Los ADR, fuera de la fiesta de Wall Street por soja y clima de negocios

Las principales caídas son para Cresud e YPF. En tanto, los bonos avanzan y

En el día de asunción de Joe Biden, las acciones en Wall Street operaron en positivo, alentadas por resultados corporativos como los de Netflix. El S&P 500 subió 1,4% el Nasdaq saltó 2% y ambos índices tocaron nuevos máximos. Sin embargo, las acciones argentinas en Nueva York operaron con mayoría de números rojos y caídas de hasta casi 10%.

"Parte del buen ánimo del mercado americano se apoya en los balances corporativos que se vienen presentando al último trimestre de 2020, que para la economía en general no fue bueno por la desaceleración de actividad y rebrotes de casos. Netflix se disparó más de 15% luego de publicar un excelente resultado para el último trimestre del año", remarcaron en Cohen.

Los bonos locales operaron otra vez tomadores y con subas leves. Los soberanos en dólares nominados bajo ley extranjera cerraron el día con alzas del 0,7% en promedio, donde se destacó el bono GD41, que subió 1,1%. En tanto, los bonos ley local, anotaron rojos del 0,1% en promedio. La peor performance la tuvo el AL35, que cedió 0,7%. "De esta forma, las paridades se encuentran en niveles de 37/38%, con rendimientos que se ubican cerca del 16% en los ley NY, y del 17.2% en los ley Argentina", explicaron analistas de PPI.

El riesgo país operó nuevamente a la baja, cayendo 5 unidades respecto del cierre previo y para cerrar en 1428 puntos básicos.

En la renta variable, la lógica fue distinta. El índice S&P Merval cedió 0,6% pero consiguió terminar por encima de la cota de los 50.000 puntos, en 50.225 unidades.

El mercado local estuvo afectado por una cotización dispar de los ADRs en Wall Street, que terminaron mixtos. Las principales bajas las registraron los papeles de Cresud e YPF. La agrícola se desplomó casi 10%, afectada por una baja del precio internacional de la soja. En tanto, la petrolera terminó con un rojo de 6,8%, luego de que se conoció la noticia de su recambio de directorio y la reestructuración de su deuda.

"Los activos argentinos no logran acoplarse a los buenos síntomas que muestran los mercados de referencia. Con una operatoria en la necesidad de motivaciones que impulsen a cambios significativos, ya que la valorización de los activos seguirá sujeta a la misma dinámica en que se aguardan detalles con el FMI", dio en analista Javier Rava.

Al mismo tiempo, la pandemia y la crisis económica siguen pesando sobre los bonos argentinos: "Hay dudas sobre la frágil economía doméstica, junto a la preocupación sobre el aumento en los casos de Covid-19 en medio del comienzo del plan de vacunación para el personal de salud", dijeron desde Argenfunds.

Por su parte, desde Capital Market Argentina advirtieron que los activos locales se encuentran en un contexto donde se esperan definiciones por parte del gobierno respecto al rumbo a seguir en 2021 y en cuanto al acuerdo con el FMI. "Los bonos post canje siguen con rendimientos sumamente altos en un contexto donde la confianza en el gobierno sigue siendo baja. En el corto plazo, se espera un mayor déficit fiscal producto de las medidas de estímulo frente a la pandemia de coronavirus, complicando aún más el panorama en cuanto a solvencia futura en un contexto de desaceleración de la economía mundial. Por el lado del PBI se observan los efectos de la cuarentena con un marcado freno en el nivel de actividad, mientras que para 2021 se espera un efecto rebote de aproximadamente 5%", explicaron.


Tags relacionados

Compartí tus comentarios