Salud

Caminata a intervalos: cómo poner en práctica la forma de caminar que tiene un impacto similar a un entrenamiento HIIT, potencia los músculos y quema calorías

Incorporar la caminata en intervalos en tu vida diaria puede ayudar a mantener un peso saludable y prevenir enfermedades.

En esta noticia


La caminata a intervalos es una práctica que se asemeja al entrenamiento HIIT y está ganando cada vez más atención en el mundo del fitness por sus beneficios para la salud y el físico: esta forma de caminar impulsa el ritmo cardíaco, fortalece los músculos y ayuda a quemar calorías de manera efectiva. 

En esta nota, exploraremos cómo poner en práctica esta técnica y los resultados que puede ofrecer para mejorar la salud y la condición física

Ciruelas pasas: por qué son las mejores aliadas para combatir los antojos de forma saludable y cuál es la cantidad que podés comer por día

Horóscopo: los 4 signos del zodíaco que van a encontrar el amor en mayo, según la astrología

Caminata a intervalos: ¿cómo se practica para aprovechar todos sus beneficios?

La caminata en intervalos, una práctica que se asemeja al popular HIIT, pero adaptada al movimiento natural de caminar, está emergiendo como una herramienta poderosa para mejorar la salud cardiovascular, fortalecer los músculos y facilitar la pérdida de peso

Este enfoque dinámico de ejercicio implica alternar entre períodos de alta intensidad y recuperación, ofreciendo beneficios similares a los del entrenamiento de intervalos de alta intensidad. 

La caminata en intervalos puede realizarse en cualquier lugar, sin necesidad de equipo especializado. (Foto: Freepik) 

Además de su impacto positivo en la salud, la caminata en intervalos es fácilmente adaptable a diferentes niveles de condición física y puede ser realizada en cualquier lugar con poco o ningún equipo necesario. Esta versatilidad la convierte en una opción atractiva para personas de todas las edades y condiciones físicas.

Una pregunta común entre aquellos que consideran adoptar esta práctica es cómo llevarla a cabo de manera efectiva. Afortunadamente, el proceso es relativamente simple: se trata de alternar entre períodos de caminata rápida o con inclinación y períodos de recuperación a un ritmo más tranquilo.

Michele Stanten, experta en ejercicio físico de la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Harvard, recomienda empezar con intervalos cortos, como caminar rápido durante 15 segundos, seguidos de un minuto de caminata a ritmo normal para recuperarse, y luego ajustar la duración y la intensidad según la capacidad individual.

Ya sea que estés buscando mejorar tu salud cardiovascular, fortalecer tus músculos o perder peso, la caminata en intervalos ofrece una opción efectiva y accesible para alcanzar tus objetivos de fitness.

Alternar entre periodos de alta intensidad y recuperación durante la caminata puede acelerar el metabolismo y promover la quema de calorías. (Foto: Freepik) 

Semillas de chía: cada cuánto es correcto consumirlas, cuáles son sus beneficios y cuáles son los cuidados que hay que tener

Los 10 licuados sanos y riquísimos para arrancar el día con mucha energía: cuáles son las frutas que podés usar y qué debeés tener en cuenta para prepararlos

Beneficios de la caminata en intervalos

Los beneficios de la caminata en intervalos son diversos y abarcan tanto la salud física como mental. Acá hay algunos de los principales beneficios:

  • Mejora de la salud cardiovascular: la caminata en intervalos ayuda a fortalecer el corazón y los pulmones, mejorando la capacidad cardiovascular y reduciendo el riesgo de enfermedades cardíacas.

  • Quema de calorías: alternar entre periodos de alta intensidad y recuperación durante la caminata puede aumentar la quema de calorías, lo que puede contribuir a la pérdida de peso o al mantenimiento de un peso saludable.

  • Fortalecimiento muscular: al caminar a un ritmo más rápido durante los intervalos intensos, se activan y fortalecen diversos grupos musculares, incluidos los músculos de las piernas, los glúteos y el core.

  • Aumento del metabolismo: la caminata en intervalos puede aumentar temporalmente el metabolismo basal, lo que significa que seguirás quemando calorías incluso después de haber terminado el ejercicio.

  • Adaptabilidad: esta forma de ejercicio es adecuada para personas de todas las edades y niveles de condición física, y puede adaptarse fácilmente según las necesidades individuales.

  • Menor impacto en las articulaciones: a diferencia de algunas formas de ejercicio de alta intensidad, la caminata en intervalos tiene un impacto relativamente bajo en las articulaciones, lo que la hace más segura y accesible para muchas personas.

  • Reducción del estrés: el ejercicio aeróbico, como la caminata en intervalos, puede ayudar a reducir los niveles de estrés y ansiedad, promoviendo una sensación de calma y bienestar.

  • Mejora del estado de ánimo: la actividad física regular, incluida la caminata en intervalos, puede estimular la liberación de endorfinas, neurotransmisores que pueden mejorar el estado de ánimo y reducir los síntomas de la depresión.

  • Mayor energía y vitalidad: incorporar la caminata en intervalos en tu rutina diaria puede aumentar los niveles de energía y mejorar la sensación de vitalidad y bienestar general.

  • Control de la glucosa en sangre: la caminata en intervalos puede ayudar a regular los niveles de azúcar en sangre, lo que puede ser beneficioso para personas con diabetes o en riesgo de desarrollar la enfermedad.
Temas relacionados
Más noticias de ejercicio
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.