¿Mitad de camino?Exclusivo Members

Cuánto deben subir las acciones argentinas en Wall Street para volver a sus máximos históricos

El S&P Merval en dólares todavía debe duplicar su valor para regresar a los valores más altos registrados en 2018. Las acciones operan a la baja en lo que va de febrero y lateralizan en lo que va del 2024. Ven potencial alcista, aunque los analistas se muestran selectivos con los papeles a incorporar en las carteras.

En esta noticia

El S&P Merval en dólares todavía debe duplicar su valor para regresar a los valores más altos registrados en 2018.

En cuanto a los papeles puntuales, las ganancias necesarias para volver a dichos máximos oscilan entre 65% y hasta 700%.

Las acciones operan a la baja en lo que va de febrero y lateralizan en lo que va del 2024. Ven potencial alcista, aunque los analistas se muestran selectivos con los papeles a incorporar en las carteras.

Cuáles son los diez nuevos Cedear que van a lanzar en la bolsa localCaen los bonos soberanos tras reestructuración de La Rioja y conflicto con provincias

 Las acciones más lejos de sus máximos históricos

Es cierto que el S&P Merval está experimentando un fuerte avance en los últimos meses. 

El año pasado subió 65% en dólares y pasó de u$s 300 a los u$s 900 actualmente.

Aun así, si se toma como referencia su máximo histórico, el índice local todavía está un 50% debajo de sus picos más altos alcanzados en 2018 en torno a los u$s 1800.

Esto significa que las acciones en dólares todavía deberán subir más del 100% para volver a los valores registrados en 2018.

De cualquier manera, cuando el análisis se hace sobre acciones puntuales, se puede llegar a ver que la necesidad de suba adicional para las acciones para regresar a sus picos es aún mayor respecto del 100% que exhibe actualmente el S&P Merval en dólares.

Para volver a sus máximos históricos, las acciones de Grupo Financiero Galicia (GGAL) deberán subir 180%, Banco Macro deberá avanzar 200% para regresar a los u$s 113 alcanzados en 2018 y BBVA Argentina cerca de 300% para volver a cotizar en sus máximos históricos de u$s 24,7.

Sin embargo, la más retrasada de todas las acciones bancarias es Grupo Supervielle que debe subir 690% para volver a sus máximos de u$s 33 alcanzados en 2018.

Las acciones de YPF no hicieron sus máximos históricos en 2018, sino que lo hicieron mucho antes.

Para que la petrolera estatal vuelva a los u$s 26,4 de 2018 deberá subir 51%, mientras que para regresar a sus picos de casi u$s 70, deberá avanzar cerca de 300% desde los valores actuales.

Acciones del sector energético, como Edenor tienen que subir más de 260% para volver a sus picos de 2018. En menor medida, TGS deberá avanzar 70% para volver a máximos históricos, mientras que Pampa deberá recuperarse un 65% para tocar dichos picos.

Para volver a sus máximos de 2018, Telecom deberá ganar 290%, mientras que otras acciones como Loma Negra deberán extender la suba un 255% adicional para tocar nuevamente máximos históricos.

¿Potencial alcista mayor?

El hecho de que las acciones aún se ubiquen muy lejos de sus máximos no garantiza que puedan seguir subiendo.

En términos generales, los analistas siguen viendo valor en las acciones aunque el centro de atención se posa sobre la capacidad del Gobierno de corregir los desequilibrios macroeconómicos heredados por la gestión anterior.

Lo cierto es que este año, el S&P Merval en dólares muestra una caída del 2% y una merma solamente en febrero del 7,3%.

José Ignacio Thome, Analista Senior de acciones de Grupo SBS, sostuvo que tras el rally ocurrido en el S&P Merval tras el ballotage, el índice se encuentra lateralizando hace más de 2 meses.

"Creemos que esto es explicado por un mercado que, si bien se siente a gusto con el plan Milei, es precavido y toma real dimensión de lo dificultoso y complejo que será llevarlo a cabo para un gobierno que no cuenta con una gran estructura política ni mayoría en el Congreso", explicó.

Sin embargo, pese a la lateralización de los últimos meses, Thome afirmó que en este contexto, desde Grupo SBS se mantienen optimistas de mediano y largo plazo con las acciones.

"Vemos aún potencial alcista en el índice, aunque esto dependerá en parte del famoso delivery, es decir, que las medidas sean efectivamente ejecutadas con el menor costo político posible por lo que consideramos que será un año plagado de volatilidad y donde habrá que ser selectivo", dijo Thome.

Este año las acciones en dólares se muestran muy dispares en cuanto a su rendimiento. Acciones como las del sector financiero muestran ganancias de entre 3,5% y hasta 30%.

En cambio, papeles como TGS, Edenor, Pampa y Loma Negra caen entre 8,5% y hasta 14% en lo que va del año.

La petrolera estatal YPF sube apenas 1,1% en 2024.

Santiago Ruiz Guiñazú, Head of Equity Sales & Trading de Adcap Grupo Financiero, también se muestra constructivo con las acciones argentinas.

"Creemos que cuando hablamos del S&P Merval estamos hablando de un play más macroeconómico. Ahí lo vemos en Argentina totalmente ligado a lo que es la parte política. Si bien creemos que en estos primeros meses la nueva administración fue bien recibida por el mercado y se han generado muchas expectativas, es posible que para volver a máximos el gobierno vaya haciendo delivery con lo que es su plan económico", comentó Ruiz Guiñazú.

En ese sentido, Ruiz Guiñazú agregó que será muy importante el ordenamiento de ciertas variables, recomponer el nivel de reservas, bajar el nivel de la inflación, poder reducir el déficit fiscal.

"Esto será muy importante para las empresas que hoy se muestran rentables, que tienen bajo nivel de deuda y que tienen márgenes de ganancias muy atractivos. Entonces creemos que las empresas de por sí están bien posicionadas para capturar el momento si desde la política y la economía el país entra en un ciclo virtuoso", detalló.

Diego Martínez Burzaco, head de estrategia de Inviu, también entiende que el impulso hacia una nueva etapa del S&P Merval tiene que venir por cuestiones más estructurales de la Argentina.

En ese sentido, remarcó que dichas mejoras implican reformas fuertes que requieren consensos políticos como la reforma laboral, fiscal, impositiva, previsional.

En síntesis, Martínez Burzaco considera que las acciones argentinas de largo plazo y mediano y largo plazo tienen potencial, aunque de corto plazo se muestra mas cauteloso y mucho más selectivo.

"La Argentina está lejos de conseguir consensos por ahora. El gobierno tiene que trabajar a tender puentes allí. Obviamente también hay otro factor de corto plazo que conspira contra las acciones, que tiene que ver con el tema de la recesión. La recesión económica obviamente te genera un impacto sobre las ganancias con sectores ganadores y perdedores", afirmó.

En línea con los demás analistas, Maximiliano Donzelli, Head of Research de IOL invertironline, agregó que para que el Merval retome su sendero alcista, el plan económico debería seguir demostrando este sendero de una inflación retrocediendo, con superávit de las arcas fiscales.

Según Donzelli, esto ayudará a mejorar el perfil de riesgo de la Argentina, una baja sostenida del riesgo país, y mejor acceso a financiamiento, para cumplir con los vencimientos existentes.

"Por el momento el mercado refleja la disputa entre el presidente y distintos gobernadores, las cuales han elevado el riesgo país y ponen en duda la fuerza del gobierno actual para poder implementar medidas que ayuden a subsanar a la economía. Más allá del ruido de corto plazo es muy probable que se llegue a un acuerdo político, aliviando así la tensión actual, y permita al mercado local retomar el sendero alcista", dijo Donzelli.

En esa línea, los tres activos locales que suguiere Donzelli son las acciones de Cresud (CRES), Pampa Energía (PAMP) y Central Puerto (CEPU).

Los papeles a elegir

El ajuste de las últimas semanas no solo se está dando en dólares sino también en pesos.

El índice local solo sube 9,8% este año, mientras que acumula una baja del 22% desde sus picos y del 20% en lo que va de febrero.

En un contexto de aceleración inflacionaria y riesgos cambiarios, los analistas siguen viendo a las acciones como un buen refugio, el cual también podría estar sustentado por fundamentals que apuntan a una corrección y mejora en los números macro.

En cuanto a la selección de los papeles, el especialista de Grupo SBS afirmó que su sesgo se mantiene en el sector energético ante la confirmación de que se avanzará con el proyecto de reversión del gasoducto norte y un segundo semestre que incluirá mayor capacidad de evacuación para las exportaciones de petróleo..

En ese sentido, Thome dijo que "vemos como ganadores tanto a YPF como a Pampa (PAMP) y Transportadora de gas del Norte (TGNO4)".

En ese mismo ejercicio, desde Adcap Grupo Financiero ven oportunidades puntuales en algunos bancos. .

"A Galicia y Macro los vemos como bancos bien consolidados, con estrategias ya probadas en lo que es Argentina, sobre todo lo que tiene que ver con recuperaciones económicas. Tienen management argentino y eso nos parece positivo porque entienden la dinámica del país", afirmó el especialista de Adcap Grupo Financiero.

Por otro lado, agregó que, en lo que tiene que ver con energía, en petróleo, desde Adcap Grupo Financiero ven valor en Vista Oil & Gas e YPF y lo que es el negocio de gas le gusta más Pampa Energía. También ve valor en algunas reguladas, puntualmente en TGS.

"Dentro de las empresas de servicios públicos, vemos a Transportadora de Gas del Sur (TGS) como una empresa que está bien diversificada y con un aumento tarifario constante que perdure en el tiempo y no haya desactualizaciones, la empresa va a poder destacar su potencial y valer mucho más", comentó.

Finalmente, en cuanto a la selección, el estratega de Inviu detalló que sigue habiendo potencial en el sector de Oil & Gas y los servicios públicos privatizados, es decir, todo lo que tiene que ver con tarifas. 

Temas relacionados
Más noticias de acciones

Las más leídas de Finanzas y Mercados

Destacadas de hoy

Cotizaciones

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.