El mercado vuelve a especular con una devaluación y crece la demanda de bonos dólar linked

La curva de bonos dólar linked refleja que los inversores esperan una devaluación posterior a las elecciones. La expectativa de devaluación a 2022 subió al 45% y por ello vuelven a recomendar cobertura cambiaria.

De a poco, el mercado comienza a ver cada vez con mayor preocupación lo que pueda ocurrir después de las elecciones en materia cambiaria. Las expectativas de devaluación se están acelerando y eso se ve reflejado en que las tasas muestran una mayor probabilidad de suba del dólar en 2022. 

En las últimas semanas se disparó la expectativa de devaluación implícita de devaluación, incluidas en los bonos dólar linked. La misma se ubica ya por encima del 45%, cuando hace unas semanas atrás se situaba debajo del 40%.

A medida que se acercan las elecciones, el mercado va acumulando nerviosismo. Y tras meses de relativa calma cambiaria, los analistas de Delphos Investment advierten que se recalientan las expectativas de devaluación.

"Luego de varios meses de calma, el mercado vuelve a pricear una devaluación para luego de las elecciones legislativas de mediados de noviembre. Por su parte, el Gobierno continúa con una devaluación del tipo de cambio planchada, de alrededor de 3 centavos diarios", advirtieron desde Delphos, la consuñltora dirigida por Leonardo Chialva.

La curva dólar linked se muestra con pendiente negativa, lo cual implica que hay más demanda en bonos dólar linked a 2022 que en 2021. Es decir, al haber más demanda en bonos a 2022, la búsqueda de cobertura para ese año es mayor y por lo tanto el rendimiento es menor.

La deuda a 2022 dólar linked rinde cerca de cero, mientras que la deuda a 2021 rinde en torno al 10%.

Esto significa que el mercado espera que la calma cambiaria (oficial) se mantenga en los próximos meses. Pero también que el interrogante de lo que pueda llegar a ocurrir posterior a las elecciones lejos está de disiparse. En esos meses se concentra la mayor incertidumbre y por ello la demanda por cobertura cambiaria reaparece.

Ezequiel Ferrando, portfolio manager de Mariva Fondos, indica que desde la compañía tienen expectativas de que el dólar siga planchado de cara a las elecciones.

"El ritmo de depreciación de la moneda en los últimos meses viene siendo del 15% anualizado, lo cual, dada la inflación actual, deja una apreciación cambiaria importante. De acá a las elecciones esto se va a seguir dando y esperamos que el ritmo de depreciación siga siendo bajo de cara a las elecciones. El Gobierno es consciente del traspaso a precios producto de la devaluación y van a buscar con mayor calma en el tipo de cambio", estimó Ferrando.

El especialista agregó que, con los niveles actuales de las materias primas generalmente, la historia muestra que hay un poco más de margen para que la moneda pueda apreciarse, sumado a que el Banco Central (BCRA) logró una buena acumulación de reservas en el primer semestre del año.

"Todo ello refuerza nuestra teoría de que van a tratar de llegar a las elecciones con un dólar controlado. Sin embargo, la preocupación sobre la volatilidad en el dólar está plantada en el mercado. Post elecciones, el ritmo cambiario luce más discutido, aunque no esperamos un salto discreto. Es decir, podremos ver un aumento en la devaluación, pero no una suba directa del dólar", proyectó Ferrando.

Nicolas Viveros, portfolio manager de Capital Markets Argentina (CMA) agregó que el mercado está descontando una devaluación post elecciones, y se observa bastante claro en el rendimiento de los bonos dollar linked.

"Si bien durante bastante tiempo existió una diferencia considerable entre los rendimientos del T2V1 y TV22, en las últimas semanas el spread entre ambos bonos se amplió con el TV22 volviendo a rendimiento negativo mientras el el 21 prácticamente se mantuvo sin grandes cambios. Esto habla de que se espera una devaluación o al menos una aceleración de la tasa de devaluación post elecciones", explicó.

Viveros entiende que tiene sentido esta especulación ya que si miramos la tasa de devaluación del tipo de cambio oficial durante los últimos meses está muy por debajo de otras tasas del mercado (Letras, Badlar, inflación, etc.).

"Para el gobierno tiene sentido atrasar el tipo de cambio en un año de elecciones, pero no creemos que esta estrategia sea sostenible en el mediano plazo. En este contexto el T2V1 parece el Dolar Linked más barato para quien busque cobertura, mientras que el TV22 parece el mejor para capturar una devaluación más fuerte post elecciones", comentó.

Fondos dólar linked

A partir de las expectativas de devaluación, vuelven a tomar cierto protagonismo los fondos de cobertura cambiaria, es decir, los fondos dólar linked. Estos son fondos que invierten en bonos soberanos y corporativos vinculados al tipo de cambio oficial.

Paula Gándara, head portfolio manager de AdCap, explicó que los activos que ajustan a la evolución del tipo de cambio hacen eco de las expectativas de devaluación reprimidas mientras continúan los rescates en esa clase de activos.

"Podríamos ver un renovado interés en esta clase de activos a medida que se caliente un poco más el escenario electoral y comencemos a ver más inversores en la búsqueda de dolarización. Por lo tanto, recomendamos fondos dólar linked para inversores conservadores que buscan protegerse ante una eventual suba en las expectativas de devaluación", expresó.

Por su parte, Ezequiel Ferrando dice que, en términos de flujos, los inversores suelen buscar cubrirse acercándose a las elecciones por lo que esperan que pueda llegar a haber carteras que se armen con activos dólar linked.

"Vemos que el interés por el dólar linked vuelve a crecer y se empieza a hablar cada vez más en el tema. A nivel estrategia, en nuestros fondos estamos posicionados en bonos corporativos y soberanos a 2022 y 2023, todos buenos créditos y de buena liquidez. Al no haber un evento de salto discreto en el dólar, los activos más largos capturan el cambio en expectativas de devaluación.  Cuando estemos más cerca de elecciones, armaremos una posición con sintéticos frente al escenario que sea un salto discreto del dólar", explicó.

perspectivas según Rofex

Si se analiza la curva de expectativas de devaluación en la curva de dólar futuro en Rofex, puede verse que hacia mayo de 2022 también se espera una suba del dólar, con las tasas promediando el 44%.

En Rofex también se espera cierta calma cambiaria hasta las elecciones. Pero luego la incertidumbre comienza a escalar y eso se refleja en un empinamiento en la curva.

En el último mes, sin embargo, la curva de Rofex no se desplazó al alza, sino más bien a la baja, por lo que las expectativas de devaluación se mantuvieron intactas e incluso bajaron en el margen. Esto no ocurrió con los bonos, en los que se evidenció un aumento en las expectativas de devaluación.

Tomas Ruiz Palacios, estratega de Cohen, remarcó que hay una cierta divergencia entre la expectativa de devaluación medida por la curva dólar linked y la de Rofex. Es decir, los precios de los bonos mostrarían que las expectativas devaluatorias fueron al alza mientras que en Rofex se mantuvieron intactas.

"Mientras que el bono dólar linked a 2022 comprimió 400 puntos básicos de rendimiento por sobre la devaluación (hace un mes rendía devaluación +4% mientras que ahora devaluación +0), el contrato de dólar futuro Rofex a abril 2022 redujo su TNA del 45% al 44%. Esto significa que Rofex modificó a la baja sus expectativas devaluatorias, mientras que los bonos lo hicieron al alza", explicó.

El estratega de Cohen remarca que tal disociación podría estar explicadas por las nuevas normativas sobre la operatoria del dólar contado con liquidación, que fomentaron a ciertos inversores a pasarse al TV22, subiendo las expectativas devaluatorias artificialmente.  


Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios