Expectativas cambiariasExclusivo Members

El mercado le cree a Caputo: el dólar a fin de junio llega a $ 1030

El ministro Caputo reafirmó el compromiso del crawling peg del 2% mensual. El mercado, a juzgar por operaciones a futuro, convalida el plan oficial. ¿Cuándo unificarán el tipo de cambio?

La estrategia de acumular reservas del BCRA, defender a rajatabla el equilibrio fiscal y los datos recientes de la inflación impactaron fuertemente en los mercados a futuro. Para fin de junio ahora en las operaciones en el MATBA-Rofex en torno a los $ 1035 con una caída ayer de 3%, un nivel inimaginado cuando el equipo económico anunciara su plan cambiario el 13 de diciembre.

Cuando se analiza lo que sucederá hasta mediados de año, se observa que el mercado, siempre en base a las operaciones a futuro, aguarda una suba del dólar oficial de 4,3% en marzo a 876 pesos, de 5,7% en abril a casi $930, de 5% en mayo a cerca de $980 para cerrar en junio con alza de 6%. Detrás de esta caída en los valores se encuentra la acumulación de reservas del BCRA y la menor inflación esperada por los diferentes economistas para los próximos meses.

Un activo tuitero libertario reemplazará a Iñaki Gutierrez en el manejo de las redes sociales del Gobierno

Luis Caputo declaró en las últimas jornadas que el 2% de "crawling peg" se mantendrá inalterado. Sobre la posibilidad de levantar el cepo en junio o julio señaló que, "en la medida en que las condiciones sigan muy favorablemente, es una posibilidad. La condición es el saneamiento del balance del Banco Central. Cuanto más logremos bajar la inflación, más rápido y más fuerte se va a salir", señaló.

La contracara de este comportamiento del mercado es la acumulación de cepos aún vigentes en la operatoria cambiaria. Hoy no hay ingreso de dólares más allá de las liquidaciones de exportadores o las apuestas a papeles argentinos. Para las inversiones, con las restricciones o cepos a pleno, la Argentina no es un destino. Para morigerar la caída de la actividad, sería sano que se vayan levantando algunas restricciones que hoy traban el flujo de fondos. Puntualmente hoy no se pueden pagar el 100% de las importaciones lo que acentúa la caída de la actividad. La industria automotriz es un ejemplo.

Bonos suben con fuerza y operan en su mayor valor desde 2020

Un nuevo informe del JP Morgan ayer destacó que "la administración de Milei ha estado presionando para que se realice un ajuste fiscal anticipado. El compromiso es lograr un equilibrio fiscal general (consistente con un superávit primario de alrededor del 2% del PBI). Hasta ahora, el ajuste se ha basado en la erosión real del gasto en medio de la aceleración de la inflación y el aumento de los ingresos explicado por la devaluación del tipo de cambio y los impuestos temporales ('impuesto PAIS y retenciones en origen')". Agregó que, "de cara al futuro, el riesgo más importante está vinculado a la tolerancia social al ajuste fiscal. No se pueden descartar presiones para aumentar las jubilaciones, la asistencia social y los salarios públicos dada la erosión del ingreso real, particularmente si la inflación resulta más persistente a la baja de lo que esperamos. Por último, pero no menos importante, la contracción de la actividad económica supondrá un lastre para los impuestos relacionados con la actividad y la seguridad social, como se destacó anteriormente.".

La presión a futuro para el Gobierno no pasará por la inflación sino por la caída de la actividad y el aumento del desempleo. Quizás en abril o mayo, ya con la liquidación de u$s 150 millones diarios de la cosecha de soja el equipo económico avance en la eliminación de restricciones cambiarias. Por ahora mantienen una actitud conservadora.

Es el miedo a flotar.

Temas relacionados
Más noticias de dólar

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.