paso a una nueva ola de contagios en la Argentina y en el mundo. Fue el 25 de noviembre cuando el Instituto Nacional de Enfermedades Transmisibles de Sudáfrica (NICD, por sus siglas en inglés) anunció que había identificado una nueva variante del SARS-CoV-2: la B.1.529, bautizada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como Ómicron.

La doctora Angelique Coetzee, presidenta de la Asociación Médica de Sudáfrica y la primera en identificar la nueva variante, explicó que todo empezó el 18 de noviembre, con un paciente de alrededor de 30 años que decía llevar días sintiéndose cansado y con dolor en el cuerpo: "Tenía un poco de dolor de cabeza, no tenía realmente dolor de garganta, lo describió más bien como una picazón, sin tos ni pérdida de gusto u olfato."

Y si bien se la ve menos letal, Ómicron sorprendió por sus altos niveles de contagiosidadLa nueva variante cuenta con 50 nuevas mutaciones respecto del virus original y más 32 mutaciones en el gen S, varias de ellas relacionadas con incremento en la transmisibilidad y escape a la inmunidad. Una de las razones de su mayor transmisibilidad, según los estudios realizados en Sudáfrica, residiría en que esta variante se multiplica más en nariz, garganta y las vías aéreas superiores, y en menor cantidad en los pulmones a diferencia de Delta.

De hecho, Ómicron

es el virus conocido con la propagación más rápida de la historia, según un artículo publicado por el diario español El País.

No tiene rival, según explicó al medio el médico Roby Bhattacharyya, experto en enfermedades infecciosas del Hospital General de Massachusetts (EE UU).

Según el investigador explicó al periodista científico Manuel Ansede, se podría hacer una comparación sencilla con su adversario más lógico, el sarampión, uno de los virus más contagiosos: una persona con sarampión infecta a otras 15 en promedio en ausencia de vacunación, frente a los 6 contagiados que asume Bhattacharyya para la Ómicron. La clave, sin embargo, está en el llamado tiempo de generación: los días que transcurren desde que la primera persona es infectiva hasta que los contagiados por ella también son infectivos. Con el sarampión pasan unos 12 días. En el caso de Ómicron solo hacen falta cuatro o cinco días. Es explosivo. "Un caso de sarampión daría lugar a 15 casos a los 12 días. Un caso de Ómicron originaría otros seis a los cuatro días, 36 casos a los ocho días y 216 a los 12 días", resumió Bhattacharyya a El País.

Llevado a hoy, la nueva variante del coronavirus se enfrenta a personas que ya están vacunadas o han pasado la enfermedad, por lo que el médico considera que cada contagiado por Ómicron infecta solamente a otros tres individuos, una cifra similar a la del virus original de la ciudad china de Wuhan, que se encontró con un planeta sin defensas y sin medidas de contención. "Con las condiciones actuales, un sencillo modelo de crecimiento exponencial todavía mostraría 14 millones de personas infectadas en 60 días a partir de un único caso, en comparación con las 760.000 con sarampión en una población sin defensas específicas", advierte Bhattacharyya.

"Es el virus más explosivo y el de más rápida difusión de la historia", dijo, además, El historiador y médico Anton Erkoreka, que recordó que la peste negra del siglo XIV y el cólera del XIX -provocados por bacterias- tardaban años en expandirse por el mundo. La llamada gripe rusa de 1889, quizá causada por otro coronavirus, necesitó tres meses para cruzar el planeta, como la variante original del SARS-CoV-2, detectada en diciembre de 2019 en Wuhan y ya omnipresente en marzo de 2020. "La variante ómicron ha batido su récord de expansión", mencionó Erkoreka en el mismo artículo.

"Muchas infecciones por Ómicron, especialmente en las personas vacunadas, serán leves, comparables a un breve resfriado".

El epidemiólogo William Hanage, codirector del Centro de Dinámicas de las Enfermedades Infecciosas de la Universidad de Harvard, coincidió con sus colegas. "Ómicron es, sin duda, el virus que se expande más rápidamente entre los que hemos podido investigar con este nivel de detalle", apuntó el especialista, y puso como ejemplo a los eventos supercontagiadores. Uno de los brotes de Ómicron mejor estudiados, una fiesta en Oslo con un invitado recién llegado de Sudáfrica, acabó con al menos 81 de los 117 participantes infectados por la variante.

La propagación sin precedentes de la ómicron está clara, pero todavía hay muchas dudas sobre el efecto que tendrá este tsunami de casos  en una humanidad con altas tasas de vacunación entre la población más vulnerable.

William Hanage y Roby Bhattacharyya ya publicaron hace dos semanas un documento  sobre la dificultad de averiguar la auténtica gravedad de Ómicron. Bhattacharyya destacó que la nueva variante es quizá un 25% menos grave que la delta -la versión dominante hasta ahora, identificada en la India hace un año- en las personas que no se han vacunado ni han pasado por el Covid anteriormente, según indicaba el último informe del Imperial College de Londres. "Pero probablemente Ómicron es más grave que otras variantes anteriores. La Alfa, por ejemplo, era un 50% menos grave  que la Delta según varios estudios. Dada la rapidez con la que se está extendiendo, la Ómicron probablemente causará mucho daño en un periodo de tiempo más corto", alertó Bhattacharyya.

El epidemiólogo William Hanage es muy cauto. El codirector del centro de Harvard recordó que Ómicron parece muchísimo más leve  porque los ciudadanos tienen más defensas que en las anteriores oleadas, gracias a las vacunas o a haber estado antes en contacto con el virus. "Muchas infecciones por Ómicron, especialmente en las personas vacunadas, serán leves, comparables a un breve resfriado. El problema es que habrá otras graves, por lo que, al ser tan transmisible, el número total que necesitará atención médica pondrá en apuros el sistema de salud, tanto para atender el Covid como para otros temas", advirtió el epidemiólogo.

Hanage mencionó a El País otro dato provisional: "Parece que con Ómicron la duración de la estancia en el hospital es generalmente menor y que es menos probable necesitar oxígeno suplementario. Pero hay que subrayar que todavía no hemos visto muchas infecciones en las personas mayores".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios