Qué es la destrucción creativa y qué papel juega en la dinámica capitalista

Un libro de Philippe Aghion y sus colaboradores recupera este concepto de Joseph Schumpeter pero también enfatizan la necesidad de regulación y de una red de seguridad social.

Alguien nacido en 1600 encontraría el mundo de 1800 bastante familiar. Pero alguien nacido en 1800 encontraría el mundo de hoy más imposible de comprender. ¿Qué explica esta transformación? La respuesta es: el capitalismo de mercado.

¿Por qué el capitalismo de mercado ha demostrado ser tan dinámico? La respuesta es que contiene un poderoso motor de cambio. No se trata sólo de la libertad económica, aunque esto importa. Tampoco de la ciencia y la tecnología, aunque también son importantes. Es lo que el gran economista austríaco Joseph Schumpeter llamó "destrucción creativa".

Philippe Aghion, profesor del Collège de France y de la Escuela de Economía de Londres, ha desarrollado una distinguida carrera al llevar el modelo de Schumpeter al riguroso mundo teórico y empírico de la economía moderna. En "El poder de la destrucción creativa", escrito con dos colaboradores, Céline Antonin y Simon Bunel, él lleva su trabajo a un público más amplio.

¿Regulación o competencia?: cuál de las dos tácticas que usan los bancos centrales para lidiar con las criptomonedas prevalecerá

El libro es lúcido, empíricamente fundamentado, amplio y bien argumentado. También es bastante seco. Pero ofrece una maravillosa visión general del ‘terreno'. Tal como lo han explicado los autores, el modelo de crecimiento a través de la destrucción creativa tiene tres elementos.

El primero es que "la innovación y la difusión del conocimiento están en el corazón del proceso de crecimiento". El crecimiento es acumulativo, porque los innovadores de hoy están parados en los hombros de todos los científicos y tecnólogos que los precedieron.

El segundo es que los innovadores están motivados por la posibilidad de un lucrativo monopolio. Esas rentas deben protegerse, mediante los derechos de propiedad, incluyendo los derechos sobre la propiedad intelectual.

Israel: ¿está todo perdido para Benjamin Netanyahu?

Por último, la innovación amenaza a los poderes tradicionales, y ellos lucharán por reprimirla. Por consiguiente, los autores escribieron: "Por un lado, las rentas son necesarias para recompensar la innovación; por otro lado, los innovadores de ayer no deben utilizar sus rentas para impedir nuevas innovaciones". Una vez más, al evaluar el debate actual sobre por qué el crecimiento ha sido persistentemente decepcionante, los autores han argumentado que una política de competencia que proteja a los que están introduciendo innovaciones y esté en contra de los operadores tradicionales es esencial.

El libro reporta una gran cantidad de investigaciones empíricas, la mayoría recientes, que muestran cómo funciona la destrucción creativa en la práctica. El libro muestra, por ejemplo, que las nuevas empresas crean una gran proporción de nuevos empleos. Muchas de estas empresas y empleos luego desaparecen. Pero cuanto más intenso es este proceso darwiniano, más rápido crece la economía.

Los autores también han señalado la distinción entre las economías de "convergencia", como China, y las economías de frontera, como Estados Unidos. En las primeras, el crecimiento se trata más de invertir en las maneras existentes de hacer las cosas. Pero las economías de frontera solamente pueden crecer a través de la innovación. Si a los operadores tradicionales se les permite bloquear a los competidores, una economía de frontera está destinada a estancarse.

AstraZeneca, Pfizer y Moderna fueron las primeras pero cómo es la segunda generación de vacunas que quiere quedarse con el mercado

En cuanto a la conocida trampa del "ingreso medio", el libro sostiene que el fracaso clave de estos países es crear instituciones que promueven la innovación de frontera. También argumenta que, en las circunstancias actuales en las que los servicios sofisticados pueden ser tecnológicamente dinámicos e internacionalmente comercializados, pudiera ser posible desarrollarse sin industrializarse, como lo ha estado haciendo India.

La innovación también depende de la trayectoria: los operadores tradicionales se basan en lo que saben, mientras que los ‘recién llegados' están dispuestos a comenzar de cero. Si los gobiernos quieren garantizar una innovación rápida en nuevas direcciones, deben motivar a nuevos actores que no estén atrapados en los éxitos del pasado.

Por eso, el surgimiento de nuevos sectores industriales casi siempre significa el surgimiento de nuevas empresas. Por esta razón, una condición necesaria para la destrucción creativa es un sistema financiero capaz y dispuesto a invertir en nuevas compañías. El libro explica cómo Estados Unidos se beneficia de una capacitada industria de capital de riesgo, la cual sabe cómo promover las empresas nacientes, y de una gran base de inversores institucionales, los cuales apoyarán a estas compañías a medida que crecen.

Impuesto mundial a las multinacionales, estímulos económicos y China: la agenda del G7

Los autores también han argumentado que el impacto de la destrucción creativa es complejo. La competencia adicional estimula la innovación y la productividad en las empresas de frontera, pero acaba con las más débiles. Las nuevas fortunas tienden a incrementar los ingresos más altos, empeorando ese aspecto de la desigualdad. Pero, ellos han señalado, esto es mucho mejor que la mayor desigualdad creada por el cabildeo dirigido hacia obstaculizar a los competidores.

En relación con los enormes retos ambientales de nuestro tiempo, los autores han insistido en que el "decrecimiento" (una popular causa en la actualidad) es impracticable, a nivel político y práctico. Sólo podemos innovar para salir de nuestros dilemas. Pero el tipo correcto de innovación no sucederá sin la orientación de los incentivos, de la regulación, del gasto público y de la presión de la sociedad civil.

La globalización es otro tema controvertido. El libro concluye que la protección no es la respuesta correcta a una mayor competencia proveniente de las importaciones. Una mejor respuesta es apoyar la innovación y así promover negocios nuevos y dinámicos en vez de los más antiguos y no competitivos. Sin embargo, la aceptabilidad política de esto depende de la existencia de una red de seguridad que no esté vinculada a empleos específicos.

Por qué el mundo no está de acuerdo en cómo manejar la inflación

En términos más generales, no existe una concesión entre la destrucción creativa y la seguridad básica para la población. Por el contrario, la gente estará más dispuesta a aceptar lo primero, si disfruta de lo segundo.

Fundamentalmente, el éxito de la destrucción creativa depende de la existencia de un Estado eficaz, no corrupto, gobernado por la ley y que promueva la competencia. Esto únicamente es posible en una democracia constitucional, con una activa sociedad civil, con instituciones independientes y con medios de comunicación libres.

Un Estado como éste desempeña un papel central como estabilizador macroeconómico; como subsidiario de la ciencia básica; como promotor de la investigación y el desarrollo aplicados; como inversor en arriesgadas tecnologías nuevas; como financiador de la educación y del seguro social; y como promotor de la libre competencia.

Se filtran las declaraciones juradas de Elon Musk, Jeff Bezos, Warren Buffett: ¿cuánto pagan de impuestos?

Éste es, en resumen, un agudo análisis de lo que ha hecho del capitalismo un sistema económico incomparablemente exitoso, pero también disruptivo. El éxito del sistema depende de lograr un equilibrio no sólo entre la economía competitiva y la estabilidad social, sino también entre dejar que el capitalismo se descontrole y protegerlo de los capitalistas depredadores.

El mismo Schumpeter temía que el capitalismo pereciera. Hasta ahora, él parece haberse equivocado. Otra posibilidad es que la democracia muera, conforme la plutocracia se alía con la demagogia. De cualquier manera, las civilizaciones de las democracias contemporáneas de altos ingresos perecerían. Promoviendo una mejor comprensión, este libro pudiera, con sabiduría y suerte, ayudarnos a evitar ese destino.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios