Mercados

Bonos argentinos extienden la racha: operaron en rojo todos los días desde que empezó el año

Factores locales y el contexto global vienen golpeando sin tregua a la deuda argentina. Con el acuerdo con el FMI dilatándose, los inversores se tornan aún más negativos.

Wall Street arranca la jornada a la baja después de que los balances de los bancos arrojaran resultados peores que los esperados. El mercado se vuelve a alejar de sus máximos y se aceleran las bajas evidenciadas en el día de ayer. 

En este contexto, los bonos argentinos se acoplan a la debilidad global. Operan otra vez en rojo, regresan a zona de mínimos y se encaminan a extender una racha negativa que no se vio interrumpida un solo día desde que comenzó el año. Es que los bonos en dólares operaron a la baja todos los días de 2022. 

Todos los tramos de la curva abren a la baja

La parte más corta evidencia caídas de 1,09% en el caso del Global 2029 y de 1,27% en el del Global 2030. 

En el tramo medio, los Globales 2035 y 2038 muestran mermas respectivas de 1,2% y 1,17%, mientras que en el extremo más largo es donde más abultadas se presentan las pérdidas, con una baja de 1,82% para el Global 2041 y de 2,1% para el bono a 2046.

En el acumulado del último mes, los bonos caen hasta 10,65%. Con esta nueva baja, los títulos más cortos pasan a rendir 25% mientras que en el tramo más largo la deuda se acerca a rendimientos del 20%.

Ante este escenario, el riesgo país se dispara y vuelve a acercarse a niveles de 1900 puntos. El indicador que mide JP Morgan abre el viernes en 1863 puntos básicos y de esta manera sube 72,5% desde el canje de deuda llevado a cabo en septiembre de 2020, cuando el Gobierno reestructuró u$s 65.000 millones con acreedores privados.

Todos los tramos de la curva soberna argentina operan con paridades debajo del 35%, lo cual implica que el mercado asigna altas probabilidades de ver un evento crediticio debido a que desconfía de la capacidad y/o voluntad de pago del Gobierno respecto de sus compromisos de deuda.

Desde Portfolio Personal Inversiones (PPI) hicieron hincapié en el hecho de que no haya habido, hasta ahora, una sola rueda positiva para los Globales en lo que va de 2022.

En lo que va del año, el Global 2030 operó todos los días a la baja. Cayó todos los días del 2022 Acumula una baja del 11,5%, lo cual elevó la probabilidad de default al 95% y las paridades colapsaron.

"Sin avances con el FMI y a pesar del mejor clima para emergentes estas últimas tres ruedas, los bonos argentinos apuntan a cerrar otra semana en rojo (-1,9% y -2,9%). Así, en apenas las dos primeras semanas del año, los títulos se desplomaron entre 8,4% y 9,3%. La posibilidad de un rápido acuerdo con el Fondo se esfuma y la falta de avances profundiza el sentimiento negativo para la deuda", dijeron desde PPI.

A su vez, resaltan que las negociaciones se dan a contrarreloj con pagos por u$s 2879 millones al FMI en marzo, y con reservas en estado crítico que aumentan las probabilidades de un atraso en el cumplimiento.

Los ADR argentinos en Wall Street operan mixtos. Del lado bajista se destaca Despegar, Telecom y Ternium que bajan 1,5%, 1,1% y 1,04%.

Entre las que mas suben se encuentran Tenaris, YPF. Cresud y BBVA con avances de entre 3,3% y 2,2%.

Wall Street bajo presión

A nivel internacional, los principales índices americanos también abren en rojo. El Dow Jones, el S&P500 y el Nasdaq muestran una apertura bajista el viernes, con caídas respectivas de 0,62%, 0,65% y 0,81%.

A partir de la baja actual, los principales índices bursátiles de Nueva York acumulan caídas que llegan hasta 6,4%, en el caso del Nasdaq, y hasta 3%, en el del S&P 500.

En Europa, las acciones también operan con pérdidas. En promedio las acciones caen 1,19% medidas por el Stoxx600. La bolsa de Italia es la que más retrocede, con una baja de 1,3%, seguida por el CAC40 de Francia y el DAC30 de Alemania, que ceden 1%.

Las acciones operan con presiones bajistas después de balances de los bancos que decepcionaron a los inversores.

Las acciones de JP Morgan Chase retroceden un 4% después de que el banco dijera que sus ganancias del cuarto trimestre habían caído un 14%. 

Por su parte, las acciones de Citigroup caen un 4,1% después de que el banco dijera que sus ganancias del cuarto trimestre cayeron un 26%.

Por su parte, BlackRock registró ganancias trimestrales más altas y las ganancias del mercado elevaron los activos bajo administración de la firma de inversión por encima de los $ 10 billones. A pesar de eso, las acciones bajaron un 2% antes de la comercialización.

Mientras tanto, las acciones de Wells Fargo subieron un 1,6% después de que el banco informara que las ganancias aumentaron un 86% en los últimos tres meses de 2021.

Desde el lado macroeconómico, se supo que las ventas minoristas de EE.UU. cayeron un 1,9% en diciembre debido al aumento de la variante Ómicron y la inflación, dijo el viernes el Departamento de Comercio.

Las ventas minoristas se ajustan por variaciones estacionales, pero no por inflación, por lo que los avances del año pasado se ven frenados por aumentos de precios históricamente altos.

El índice de precios al consumidor, una medida principal de la inflación subió un 7% en diciembre, el ritmo más rápido desde 1982.

Los analistas de Cohen remarcaron que la inflación al consumidor norteamericano fue de 0,5% en diciembre, cerrando el año 2021 en 7%, lo cual deja que el acumulado anual alcanzó su valor más elevado en 39 años.

"La inflación núcleo aumentó 0,6% en el último mes, acumulando un alza de 5,5% en 12 meses. De esta forma, el IPC core superó tanto el resultado de noviembre como las expectativas -ambos en 0,5% m/m-, lo que demuestra la no estacionalidad de los precios, ya que mientras el índice disminuye, el IPC core aumenta. Estos datos aumentaron la presión sobre la Reserva Federal, que deberá decidir si efectivamente inicia el proceso de suba de tasas en marzo", dijeron. 

Tags relacionados

Compartí tus comentarios