Remates

Los 6 consejos para ganar subastas y acceder a descuentos de 50% en autos

Las subastas suelen tener una serie de trucos y particularidades las cuales no son tenidas en cuenta por los principiantes, pero que deben ser consideradas al participar de las mismas.

Las subastas de vehículos se volvieron especialmente populares en los últimos meses, con la posibilidad de comprar un auto o camioneta con descuento gracias a los precios del remate y de forma online (debido a que se volvieron virtuales por la pandemia) siendo elegido cada vez por más personas.

A esto se le suma que en las subastas privadas el tiempo de entrega del vehículo no demora más de 30 días, permitiendo que la persona pueda venderlo en ese mismo plazo para recuperar el dinero y obtener un margen de ganancia gracias al bajo precio de remate con el que se compró el lote.

Dejar todo e irse a vivir al country: ventajas y desventajas de cambiar el departamento en CABA por una casa en PBA

Pero a la hora de entrar en una compra de este estilo es importante entender que las mismas no se desarrollan de forma común, sino que suelen tener diferentes particularidades las cuales solo una persona acostumbrada a hacer negocios de esta manera conoce. Con esto en mente, estas son las seis recomendaciones que realizan los profesionales en subastas antes de entrar una, según publicó La Nación.

Las subastas online ganaron popularidad en el último tiempo.

SENTIRSE CÓMODO

La primera idea que se tiene que hacer uno es la de estar cómodo en el lugar donde se desarrolla la subasta. Para lograr esto es clave conocer a la empresa martillera encargada de realizar la misma, buscando principalmente una con gran cantidad de clientes satisfechos y con antigüedad que la califique como experimentada en el mercado.

Es importante entender que en la mayoría de las subastas se piden depósitos antes de comenzar, por lo que la confianza en el martillero es esencial para poder realizar la misma sin mayores preocupaciones.

ENTRENAR ANTES DE EMPEZAR

Antes de empezar a subastar, es una buena idea ver cómo se desarrollan algunos remates. Participar de los mismos como espectador es un gran ejercicio para aprender cómo son las metodologías, mientras que familiarizarse con los funcionamientos de estas evitará que se pase un mal momento a la hora de subastar de verdad.

Además, esto puede servir para aprender a valuar los productos subastados, ya que esto es posible solamente mediante la práctica constante y la observación de personas más experimentadas en la materia.

Las subastas son una gran forma de comprar cosas más barato.

LA INFORMACIÓN ES CLAVE

En tercer lugar está la idea de tener toda la información disponible, base de cualquier subasta. Si no sabemos que compramos, entonces será imposible poder evaluarlo en vivo para decidir si vale la pena o no comprarlo. Una buena investigación previa que sirva para despejar todas las dudas posibles siempre ayudará a la hora de comprar en un remate.

ESTUDIAR LOS PRECIOS

Cómo ya se mencionó, muchos ven a las subastas como oportunidades de negocio. Pero para poder ganar dinero con los lotes comprados baratos primero se debe entender el precio de mercado que tienen los mismos y cuál es el límite de precio con el cual ya no se puede lograr una ganancia.

Una vez establecido, siempre conviene ofertar por debajo de ese precio, buscando que el mismo no se alcance, y retirarse de la puja si es sobrepasado -algo que puede ser difícil de hacer en el medio de la subasta pero es obligatorio para hacer un negocio de la misma-.

Yom kippur: qué significa, cuándo empieza y qué se festeja 

PRESTAR ATENCIÓN A LOS TÉRMINOS Y CONDICIONES

En quinto lugar está uno de los puntos más importantes: la lectura de términos y condiciones. En ellos se especifican todos los gastos extra que se deben hacer por sobre la subasta en sí, desde sí la misma ya tiene el IVA incluído, si tiene alguna deuda, como se deben realizar los pagos y cómo se hará entrega del lote, entre varios otros.

Es necesario prestarles atención, ya que los mismos pueden incluir deudas imprevistas que vuelvan al vehículo comprado obsoleto debido a su alto costo o tengan tarifas extra de participación que no estaban tenidas en cuenta con el presupuesto.

EL MEJOR MOMENTO PARA OFERTAR

Por último está el momento para ofertar, el cual según especialistas suele ser cuando el precio está accesible y parece adecuado para comprar el lote. La idea de que esperando a último segundo se pueden conseguir mejores valores es falsa, ya que en esos momentos la ansiedad puede hacer que el oferente cometa un error -algo común para los novatos-.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios