Consejos

Los ejercicios que no tenés que hacer si querés adelgazar: no sirven para mucho y presentan estos peligros para tu cuerpo

No todos los entrenamientos son igualmente beneficiosos para el cuerpo; algunos pueden causar más daño que beneficio.

En esta noticia

Si querés adelgazar, tenés que saber que no todos los entrenamientos hacen bien al cuerpo. Hay una serie de ejercicios que, si no se hacen de forma correcta, presentan peligros para tu cuerpo. 

En este sentido, ejercicios aparentemente simples como los abdominales o el fortalecimiento de pectorales pueden convertirse en fuentes de problemas musculares o de espalda si no se ejecutan correctamente.

Chau pan rallado: las 11 alternativas saludables y sin gluten para preparar milanesas y otros alimentos empanados

¿Por qué a veces olvidamos lo que estamos por hacer? Un neurólogo explica cómo funciona el cerebro y qué es lo que pasa cuando no recordamos cosas de nuestra vida diaria

La experta Lisa Hoehn, dio a conocer en el sitio de The Post Game, la importancia de evaluar nuestra rutina de ejercicios y corregir cualquier error antes de avanzar al siguiente nivel

La ejecución correcta de los movimientos durante el ejercicio es fundamental para prevenir lesiones y optimizar los resultados (Fuente: Unsplash)

A continuación descubrí las 5 rutinas de ejercicios comunes que solemos hacer mal y los peligros que conllevan para nuestro cuerpo, según recopiló el portal El Confidencial

Abdominales

Es frecuente que, al realizar abdominales de forma incorrecta, terminemos dañando el cuello y la espalda, provocando contracturas musculares. 

En lugar de enfocar el esfuerzo en los músculos abdominales, utilizamos la espalda, el cuello e incluso la cabeza para elevarnos, lo que puede generar desequilibrios musculares y problemas de espalda a largo plazo.

La ejecución incorrecta de abdominales puede resultar en daños en el cuello y la espalda debido a la utilización incorrecta de los músculos (Fuente: Unsplash)

La plancha

Si se ejecuta correctamente, debería fortalecer los músculos abdominales y reducir el riesgo de dolor de espalda en el futuro. 

Sin embargo, al arquear la espalda para mantenernos en posición, podemos dañar las lumbares y los omóplatos. Es fundamental mantener la posición correcta y enfocar la fuerza en los músculos abdominales.

Entrenamiento Peck Deck

Aunque el Peck Deck está diseñado para fortalecer los músculos del pecho, su uso puede poner la articulación del hombro en una posición vulnerable, especialmente al abrir y cerrar la máquina. 

  • Esto puede causar lesiones en los hombros y el cuello, especialmente en personas con problemas de espalda previos.
La acción de abrir y cerrar la máquina del Peck Deck puede ejercer presión sobre los hombros, aumentando el riesgo de lesiones (Fuente: Pexels)

Levantamiento de pesas en banco 

Este ejercicio, si bien es efectivo para fortalecer el pecho y los tríceps, puede ejercer una gran presión sobre los omóplatos debido a la limitación de movimiento que impone el banco. 

Esto puede resultar en lesiones en los músculos rotadores del hombro y se desaconseja su realización en solitario.

Un descubrimiento científico reveló cuál es la forma de aumentar la masa muscular de tu cuerpo

Saludable a los 50, los 60 y los 70 años: cuáles son las vitaminas que no te pueden faltar en tu organismo, según tu edad

Ejercicios de pectorales

Es clave distribuir adecuadamente el peso del cuerpo al realizar ejercicios de pectorales para evitar forzar la espalda, el cuello o las rodillas.

En muchos casos, se ejerce una presión indebida sobre estas articulaciones, lo que puede resultar en lesiones a largo plazo.

Corregir estos errores y enfocar nuestros esfuerzos en realizar los ejercicios de manera correcta nos ayudará a evitar lesiones y también nos permitirá obtener mejores resultados en nuestra rutina de ejercicios.

Los 4 beneficios de hacer ejercicio

Si se lleva adelante una rutina adecuada y adaptada a uno mismo, hacer ejercicios tiene grandes beneficios para la salud.

  • Mejora la salud cardiovascular: el ejercicio regular fortalece el corazón y mejora la circulación, lo que puede reducir el riesgo de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

  • Incrementa la salud mental: actividades como correr, nadar o incluso caminar incrementan la producción de endorfinas, mejorando el estado de ánimo y reduciendo el estrés y la ansiedad.

  • Fomenta la pérdida de peso: el ejercicio físico ayuda a quemar calorías y, combinado con una dieta adecuada, puede contribuir a la pérdida de peso y al mantenimiento de un peso saludable.

  • Mejora la fuerza y flexibilidad: los entrenamientos regulares aumentan la fuerza muscular y la flexibilidad, lo que puede mejorar la calidad de vida y reducir el riesgo de lesiones.

Es fundamental buscar la orientación de un profesional de la salud o un entrenador físico certificado antes de comenzar cualquier nuevo programa de ejercicios.

Temas relacionados
Más noticias de entrenamiento
Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.