Deuda americana

Se acentúa el pánico por un default en EE.UU. pero un gurú de Wall Street advierte sobre una histórica oportunidad

La deuda alcanzó ese techo en enero. Sin un acuerdo en el Congreso, crecen los riesgos de un default. Se disparan las tasas de los bonos del Tesoro americano

En esta noticia

Los principales índices accionarios americanos abren a la baja. Hay temor en Wall Street por un eventual default de la deuda americana.

A causa del mayor riesgo de un incumplimiento, la deuda americana se desploma y suben con fuerza los rendimientos.

En ese sentido, grandes gurúes de Wall Street ven oportunidades en los bonos americanos.

Las acciones argentinas de petróleo y gas suben más del 100%, se desacoplan del mundo y ven más oportunidades

La deuda argentina sufre más que la de emergentes pero señalan oportunidades

Apertura bajista

Tanto el Dow Jones, el S&P500 como el Nasdaq operan en negativo. El Dow Jones baja 0,2%, el S&P500 retrocede 0,45% y el Nasdaq pierde 0,51 por ciento.

En lo que va del año, el Nasdaq gana 21%, seguido por el S&P500 con avances de 7,5% y del Dow Jones que se recupera 1,3% en 2023.

En Europa también se evidencian bajas, con el Stoxx50 cayendo 0,76 por ciento.

El CAC40 de Francia es la bolsa que más cae en el Viejo Continente, perdiendo 0,76%, seguido por el FTSEMIB de Milán que cae 0,6 por ciento.

Temor a un default americano

La deuda del Gobierno de Estados Unidos está al límite de su capacidad establecida por el Congreso. 

Actualmente, el techo de la deuda está fijado en u$s 31,4 billones, equivalente a aproximadamente el 120% de la producción económica anual del país.

La deuda alcanzó ese techo en enero y el Departamento del Tesoro ha mantenido las obligaciones justo dentro del límite al suspender las inversiones en algunos fondos de pensiones federales mientras continúa tomando prestado de los inversionistas.

Sin embargo, el Tesoro advirtió la semana pasada que podría tener que dejar de pedir prestado por completo. Debido a que el Tesoro pide prestado cerca de 20 centavos por cada dólar que gasta, en ese momento Washington comenzaría a dejar de pagar a los acreedores a los ciudadanos o a ambos.

Es decir, crecen los riesgos de un default americano el primero de junio si es que el Congreso no aprueba una ampliación del límite de la deuda.

De esta manera, el presidente Joe Biden se sentará con el republicano y presidente de la Cámara, Kevin McCarthy, en su primera reunión en tres meses.

Ambos enfrentan presiones para llegar a un acuerdo sobre el techo de la deuda antes de que se llegue a un incumplimiento de pago sin precedentes y que el mismo cause daños en la economía estadounidense.

La reunión del martes marca un hito clave, pero las expectativas de un gran avance son bajas.

McCarthy insiste en recortes de gastos y reducción del déficit a cambio de elevar el límite de la deuda, mientras que Biden quiere que se aumente como condición para cualquier negociación fiscal.

Para incrementar la presión, la secretaria del Tesoro, Janet Yellen, ha estado alertando en los medios las consecuencias que podía tener en la economía un default de EE.UU. 

El mercado toma nota

A causa de que el mercado ve mayores riesgos de un eventual incumplimiento, los rendimientos de la deuda soberana americana se disparan.

En especial se ve un fuerte rally en los rendimientos de la deuda, en especial el tramo más corto.

Los bonos del Tesoro americano a un mes evidenciaron un fuerte rally en sus tasas, alcanzando máximos históricos.

Actualmente operan con tasas de 5,35%, superando los máximos de 5,1% alcanzados durante la crisis de 2005 y 2006. 

La tasa a 2 meses también se disparó a máximos, operando en 5,1 por ciento.

En esa misma línea, los seguros contra default de la deuda americana también se dispararon a máximos históricos.

Se ubican incluso encima de valores muy superiores a los vistos durante la crisis de 2008 así como también durante la crisis de 2011, en la que también se dio una crisis en relación al límite de la deuda.

Sin embargo, estos valores de los rendimientos de los bonos comienzan a ser vistos como una oportunidad para Wall Street.

Bill Gross, exdirector de inversiones de PIMCO., recomendó comprar letras del Tesoro a corto plazo, esperando que el problema del techo de la deuda finalmente se resuelva.

"Es ridículo. Siempre se resuelve, no es que sea un 100% de posibilidades, pero creo que se resuelve", dijo Gross en ETF IQ de Bloomberg Television el lunes.

"Sugeriría a aquellos que están menos preocupados, como yo, que compren letras del Tesoro a uno o dos meses a una tasa mucho más alta que la que pueden obtener de los bonos del Tesoro a más largo plazo", dijo Gross.

Además, recordó que "el problema en el pasado resultó en que las tasas de las letras del Tesoro se acercaran al punto de incumplimiento potencial, moviéndose al alza en 50 o 100 puntos básicos", dijo Gross. "Lo han hecho esta vez".

Por su parte, desde el fondo de inversión Pictet Asset Management remarcaron que si bien no esperan que el Tesoro de los EE. UU.  entre en incumplimiento de pago de sus deudas, las preocupaciones sobre el límite máximo de la deuda federal han causado distorsiones en el mercado de letras del Tesoro a corto plazo.

"Cuanto más duren las incertidumbres sobre el techo de la deuda, mayor será la angustia sobre las perspectivas de los activos de riesgo y la economía estadounidense. Dadas las circunstancias, seguimos cómodos con nuestra posición sobreponderada en los bonos del Tesoro estadounidense", comentaron desde Pictet Asset Management. 

Temas relacionados
Más noticias de Deuda

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.