Empresas

El desafío de la igualdad de género en América Latina: Grow lidera la transformación en el mercado laboral

A través de un enfoque integral y transversal, la compañía se dedica a facilitar procesos de transformación, brindando asesoramiento a organizaciones, empresas y gobiernos.

América Latina, considerada la región más desigual del planeta, enfrenta desafíos significativos relacionados con la discriminación y la violencia de género.  Estos problemas se manifiestan en diversos ámbitos sociales, políticos y culturales. Sin embargo, también impactan de manera preocupante en el mercado laboral. Es en este contexto donde "Grow, Género y Trabajo" entra en acción como una organización con más de diez años de experiencia, cuya misión es crear entornos laborales diversos, inclusivos y libres de violencia.

A través de un enfoque integral y transversal, "Grow, Género y Trabajo" se dedica a facilitar procesos de transformación, brindando asesoramiento a organizaciones, empresas y gobiernos. Su objetivo principal es abordar la problemática de género en el ámbito laboral, promoviendo la equidad de oportunidades y la eliminación de barreras que limitan el pleno desarrollo profesional de las personas, especialmente de las mujeres.

"Hace 20 años las mujeres eran el 38% del empleo en el sector privado en el país. Uno creería que con los cambios en la sociedad, el feminismo y una pelea por mayor igualdad estas cifras tendrían mayores cambios. Pero en la actualidad, las mujeres son el 41% del empleo en el sector privado, es decir han aumentado 2 pp en 20 años (INDEC)", apunta Carolina Villanueva, una de las directoras de la empresa.

El Programa "Formar para Trabajar" promueve la inclusión en el sector

"Además, en lo que hace a desarrollo profesional, también hay desigualdades y discriminación. Las mujeres se concentran en las áreas menos dinámicas de la economía y las menos rentables. Su sobrerrepresentación en las áreas de salud, educación y servicios responde a una división sexual del trabajo que encuentra correlato en su ausencia en áreas más rentables como la construcción, el transporte, la energía y la tecnología", refuerza Georgina Sticco, su co equiper y co fundadora de la consultora.

Los límites en el desarrollo profesional impactan también en los espacios de decisión, donde solo un 16% de los puestos en directorios están ocupados por mujeres, según un estudio de KPMG.

Otro trabajo, en este caso de la propia Grow, advierte sobre otro grave problema: las mujeres y personas de la comunidad LGBTIQ+ están más expuestas a vivir situaciones de violencia y acoso.

Villanueva explica que, si bien la violencia de género y la desigualdad es algo que en Argentina ya se trabajaba en algunas organizaciones, el obstáculo aparecía y aparece cuando esta lucha no encuentra un foco claro. "En Grow fue algo fundamental, centrarse en un solo lugar. Partimos del total convencimiento que el mercado de trabajo necesitaba un cambio profundo, que la inequidad y desigualdad estaban muy marcadas y que era momento de generar una conversación diferente", remarca Carolina.

Algunas de las cuestiones que encontró Grow dentro del mercado laboral y las empresas fueron la escasez de mujeres y otras identidades de género en espacios de toma de decisiones, tanto en distintas industrias, así como en sectores del transporte y la construcción. "En muchos casos, esto puede resultar del prejuicio de la diferencia de habilidades y capacidades entre hombres y mujeres en función de su género", suma Georgina, quien agrega, a su vez, que "esto se ve como un sesgo a la hora de seleccionar personal, donde aún pervive la idea de que los hombres son mejores para liderar y las mujeres en tareas más de apoyo y servicio".

"También se le suma, la brecha salarial, la violencia y el acoso en los espacios laborales y la comunicación interna sexista dentro del marco laboral. Todos estos problemas tienen solución y se mejoran cuando las organizaciones se toman en serio la agenda de género y diversidad", completa Villanueva.

Sin embargo, desde Grow, existe el convencimiento de que cada día hay una mayor convicción en que los negocios deben tener una mirada más inclusiva. Además, "las nuevas generaciones no quieren vivir en el placard en el trabajo, no quieren ocultar su identidad de género y esperan ser respetadas en todas sus dimensiones", sostiene Sticco.

Lo que está claro, es que organizaciones como Grow-Género y Trabajo llegaron para colaborar con las empresas en las que aún se manifiesta el autoritarismo y la comunicación violenta. "La agenda de género viene a proponer y trabajar hacia espacios laborales libres de acoso y violencia", sostiene Villanueva.

Con este panorama, Grow se enfrenta a una lucha centrada en el mercado laboral, pero el esfuerzo y responsabilidad debe ser de las empresas con su comunicación interna. La organización planta una semilla dentro de cada compañía para que el desarrollo dentro de ellas sea con una mirada más equitativa.

En la actualidad, Grow colabora con más de 200 organizaciones activas en Argentina y América Latina. Abarcan instituciones desde la metalurgia, el sector energético, tecnológico hasta entidades financieras, gastronómicas, del marketing y de la sociedad civil, a

¿Qué brinda Grow-género y trabajo?

  • Diagnósticos Procesos de implementación.
  • Formación y sensibilización.
  • Espacios laborales libres de acoso y violencia.
  • Comunicación Inclusiva.
  • Investigaciones.

Como resultado, en las empresas que trabajó Grow se lograron mejores climas de trabajo, espacios libres de acoso y violencia, que la gente trabaje a gusto y se sienta respetada", recuerdan las directoras. Esto trajo como resultado un mejor espacio de trabajo que ayudó a reducir la rotación y los riesgos asociados a la violencia", explicó Georgina.

Grow mide su éxito cuando, en las compañías con las que trabaja, se avanza en las siguientes cuestiones: 

Política de tolerancia cero a la violencia laboral según los lineamientos del C190 de la OIT.

Cantidad y participación de mujeres incorporadas en los equipos desbalanceados y por nivel jerárquico.

Proceso de selección revisado y ajustado con perspectiva de inclusión (guía de entrevistas, fuentes de reclutamiento, formación en sesgos de género).

Licencias de cuidado equitativas (entre hombres y mujeres).

Adecuación de la Infraestructura: uniformes, lactarios, baños, vestuarios y campamentos adecuados para hombres, mujeres y personas de otras identidades.

Además, otro logro que sostienen las directoras de Grow es que las empresas "logran atraer y retener al mejor talento. Las organizaciones que trabajan en diversidad logran ser atractivas para las mujeres y personas de otras identidades. Aprovechar el pool de talento de una sociedad sin dudas es una ganancia", concluye Carolina.

Temas relacionados
Más noticias de mujeres
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.