Los 7 métodos para ahorrar que recomiendan los 'traders': cuál se ajusta más a tu bolsillo

Tener la constancia para ahorrar requiere dedicación, por eso hay que saber elegir el sistema que más se ajusta a tu personalidad

Empezar a ahorrar es una decisión que se toma en un momento determinado. Lograr hacerlo, en cambio, es una tarea de todos los días que requiere constancia, paciencia y resolución. Por eso, tener un método y seguirlo meticulosamente es fundamental para tener éxito.

Sin embargo, hay muchos métodos y, aunque en esencia son parecidos y el resultado es el mismo -gastar menos de lo que ingresa-, tienen pequeñas variaciones. Son esas diferencias las que hacen que uno sea más adecuado para un tipo de personas que otros.

Estos siete métodos te pueden servir para encontrar el tuyo.

1. Kakebo, el método japonés

Nacido a principios del siglo XX en Japón, el kakebo consiste en anotar, primero, los gastos e ingresos fijos (sueldo, agua, luz, Internet) para saber, al inicio de cada mes, cuánto dinero nos quedará disponible para el resto de desembolsos. Después, cada vez que se haga algún gasto, se debe apuntar en el día y la sección que corresponda. Hay que ser constantes y no dejar nada sin registrar, por mínimo que sea el gasto.

2. Método ALP

Si se elige el método ALP (aparta lo primero) apenas se acredita el ingreso principal (salario, jubilación o el principal cliente) hay que destinar una cantidad fija para el ahorro. El resto se usará para vivir durante el mes. La idea es que sin ese dinero, los gastos se acomodarán a la plata que quede en la cuenta bancaria. Para iniciarlo, primero hay que sumar todos los ingresos que habrá en el hogar durante el mes. Después sumar los gastos imprescindibles, por un lado, y aquellos que son por mero gusto. Ese total se le resta a los ingresos y lo que sobre es el ahorro.

3. El reto de las 52 semanas

Este método consiste en poner dinero durante 52 semanas en una lata, bote o caja. El reto obliga a meter cada semana la cantidad de dinero equivalente al número de la semana que toca. En la semana uno se deposita $ 100 o u$s 1, en la semana dos, $ 200 o u$s 2 y así sucesivamente. Al final del año se habrán ahorrado $ 137.800 o u$s 1378.

4. El reto de los 30 días

La idea es igual al anterior, pero se guarda de u$s 1 o $ 100 por día. Al final del mes se habrá ahorrado u$s 465 o $ 46.500. Si los ingresos no son altos, se puede destinar menos (por ejemplo $ 10 el primer día). Lo importante es iniciar el hábito de ahorrar.

5. Método de ahorro Harv Eker

En su libro 'Los Secretos de la Mente Millonaria', Harv Eker propone un sistema para repartir los ingresos en porcentajes y así empezar a ahorrar:

55 % destinado a necesidades básicas: casa, agua, alimentos...
10 % para ahorro: este dinero no se puede tocar para nada.
10 % para formación: libros, material de oficina, cursos, exposiciones, etc.
10 % para inversiones a largo plazo: gastos más grandes que harás en el futuro, como sacar el permiso de conducir, un viaje familiar o renovar los muebles del salón.
10 % para invertir en ocio o algún capricho.
5 % para donaciones.

6. Método de los sobres

@lararunno03

Eeey.. tamo d vuelta!!! %uD83E%uDD2A, ahora vamos con $100.000 en 100 días! ##ahorro ##ahorroenpareja ##ahorrar ##ahorrardinero ##viral ##ahorro2021 ##ahorrochallenge

%u266C Calm LoFi song(882353) - S_R

El método de los sobres es una técnica que tiene cerca de 80 años, pero sigue siendo eficaz. Hay que reunir todo el dinero en efectivo y hacer cuentas de los gastos que se tendrán ese mes. Una vez que se sabe ya cómo se deben dividir los ingresos, se buscarán varios sobres, se marcará cada uno con el gasto destinado a esa necesidad y se meterá la cantidad necesaria. Una vez organizado y distribuido el dinero en sobres, sabrás cuánto dinero tienes disponible para otros gastos menos importantes. De esa cantidad, deberías apartar el 10 % y no tocarlo.

7. Alcancía y plazo fijo

El método más sencillo y básico es meter dinero en una alcancía. Puede ser un método antiguo, pero resulta eficaz y es el primer paso para adentrarse en el hábito de ahorrar. Un buen método consiste en meter en el chanchito el vuelto que sobra al hacer las compras. Cuando haya una cantidad considerable, conviene sacarlo y depositarlo en un plazo fijo, donde se obtendrá, aunque sea, un mínimo interés.

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • FB

    Fabricio Boccuti

    22/10/21

    Si bien muchas de las ideas son buenas e interesantes, aplicarlas en una situación de inflación alta donde la actualización salarial no va a la par se hace un poco difíciles, ya que la idea principal es dejar siempre un porcentaje para el ahorro y al no estar con una economía estable ese porcentaje puede mermar de un mes al otro, ojo! si la última opción del plazo fijo o tal vez de un FCI sería la mejor para un ahorrista de bajo riesgo.

    0
    0
    Responder
  • MR

    Martin Rubis

    22/10/21

    Super interesante la nota....

    0
    0
    Responder