Inversiones en Cedear

El conflicto entre Rusia y Ucrania desata la fiebre por el oro: cómo aprovecharla

La incertidumbre geopolítica y la mayor inflación en EE.UU. elevan la demanda por cobertura y sube el apetito por el oro. Ven oportunidades en el metal y en Cedear de mineras.

El conflicto geopolítico entre Rusia y Ucrania mantiene en vilo a los mercados. La incertidumbre que se generó en torno al alcance de la disputa elevó los niveles de tensión entre los inversores, que no pueden desviar tampoco su atención de cualquier indicio que pueda ofrecerles la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) respecto de su política monetaria. Ante este escenario, resurge la búsqueda de cobertura y sube la demanda por el oro.

A diferencia de los índices accionarios de Wall Street, que muestran pérdidas de entre 5% y 12%, el oro inició el 2022 subiendo posiciones. El metal precioso avanza 3% en lo que va del año y 5% desde finales de enero.

Suele ocurrir que ante contextos de alta inflación el oro ha sido la cobertura más buscada por los inversores y esta ocasión parece no ser la excepción.

El mercado percibe una inflación más alta de la esperada. A ello se suman datos económicos que aumentan la sensación de una economía recalentada, lo que lleva a pensar que la Fed va a tomar una postura más contractiva en su política monetaria.

Es decir, el mercado se convence de a poco de que la Reserva Federal va a ser más hawkish.

El otro factor que jugó a favor del oro recientemente es el conflicto geopolítico entre Rusia y Ucrania.

Cuando el mercado ve tensiones, aplica la famosa estrategia "fly to quality", lo cual implica vender activos de riesgo (acciones) y comprar activos seguros.

Entre ellos se encuentran el oro, junto con el dólar, el yen japonés y los bonos del Tesoro americano.

De esta manera, tanto por cuestiones financieras como por factores geopolíticos, la demanda del metal se incrementó, permitiendo que el oro toque su valor más alto en nueve meses.

Paulino Seoane, head of investment ideas de Balanz, señaló que históricamente, el oro cumplió un rol de cobertura ante eventos de guerra, catástrofe o inflación.

"Lo vemos como un muy buen instrumento de cobertura ante esta incertidumbre que estamos viviendo con el conflicto en Europa y la inflación en EE.UU. que viene creciendo bastante por encima de lo esperado", dijo Seoane.

Con una misma visión, Ignacio Sniechowski, head of equity research de Grupo IEB, agregó que el oro continúa despertando interés en un contexto inflacionario que ya es un fenómeno global.

"El último dato de la inflación anualizada en EE.UU. ha sido el más alto en 40 años, llegando al 7,5% anual. Así mismo, las tensiones entre la OTAN y Rusia por la crisis en Ucrania han impactado de manera positiva en el precio del metal. Hacia adelante, creemos que la evolución del precio del metal está en gran parte atada a la forma en la que terminen resolviéndose los puntos antes mencionados", remarcó el especialista de Grupo IEB.

Por su parte, Gustavo Domínguez, CIO de Adcap Grupo Financiero, explicó que en lo que hace a cobertura de riesgo geopolítico, el oro es un buen activo.

"Recientemente, la reacción que ha tenido el metal precioso respecto a la alta inflación no ha sido como en el pasado, probablemente porque los mercados ahora tienen la información de que la Reserva Federal va a subir las tasas de interés de forma agresiva y la inflación va a empezar a aflojar hacia el segundo trimestre y la segunda mitad del año", dijo Gustavo Domínguez.

Fed, tasas, rusia y oro

Uno de los riesgos que tiene el oro ante la suba de tasas es que, cuando los rendimientos se desplazan al alza, el dólar suele hacer lo mismo.

A su vez, el dólar y las materias primas y el oro suelen tener una correlación negativa, por lo que el riesgo radica en que la suba del dólar provoque una caída en el metal.

Sin embargo, en esta ocasión ello todavía no se percibe. De esta manera, según analistas, el factor de búsqueda de cobertura por riesgos geopolíticos parecería primar a la hora de explicar el rally actual.

Gustavo Domínguez remarcó que, a pesar del fortalecimiento de la canasta del dólar en estas últimas dos semanas, el oro sigue subiendo.

"En general, cuando el dólar se fortalece, el oro tiende a debilitarse, y cuando las tasas de interés suben, el oro se debilita relativamente porque el costo de oportunidad de mantener el oro es más alto. En este contexto, con tasas de interés subiendo y con la canasta del dólar fortaleciéndose, el oro sigue subiendo. Esto me hace concluir que el principal fundamento del oro es el riesgo geopolítico", advirtió.

Para Ignacio Sniechowski, si la Fed se demora en lograr un retorno a tasas de interés reales positivas, el oro tendrá fundamentals sólidos para continuar firme. Además, resalta que los conflictos geopolíticos suman argumentos alcistas para el metal.

"A esta altura el mercado descuenta una suba de 50 bps en la tasa para marzo que creemos será el punto de partida para iniciar un camino hacia tasas de inflación más bajas y tasas de interés reales. Si las tasas y la inflación son los drivers de fondo del precio del oro, la crisis en Europa del este es lo que le agrega volatilidad al precio. Momentos de tensión impactan positivamente en el precio mientras que indicios de alguna resolución del conflicto le restan interés", comentó.

Oportunidades de inversión

El inversor local puede aprovechar el rally del oro de distintas formas. Una de ellas es a través de los futuros de oro en Rofex. La otra, y quizá más fácil para el ahorrista, es comprar acciones de mineras a través de los Cedear.

En la bolsa local cotizan varias compañías líderes del sector, que tienen una correlación alta con el índice de mineras en Wall Street (GDX). Entre ellas se destacan Barrick Gold (GOLD), Yamana Gold (AUY) y Harmony Gold (HMY).

Mientras el oro sube 3% en lo que va del año, el índice de mineras sube 4%, Yamana Gold avanzó 9% y Barrick Gold subió 17%. En cambio, Harmony Gold perdió 7%.

En relación a los Cedear, Paulino Seoane entiende que las mineras son una buena alternativa de inversión. Sin embargo, desde Balanz prefieren posicionarse directamente en el oro.

"Elegimos el commodity oro antes que las mineras ya que, al ser empresas, hay que ver bien sus balances, como vienen reportando ganancias, dividendos y si tomaron cobertura de precio contra el oro ya que de ser así no participaría de una eventual suba del commodity", dijo Seoane.

Para  Gustavo Domínguez, CIO de Adcap Grupo Financiero, el escenario más probable a corto plazo para el oro, que está en una tendencia positiva desde octubre, es que llegue a u$s 1910 a u$s 1925 por onza.

"Vemos una oportunidad en el oro siga subiendo hacia la zona de u$s 1910 y u$s 1925. Tener el 5% de una cartera asignada a oro siempre tiene sentido, y quizás en este contexto, hasta el 10%. Respecto a los Cedear, cualquiera de las mineras, así sea Harmony, Barrick, definitivamente tienen alta correlación con el precio del oro, así que son una buena oportunidad ante el ruido geopolítico", comentó.

Si bien Sniechowski considera que existe potencial en las acciones mineras, alerta que estas han acompañado la evolución el precio del oro, aunque pueden no haber capitalizado totalmente dicho precio.

"Mientras el oro muestra un retorno positivo de 1,5% en el último año, algunas acciones de grandes compañías mineras como GOLD (Barrick) y RIO (Rio Tinto), muestran un saldo negativo de 7,2% y 7,7% respectivamente. Esta tendencia, en general, se amplifica cuando esta comparación la hacemos contra compañías más pequeñas que también operaron a la baja, como el caso de AGI (Alamos Gold), que cae 11,5%, EQX (Equinox) que pierde 33%, o HMY (Harmony Gold), que cede 3%", dijo Sniechowski.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios