Tensión en Wall Street: por qué los inversores se están refugiando en el efectivo

La agitación de los mercados, alimentada por la alta inflación y el endurecimiento de la Reserva Federal, ha pesado mucho en la confianza de los inversores y los consumidores.

Los inversores minoristas se están volcando al dinero en efectivo después de que la brutal venta de los mercados financieros de este año haya provocado pérdidas de billones de dólares, lo que ha acabado con el entusiasmo por los activos de mayor riesgo.

Casi u$s 140.000 millones han entrado en los fondos money market minoristas en lo que va de 2022, según el Investment Company Institute (ICI), lo que eleva el tamaño de estos vehículos de inversión a u$s 1,55 billón tras 10 semanas consecutivas de nuevas inversiones. Sólo en las tres últimas semanas, los ingresos han ascendido a casi u$s 36.000 millones.

Esta corrida al efectivo se produce después de una larga y volátil venta en los mercados de renta variable de Estados Unidos este año, que ha eliminado casi u$s 15.000 millones de las valoraciones de las empresas que cotizan en Bolsa. El índice de referencia de Wall Street, el S&P 500, cerró el mes pasado su mayor racha de pérdidas trimestrales desde la crisis financiera de 2008.

Por qué los bancos están volviendo a pagar por los depósitos de sus clientes

La agitación de los mercados, alimentada por la alta inflación y el aumento de los costos de los créditos a medida que la Reserva Federal endurece la política monetaria, ha pesado mucho en la confianza de los inversores y los consumidores. Un número creciente de economistas advierte ahora de la posibilidad de una recesión en el próximo año.

"Ha sido uno de esos años en los que todo el mundo se ha quemado y realmente es un entorno en el que uno siente que no quiere meter los pies en el agua", dijo Joe D'Angelo, que dirige el negocio de money market de la gestora de activos PGIM Fixed Income.

Los mayores rendimientos disponibles en los fondos money market -que han aumentado de forma constante desde que la Reserva Federal empezó a subir las tasas de interés en marzo- también están atrayendo a los inversores de a pie, sobre todo porque las tasas de interés de las cuentas de ahorro de los grandes bancos, como JPMorgan Chase y Bank of America, están cerca de cero.

El fondo money market gubernamental de Fidelity, de u$s 240.000 millones, rinde ahora aproximadamente el 2,6%, mientras que el rendimiento del Federal money market de Vanguard, de u$s 218.000 millones, subió al 2,83% este mes.

Un índice de los 100 mayores fondos money market elaborado por Crane Data, que hace un seguimiento del sector, muestra que los rendimientos han subido al 2,77%, en promedio, desde el 0,02% de principios de año.

"Para los particulares, por primera vez en mucho tiempo, se puede obtener alguna rentabilidad", dijo Steve Sosnick, estratega jefe de Interactive Brokers, sobre los fondos. "Durante años hemos escuchado 'no hay alternativa', pero ahora hay una alternativa".

Para los hedge funds, el dólar seguirá subiendo

A los inversores minoristas se han unido también los grandes gestores de activos, que están conservando cada vez más efectivo mientras intentan esperar a que pasen las turbulencias tanto en los mercados de renta variable como en los de renta fija. Una encuesta de Bank of America mostró que los gestores de activos tenían en octubre el 6,3% de sus carteras en efectivo, el nivel más alto desde abril de 2001.

Pero aunque muchos busquen refugio en el efectivo, los money markets institucionales se han visto afectados por u$s 87.400 millones en reembolsos desde que la Reserva Federal empezó a subir las tasas de interés este año, lo que ha hecho que las salidas para 2022 superen los u$s 250.000 millones.

Los retiros han sido impulsados en parte por las empresas que gastan el exceso que acumularon para capear la pandemia. Los analistas de Goldman Sachs advirtieron el mes pasado que "los saldos de efectivo han vuelto a los niveles previos a la pandemia", tanto para las empresas de primera línea como para las más riesgosas, calificadas como basura.

 Estados Unidos: la inflación se acelera y en Wall Street temen una reacción más agresiva de la Fed

"El efectivo de las empresas se ha utilizado para pagar la deuda, para invertir en sus negocios y con la inflación las cosas son más caras", dijo Matt Jones, jefe de distribución de liquidez de Western Asset Management. "Los costos de gestión de un negocio son más altos que antes".

Aun así, los ejecutivos de tres fondos money market dijeron que los retiros tanto de las empresas como de los money managers no indicaban un menor apetito por el dinero en efectivo o inversiones similares. Por el contrario, han observado una fuerte competencia por parte de los bancos nacionales y no estadounidenses que ofrecen altas tasas de interés a los clientes corporativos en un intento de atraer depósitos. Otros, incluidos algunos gestores de activos, han optado por gestionar ellos mismos ese efectivo.

"Vimos a clientes más sofisticados entrar directamente en los mercados por sí mismos", dijo John Tobin, director de inversiones de la gestora de activos Dreyfus, añadiendo que algunos clientes invirtieron en instrumentos a corto plazo como papel comercial, letras del Tesoro o certificados de depósito bancarios.

El dólar alcista está destruyendo a la economía mundial 

Tobin dijo que esa actividad no siempre funcionó para los inversores, dado que la Fed ha subido las tasas más rápido de lo que muchos inversores preveían. "Esperaban que las futuras alzas de la Fed estuvieran descontadas en el mercado... pensando que podrían superar a los productos de primera línea", dijo. "En muchos casos se equivocaron porque la gente no esperaba que la Fed fuera tan agresiva como [lo está siendo]".

El banco central estadounidense ha subido las tasas de interés en 0,75 puntos porcentuales en cada una de sus tres últimas reuniones, lo que ha llevado su rango objetivo al 3% y al 3,25%.

Los fondos money market, por el contrario, se han desplazado constantemente hacia inversiones con vencimientos más cortos desde que comenzó el año, y muchos han recurrido a la facilidad de recompra inversa (repos) de la Reserva Federal, un programa al que sólo tienen acceso algunos bancos y money managers. Esto ha permitido a los fondos aprovechar las tasas más altas tan pronto como el banco central eleva los costos de los créditos.

El apetito por el efectivo estará ligado a las políticas de la Reserva Federal, así como a la volatilidad general de los mercados financieros, dijeron los inversores. Algunos advirtieron que si la Fed decide que tiene controlada la inflación, el efectivo puede resultar menos atractivo.

Los fondos money market no han sido populares durante mucho tiempo, pero los gestores se preguntan si su preeminencia va a continuar, dijo John Croke, jefe de productos activos de renta fija en Vanguard.

"Si la inflación se mantiene alta, se garantiza que las tasas seguirán siendo positivas durante más tiempo, y los fondos money market mantendrán su relevancia durante más tiempo".

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.