Guerra contra la inflación: la Fed lidera el camino en la lucha contra la suba de precios

Junto con la suba de tasas, el mercado observó una proyección de tasas de la Fed más contractiva. El nuevo "DotPlot" refleja que el banco central le declaró la guerra a la inflación en EE.UU.

Como se esperaba ampliamente, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) elevó la tasa de los fondos federales en 25 puntos básicos (bps) en su reunión de marzo. Pero también señaló con firmeza que se producirán más aumentos debido a un mercado laboral ajustado y una inflación creciente.

El mercado observó una proyección más contractiva de tasas de la Fed. Es lo que en Estados Unidos llaman "DotPlot", y en esta oportunidad reflejó que el banco central inició la guerra contra la inflación.

El "DotPlot" de la Fed es un diagrama de puntos para representar la trayectoria de la tasa de interés de referencia de la Fed en las reuniones siguientes.

Los miembros del Comité de Política Monetaria (FOMC) colocan puntos en un gráfico que indican sus proyecciones para las tasas de interés futuras en los años siguientes y a largo plazo.

Esto último tema tomó especial relevancia en el corto plazo debido a que la Reserva Federal subió la tasa de interés en la última semana un cuarto de punto  por primera vez desde 2018 a la vez que proyectó (a través del Dot Plot), una suba de tasas más agresiva de lo previamente esperado.

Más subas de tasas

La previsión media de suba de tasas ahora es de un tipo de interés de los fondos federales del 1,875% a finales de 2022 (frente al 0,875 % previsto en diciembre) y del 2,750 % a finales de 2023 (frente al 1,625 % anterior).

Es decir, se espera que la autoridad monetaria norteamericana lleve a cabo otras seis subas de 25 puntos básicos este año, y otras cuatro de magnitud similar en 2023. 

De esta manera, llevaría la tasa de referencia al rango de 1,75% a 2% en diciembre, y de 2,75% a 3% hacia el final del próximo año.

Fernando Marull, economista y director de FMyA advirtió que "de concretarse el trayecto de suba de tasas de la Fed, la funds rate alcanzaría en 2023 su nivel más alto desde febrero de 2008". Funds rate es el tipo de interés al que las instituciones bancarias intercambian fondos federales a un día.

Sobre el trayecto en las tasas de interés, la Fed señaló que era probable que se produjeran "más aumentos continuos" de la tasa, así como una reducción en su hoja de balance.

De hecho, el lunes el presidente de la Fed, Jerome Powell, reiteró que en caso de ser necesario se aplicaría una política económica más contractiva.

Los analistas de Cohen advirtieron que a partir de estos comentarios, el mercado pasó a incorporar una suba de tasas más agresiva para la reunión de mayo. 

"A pesar de que los comentarios fueron similares a los de la semana previa, el presidente de la Fed aclaró que aún no se descartan subas de 50 puntos básicos (pb) durante el año. De esta forma, los mercados pasaron a pronosticar con un 70% de probabilidad una suba de 50 pb para la reunión de la Fed de mayo, frente al 30% de probabilidades antes del discurso", dijeron.

En otras palabras, la Fed se tornó más hawkish (más contractiva en su política monetaria), al proyectar un sendero de suba de tasas más agresivo respecto de lo que venía mostrando previamente.

Por otro lado, y en línea con una postura más contractiva, Powell sostuvo que la opción respecto a subir la tasa de política monetaria en 50 puntos básicos está abierta para cualquier reunión.

Desde Balanz consideran que dicho movimiento dependerá de la evolución de los datos de inflación y empleo.

"Sorpresas negativas empujarán la balanza a un movimiento mayor debido a que las condiciones iniciales en el ciclo de ajuste se encuentran muy apretadas y la Fed no tiene espacio para que las expectativas de inflación sigan subiendo más de lo que vienen haciendo".

La guerra contra la inflación

La guerra contra la inflación que acaba de declarar la Fed se da luego de que la misma superó notablemente las expectativas del mercado y se ubicó en 7,9% en febrero, su mayor valor en 40 años.

Los funcionarios proyectaron caídas más modestas en la inflación en 2023 y 2024, manteniendo la inflación significativamente por encima del objetivo del 2% de la Fed en el largo plazo.

Mariano Fiorito, CFA y Fund Manager & Strategist de Schroders, señaló que es sobre el Dot Plot de la Fed donde se evidencia un fuerte endurecimiento en el discurso de la Reserva Federal.

"En el Dot Plot de diciembre (que ya había mostrado una postura más hawkish), los miembros del FOMC anticipaban tres subas de tasa para el 2022, mientras que ahora ven siete subas (desde ahora hasta diciembre, quedan seis reuniones, lo que indicaría una suba por reunión considerando que marzo ya tuvo la primera)", dijo.

Además, Fiorito agregó que "otro factor que llama la atención es que el FOMC proyecta que, en los próximos 2 años, la tasa de referencia se ubicará por encima de lo que ellos proyectan como la tasa de largo plazo, es decir, un overshooting de la tasa en respuesta a una inflación que ya se muestra elevada con persistencia".

Una Fed más hawkish

El debate en las últimas horas en Wall Street era sobre la sorpresa hawkish que trajo el Dot Plot de la Fed.

El mercado festejó que el banco central le haya declarado la guerra abiertamente a la inflación con una postra más agresiva en su política monetaria y por ello las acciones subieron con fuerza al cierre de la semana pasada.

Mariano Fiorito agregó que si bien la Fed endureció su discurso, esto no implica una sorpresa hawkish para el mercado.

"El mercado ya anticipaba hasta ocho subas de tasa para el 2022. Ello también queda evidenciado en el gráfico anterior, donde vemos que, con la última actualización del Dot Plot, la Fed y el mercado se encuentran alineados en lo que respecta a la expectativa de la tasa de política monetaria", afirmó.

Pese a ello, el mercado ve que este ciclo de tightening (endurecimiento) de la política monetaria será más agresiva que los períodos recientes.

Esto implica riesgos recesivos ya que la aplicación de una política monetaria contractiva empuja a un enfriamiento de la actividad económica y riesgos de una recesión.

Los analistas de Econviews advierten que la proyección de tasas actual luce más agresiva incluso que otros períodos de endurecimiento de la política monetaria de la Fed.

"En el FOMC del miércoles 16, la proyección mediana para la tasa fue un rango de 1,75 a 2% a fin de año, es decir, siete subas de 25 bps en 9 meses. Esto es mucho más agresivo que el ciclo de 2017-18, cuando se tomó 13 meses para subirla la mitad. En 2023 aumentaría otros 75 bps hasta el rango 2,5 a 2,75%. Sería un ciclo comparable al de 2004-06, cuando la tasa pasó de 1% a 5,25% en 27 meses frente a una inflación que promedió el 3,4%", detallaron desde Econviews.

Por su parte, los analistas de Balanz advirtieron: "Las proyecciones de los miembros de comité de política monetaria de la Fed señalan una tasa de política monetaria en 2% en 2022 y 2,8% en 2023 y 2024, por encima del nivel neutral (2,375%). Esto llevará a la Fed a subir su tasa de política en cada reunión de este año. Los ciclos de subas de la Fed traen aparejados un aumento en el nivel de tasas (a pesar de que el mercado haya incorporado el ciclo) y un aplanamiento de la curva de rendimientos".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios