Política monetaria de la Fed

Reunión de la Fed: cuáles son las apuestas y los temores que enfrenta el mercado ante la decisión de tasas

Hoy se reúne el Comité de Política Monetaria de la Fed. Se espera una nueva suba de tasas que se conocerá recién el miércoles, dado que la inflación no está mostrando síntomas de desaceleración y el empleo se mantiene firme.

Semana clave en Wall Street y en los mercados financieros. Toda la atención se centra en cual va a ser finalmente la decisión de tasas de la Reserva Federal en la actual reunión de política monetaria.

La aceleración inflacionaria generó mayores especulaciones con una Fed aún más contractiva de lo que previamente se esperaba.

Alerta dólar: el mercado de futuros anticipa un verano cambiario caliente con devaluación por las nubes

BCRA subió la tasa 550 puntos a 75% para frenar al dólar y pelear con los precios

Esperando una nueva suba de tasas

El miércoles se conocerá la decisión de tasa de interés por parte de la Fed. Se espera que eleve el costo del dinero en 75 puntos básicos.

Es una medida muy agresiva y viene a continuar con las recientes subas de tasas ya que la Reserva Federal en su última reunión subió la tasa en 75 puntos básicos, el mayor aumento para una reunión de política monetaria desde los años 80´.

A lo largo de todo el año, la inflación en EE.UU. ha sido el tema protagonista en Wall Street. La semana pasada fue la variable clave en el mercado ya que la misma resultó peor de lo esperado.

Es decir, si bien la inflación bajo al 8,3%, la desaceleración inflacionaria mostró que la baja de la misma está siendo más lenta de lo que esperaba el mercado.

Se esperaba una baja de la inflación al 8,1% y término siendo 8,3%, una caída menor a la esperada.

Por otro lado, la inflación core subió del 5,9% al 6,3%, subiendo más de lo esperado (6,1%) y mostrando una resistencia a la baja en la dinámica de precios.

Estos datos gatillaron una especulación más acentuada en ver una Fed aún más contractiva en su política monetaria.

Tras el mal dato de inflación de la semana pasada, el mercado descartó las chances de que la Fed eleve el costo del dinero en tan solo 50 puntos básicos y comenzó a ponderar las chances de ver un hike de 100 puntos básicos.

El mercado anticipa con un 84% de probabilidad que la volverá a subir en 75 puntos básicos y un 16% de chances de ver una suba de 100 puntos básicos.

Las chances de ver un hike de 50 puntos básicos no están siendo priceadas en el mercado, habiéndose descartado luego del dato de inflación de la semana pasada.

Juan Manuel Franco, economista jefe de Grupo SBS, advirtió que la semana que pasó confirmó que la inflación en Estados Unidos lejos está de haber iniciado un sendero decreciente, con una sorpresa negativa en la inflación núcleo.

En ese sentido, Franco espera un hike de 75pbs en la tasa de referencia de la Fed luego de la reunión del FOMC de esta semana, en línea con la expectativa del mercado.

Los analistas de Balanz afirmaron que la sorpresa inflacionaria cementó la suba de 75pbs en esta reunión, mientras que llevó al mercado a incorporar una tasa de política monetaria de 4.5% para marzo 2023.

"La sorpresa inflacionaria de agosto en Estados Unidos y Europa, junto al duro mensaje enviado por Powell en Jackson Hole, cementaron la idea en los inversores de que las tasas de interés continuaran subiendo. Sin embargo, el mercado continúa esperando un corte en la política monetaria para el segundo semestre del año que viene, algo que queda muy distante de los últimos comentarios realizados por los miembros de la Fed", dijeron desde Balanz.

Una Fed hawkish y riesgos recesivos

La Fed se ha tornado muy agresiva en su política monetaria este año. Subió la tasa 4 veces, pasándola desde niveles de 0% al 2,5% actual.

En la reunión de julio, la Fed subió la tasa en 75 puntos básicos, siendo su mayor aumento para una reunión de política monetaria en más de 40 años.

Actualmente la Fed sigue estando detrás de la curva ya que las tasas del tramo más corto, a 2 años, se ubican en niveles de 3,86%, y la tasa de la Fed en 2,5%, sumado a que la aceleración inflacionaria coloca al ritmo de suba de precios aún en máximos de 40 años.

El hecho de que suban las tasas del mercado implica que los bonos están operando a la baja y con mayor volatilidad.

Analizando la curva de deuda soberana, la misma se encuentra invertida y refleja riesgos de recesión en el mediano plazo.

De hecho, más de la mitad de los tramos dentro de la curva están invertidos y cada vez que eso ocurre, los riesgos de una recesión se incrementan.

El mercado teme que la suba de tasas de la Fed provoque un contexto de hard landing y que la Fed no pueda evitar una recesión dura.

Azad Zangana, Senior European Economist & Strategist de Schroders, remarcó que las tasas de interés en todo el mundo están aumentando a un ritmo alarmante, ya que los bancos centrales admiten que la inflación está cada vez más arraigada, en lugar de ser solo una serie de shocks transitorios.

Zangana advierte que con la reciente suba de tasas de la Fed, la tasa de interés más importante para la economía mundial se ha quintuplicado en tan solo tres meses.

"Esto ha tenido un impacto muy negativo tanto en los bonos del gobierno en todo el mundo (con un aumento de los rendimientos y una caída de los precios), como en los activos de riesgo, como los precios de las acciones. Para muchos, esto se siente como el amanecer de un nuevo régimen en la política monetaria y los mercados financieros", advirtió.

En ese sentido, el estratega de Schroders explicó que el nuevo régimen de tasas de interés significa que ahora el mercado espera que las economías de los EE.UU., el Reino Unido y la eurozona entren en recesión en el transcurso del próximo año.

"Estos tres mercados experimentarán caídas significativas en la producción en el transcurso del próximo año, y las perspectivas para la economía mundial son sombrías", alertó.

Desde Schroders han rebajado notablemente el crecimiento económico mundial en el nuevo pronóstico de referencia de Schroders, y ahora se pronostican recesiones para EE.UU., la eurozona y el Reino Unido, mientras que la mayoría de los mercados emergentes también experimentarán un crecimiento más lento.

Desde la casa global de inversiones, para EEUU rebajaron la proyección de crecimiento económico del 2,6 % en mayo al 1,7 % para 2022 esperan que el crecimiento mundial se desacelere del 5,9% al 2,6 % este año y al 1,5 % en 2023 (anteriormente 2,7 %). 

Para EEUU rebajaron la proyección de crecimiento económico del 2,6% en mayo al 1,7% para 2022.

Finalmente, desde Portfolio Personal Inversiones (PPI) señalaron que la mayor inversión de la curva actúa como predictor de recesión en un contexto donde la inflación devuelve niveles preocupantemente altos de forma consistente.

"La Fed tiene mucho trabajo por hacer y el mercado analiza el efecto de la política monetaria contractiva en la actividad. En este marco, tiene sentido el ‘risk off' en los mercados del mundo recientemente", sostuvieron.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios