FINANZAS PERSONALES

Cuál es la "falacia del costo hundido" que puede arruinar tu economía y cómo evitarla

No poder admitir un error, generalmente, resulta en más problemas, por eso es importante evitar caer en la negación y buscar la manera de revertir la situación para no entrar en deudas y caer en la ruina.

Manejar las finanzas personales puede ser muy confuso y hasta dar miedo, y los conocimientos necesarios para hacerlo con éxito no suelen adquirirse rápida o fácilmente. No es raro caer en inversiones que no funcionan y perder todo el dinero invertido.

Acciones por $ 2: cómo y en qué invertir cuando hay poca plata en la caja de ahorros

En los medios y en las redes circulan historias de éxito como es el caso de Bill Gates, Waren Buffett, Jeff Bezos o Elon Musk, quienes lograron que sus compañías muevan cifras millonarias y se convirtieron en los hombres más ricos del mundo.

Sin embargo, muchas compañías no llegan a sobrevivir ni siquiera cinco años, y todo el dinero invertido termina perdido en el abismo. También hay otra clase de inversiones que pueden hacer que uno pierda millones: invertir en una carrera, en una casa, o incluso en un viaje.

QUÉ ES LA FALACIA DEL COSTO HUNDIDO

Reconocer el fracaso y admitirlo suele ser muy difícil, y esto sólo provoca que uno se hunda más todavía en ese pozo financiero del que parece no haber salida. Está trampa es conocida por muchos economistas como "la falacia del costo hundido" o "la falacia de las pérdidas irrecuperables": hace que una persona siga intentando recuperar lo perdido, aunque no sea racional.

La trampa del gasto creciente: qué es y por qué puede ser tu ruina financiera incluso si te suben el sueldo 

CÓMO FUNCIONA LA FALACIA DEL COSTO HUNDIDO

La mejor forma de explicarlo, es mediante un ejemplo, como el caso de Spencer Christian, presentador de un programa televisivo estadounidense y autor del libro "Apuestas tu Vida". En el programa "The Why Factor", de la BBC, Christian contó cómo fue el momento en que abrió sus ojos.

"Una mañana me despertó una llamada de un agente del FBI, que me dijo que la agencia me había estado investigando durante un año por posible fraude bancario debido a actividades sospechosas", dijo Christian. Lo investigaban por sus frecuentes retiros y depósitos de grandes sumas de dinero. ¿La razón? Era adicto al juego.

La llamada actúa como una alerta roja que indicaba que él debía dejar de jugar. Sin embargo, el autor siguió apostando, porque, como él lo explica, "quería revertir las pérdidas". Fue en ese momento cuando cayó en la falacia del costo hundido, ya que nunca recuperó el dinero perdido y las pérdidas escalaron a cerca de u$s 3,5 millones.

Wandi Bruine de Bruin, profesora de la Escuela de Negocios de la Universidad de Leeds, en el Reino Unido, lo explica de la siguiente manera: uno está en un restaurante y se pide un postre, pero cuando llega se da cuenta de que, después de dos bocados, ya no puede comer más. Si la persona lo come igual, con la justificación de que ya lo pidió, entonces está tomando decisión con un sesgo económico. En cambio, si no lo come, está logrando desprenderse de ese "costo hundido".

Los 9 cursos cortos de finanzas para aprender a invertir en acciones y bonos

CÓMO FRENAR LA FALACIA DEL COSTO HUNDIDO

Según Wandi Bruine de Bruin, "la clave está en discernir cuándo un compromiso puede terminar en algo bueno o cuando nos lleva a que las cosas vayan de mal en peor". También, la experiencia es un factor que contribuye a tomar mejores decisiones y a enfrentar las pérdidas.

"La vida es muy corta para seguir invirtiendo en algo que no te hace feliz", dice Bruin, y concluye diciendo que, siempre, antes de invertir dinero en cualquier cosa, hay que preguntarse a uno mismo: "¿cuánto más estoy dispuesto a perder?".

RECUPERARSE DE UNA PÉRDIDA: ALGUNOS TIPS DE AHORRO

  • Un buen paso para empezar a organizarse es armar un presupuesto mensual en donde se pronostique que tanto dinero se gastará, y en qué. Es fundamental la organización y la creación de una estrategia que permita administrar bien el dinero.
  • El orden de las finanzas personales volverá cuando uno realmente pueda tomar la decisión de vivir dentro de sus posibilidades económicas y no excederse, para así poder organizar los gastos e ingresos y devolver el balance a la situación económica.
  • Muchos siguen la regla 50/30/20 para ordenar sus finanzas: 50% de los ingresos irán a los gastos fijos, 30% irán a gastos variables y 20% serán destinados al ahorro. Usar esta fórmula para armar el presupuesto mensual es una buena forma de organizarse.
  • Antes de tomar cualquier clase de decisión, se debe evaluar la situación financiera: el patrimonio neto (activos menos deuda) y el flujo de dinero (ingresos frente a gastos). Es una buena idea escribir y tomar nota de todo esto para poder organizarse.
  • Si no es contractual o necesario para vivir: eliminalo. Los pagos de alquiler, préstamos y tarjetas de crédito, por ejemplo, son todos contractuales y existe una obligación de pagarlos, la comida es necesaria y tampoco puede obviarse. Pero cosas como salir a comer, ir a bares, comprar ropa que no necesitas, son algunos ejemplos de áreas en donde se pueden hacer recortes en los gastos para no exceder los límites y contener la situación.
  • Siempre es recomendable usar efectivo, tarjetas de débito o apps como Mercadopago o cualquier otra billetera virtual que quite el monto de la cuenta al momento de pago. Las tarjetas de crédito son una fuente de deudas, pues uno puede pagar muchas cosas sin darse cuenta que está excediendo su presupuesto y luego, cuando llega fin de mes, no tiene dinero suficiente para cubrir esos gastos.
  • Analizar: ¿qué consumo diario está perjudicando? Por ejemplo, el uso de un auto puede ser una gran fuente de gastos entre la nafta, la patente, la cochera, etc. Una idea para reducir estos gatos podría ser usar menos veces al mes el auto, reduciendo así el monto para la nafta que necesitarás. También, en lo posible, estacionar en la calle para no tener que pagar estacionamiento o el uso de una cochera. La idea es buscar esos consumos diarios que te perjudican e ingeniartelas para reducir, aunque sea un poco, esos gastos.
  • Generar ingresos extras: más fácil decirlo que hacerlo, pero no imposible. Hoy en día existen muchas páginas web o cuentas en redes que buscan trabajadores independientes (freelance). Por ejemplo, la página de Upwork (www.upwork.com) es un sitio donde uno puede definir su área de interés y sus habilidades y postularse para trabajos independientes alrededor del mundo, ¡incluso a veces pagan en dólares!

Tags relacionados
Noticias del día
Sube y baja financiero

Los Cedear quintuplicaron el volumen operado en acciones locales

Los Cedear quintuplicaron el volumen operado en acciones locales
El índice bursátil cayó 1% y los Cedear quintuplicaron en movimientos a las acciones locales. En tanto, los papeles argentinos en Wall Street cerraron con más velas rojas que verdes. En cuanto a renta fija, los bonos ley New York mostraron tímidos avances, mientras que los emitidos bajo normas argentinas cayeron con fuerza

Compartí tus comentarios