Tensión cambiaria

La brecha toca máximos y el dólar futuro sigue mostrando expectativas de una mayor devaluación

La brecha cambiaria se dispara por encima de 150%. Es el mayor valor desde 1989. En ese contexto, las tensiones cambiarias también se trasladan al mercado de futuros. El mercado espera mayor devaluación desde agosto en adelante.

El mercado cambiario está al rojo vivo. Suben los dólares financieros y crece la brecha cambiaria. El Banco Central intenta cerrar la brecha desde abajo, acelerando la devaluación, pero la disparada del dólar blue y las cotizaciones financieras lo impiden.

Sin embargo no termina de lograrlo y aumenta las expectativas devaluatorias, las cuales se canalizan con una mayor tensión en el mercado de dólar futuro.

El Central vendió u$s 120 millones y ya sufre la peor sangría para este mes en veinte años

Las ventas silenciosas de dólares del BCRA en mercado de futuros: a cuánto ascienden

Más brecha, más devaluación

Los dólares financieros no paran de subir. Desde abril suben 60% y avanzan más de un 22% en el último mes.

El dólar blue superó la barrera psicológica de los $ 300 e incluso alcanzó los $ 330 en la jornada de hoy.

Todo esto hizo que la brecha cambiaria se dispare por encima de 150%, su mayor valor desde la hiperinflación de 1989.

Actualmente la brecha más que se duplicó desde los mínimos de abril, cuando la misma se ubicaba en niveles de 66%.

El mercado percibe una mayor tensión financiera que se traslada a una suba de los dólares libres, a una caída de los bonos y a un incremento del riesgo país.

Por lo tanto, de hecho, en las últimas jornadas el BCRA aceleró el ritmo devaluatorio a su mayor nivel desde 2020.

A medida que sube el dólar, las presiones cambiarias sobre el oficial también crecen, generando mayores expectativas de una eventual devaluación.

Ante este mayor crawling peg y dadas las señales de la macro y la política, sumado a la existencia de controles cambiarios y el acceso al MULC, el mercado percibe mayores riesgos devaluatorios que se trasladas a la curva Rofex.

Martin Yanzon, head trader de Conosur Inversiones, ve que la curva Rofex se fue desplazando hacia arriba con tasas implícitas muy elevadas.

"Hay una coyuntura por parte de los diferentes participantes del mercado que los incita a pensar que el nivel de devaluación debería acelerar. Sin embargo, ha sido un trade que no ha sido demasiado bueno. Hay una suerte búsqueda en la inminencia en la devaluación en la que el mercado no sabe cómo y cuándo se va a dar. Incluso, no se sabe si se va a dar", dijo.

La curva Rofex hoy

Con las últimas tasas del mercado, las tasas implícitas de devaluación en Rofex (TNA) se ubican en niveles superiores al 80% en todos los tramos de la curva.

Como dato interesante es que se observa un salto desde agosto en adelante en las tasas, coincidente con el fin de la cosecha. Es decir, el mercado percibe que habrá menos dólares y crecerán también las presiones cambiarias, de la mano de menos reservas por mayores gastos a la energía.

Los analistas de Grupo IEB afirmaron que en las últimas semanas el mercado de futuros tuvo mucho protagonismo.

"Ante la nueva regulación para importadores del BCRA, muchos de ellos se vieron obligados a buscar cobertura por 180 días y la curva se empinó notoriamente. Luego, la renuncia de Guzmán aumento el apetito por la cobertura cambiaria, desplazando las tasas nominales anuales (TNA) implícitas aún más para arriba. Sin embargo, en estos días el BCRA aumento su interés abierto bajando las tasas implícitas y emparejando la curva ("flat")", explicaron,

Además, agregaron que con la brecha en niveles presionando sobre el ritmo de devaluación, el mercado de futuros se encuentra atractivo, sobre todo para los importadores afectados por la nueva restricción.

"Esto se debe a que el costo de obtener cobertura más larga está disminuyendo y el poder de fuego del BCRA está acercándose a sus límites. Recomendamos seguir de cerca este mercado porque prevemos que en el futuro cercano se podría dar una posibilidad de obtener cobertura barata ante una aceleración o salto discreto del tipo de cambio oficial que parecerían necesarios", dijeron desde Grupo IEB.

Los analistas de Cohen remarcaron que existen todavía presiones devaluatorias que se perciben dentro de la curva Rofex.

"El mercado de futuros de dólar tuvo una leve caída en la semana pasada, aunque lo más llamativo fue lo ocurrido en las dos últimas ruedas. La performance semanal arrojó una caída de 1,1% que estuvo a punto de revertirse por el volumen de operaciones de los últimos dos días. La demanda se extendió a lo largo de toda la curva, con mayor énfasis en diciembre y enero", dijeron.

Además aclararon que el mejor indicador de esta situación son sus tasas efectivas que se encuentran por encima del 100%. "Para agosto y septiembre el mercado está descontando una devaluación mensual superior al 7%", detallaron.

Finalmente, desde Portfolio Personal Inversiones (PPI) dijeron que en este contexto de "muchos pesos y pocos dólares" en el Banco Central, el mercado está descontando mayor probabilidad de un salto discreto del dólar oficial o una brusca aceleración del crawling peg.

Sin embargo, consideran que el BCRA no permitirá un salto discreto, trabajando en el mercado de futuros para contener las expectativas. 

"Creemos que, antes de soltar el dólar oficial, el BCRA llevará al límite su posición vendida en el mercado de futuros, la cual totaliza u$s 9000 millones. Estimamos que la posición vendida de la autoridad monetaria se acrecentó de casi u$s 3000 millones en mayo a u$s 4700 millones en lo que va de julio, por lo que todavía tendría un margen de u$s 4300 millones para intervenir en este mercado".

Otras fuentes del mercado, en tanto, ya señalan que la entidad que preside Miguel Pesce "lleva vendidos u$s 5500 millones en lo que va del año".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios