Cuidar el bolsillo

Tarjetas: cómo pagar consumos en dólares sin el impuesto PAÍS

La brecha entre el dólar blue y el ahorro hace que sea cada vez menos beneficioso pagar los gastos en divisas con los pesos de la cuenta


La brecha entre el dólar blue y el ahorro hace que hoy sea más conveniente pagar los consumos en divisas de la tarjeta de crédito adquiriéndolos en el mercado paralelo, para luego depositarlos en la cuenta, que pagarlos en pesos.

A pesar que los consumos en dólares con tarjetas de crédito se retrajeron y hoy representan sólo el 25% de los registrados previo a la pandemia, hay muchas personas que siguen comprando bienes en el exterior o incluso pagan abonos como Netflix, cuentas en la nube o Spotify en divisas mientras que algunas pocas aún continúan viajando.

En este contexto y ante la diferencia que surge entre la cotización del blue y el dólar ahorro, muchos argentinos vuelven a preguntarse cómo les conviene pagar esos consumos.

El dólar blue asciende a $ 151 mientras que el ahorro alcanza los $163,89, lo que marca una brecha de 8,5%, que puede capitalizar el consumidor.  

En esta línea, si bien uno puede deducir del dólar también denominado solidario la retención del 35% del Impuesto a las Ganancias o Bienes Personales, la realidad es que hay que esperar hasta abril del próximo año para poder realizarlo, con lo cual con una inflación anual esperada de 50%, igualmente se registra una perdida real de poder adquisitivo.

Sin embargo, muchos argentinos que hoy quieren abonar sus consumos con los dólares que tienen en su cuenta de ahorro o incluso depositándolos,  se ven con problemas para poder realizarlo porque en los bancos les cobran tanto el impuesto PAÍS del 30% como la retención del 35% y luego no se los devuelven.

"Por un procedimiento administrativo que los bancos tienen no se están cobrando los consumos en dólares con los depositados en las cuentas. Por más que reclame el usuario, ese beneficio no se puede obtener", confirmó a El Cronista Damián Di Pace, director de la consultora Focus Market. 

Cómo evitar el cobro del impuesto país

Desde los bancos, explican que la clave, para aquellos que tengan consumos en dólares y quieran abonarlos en esa moneda, radica en hacerlo desde el home banking entre la fecha de vencimiento del resumen y hasta 72 horas antes del próximo cierre. En este sentido, para evitar que se utilicen los pesos de la cuenta para abonar el saldo, es imprescindible detener transitoriamente el débito automático. 

"En ese caso, en el próximo resumen se le devolverán los impuestos y percepciones cobradas. Si el pago lo realiza fuera de ese plazo, o bien el consumo entró pesificado por el comercio, no corresponderá la devolución de impuesto", argumentan desde una de las principales entidades financieras del país.

Ésta metodología figura dentro las páginas web de varios bancos del país. Es así que desde el sitio del Santander aclaran: "Si pagás el saldo de tu tarjeta en dólares en dicha moneda se te reintegrará a posteriori, tanto el Impuesto País como la percepción del 35%, a cuenta del Impuesto a las Ganancias o Bienes Personales".

Y remarcan que si el usuario cuenta con débito automático deberá antes del vencimiento de la tarjeta realizar el stop debit e "ingresar el pago en dólares de su saldo en usd y el de pesos de su saldo en pesos". 

"En caso de no realizar el stop debit, el banco debitará el saldo restante para completar el pago total (incluyendo el impuesto PAIS y la percepción del 35% a cuenta del Impuesto a las Ganancias o Bienes Personales)", advierten en su misma página web.  

Tags relacionados

Comentarios

  • S

    sebaseba

    09/05/21

    Lo explicaron exactamente al revés: para pagar con dólares, hay que hacerlo entre el día de cierre de la tarjeta y 72 horas hábiles antes del vencimiento, cosa que esté acreditado cuando intenten pesificar el saldo pendiente y/o hacer el débito automático. Después de que venció, la deuda pasa automáticamente a pesos.

    2
    0
    Responder
  • VR

    Virginia Ramos

    07/05/21

    Las personas que trabajan en negro que no tiene tarjeta y menos comprar un kilo de carne, que apenas llegan con el fin, ponganse en los zapatos, que hay mucha gente que no puede ni comprar un dólar.

    1
    7
    Responder