Financial TimesExclusivo Members

La china BYD supera a Tesla como mayor fabricante de vehículos eléctricos del mundo

Tesla fue desbancado por BYD en el último trimestre como el fabricante de vehículos eléctricos más vendido del mundo, después de registrar menos entregas que su rival chino por primera vez.

La empresa estadounidense dirigida por Elon Musk entregó 484.000 coches en el cuarto trimestre, según informó Tesla el martes, más de los 473.000 previstos por los analistas encuestados por el Grupo de la Bolsa de Valores de Londres (LSEG, por sus siglas en inglés).

BYD informó el lunes sobre ventas récord de 526.000 vehículos que sólo usan baterías durante el mismo período, impulsado por un buen final de año para el mercado chino de vehículos eléctricos. Ésta es la primera vez que el grupo chino supera las ventas trimestrales de coches totalmente eléctricos de Tesla.

El destronamiento de Tesla por BYD refleja el ascenso de lo que era un grupo chino poco conocido hace sólo una década, que el propio Musk había desestimado públicamente. Si bien el crecimiento de la empresa china se ha logrado principalmente en su propio territorio, ahora está centrando su atención en encontrar nuevos mercados extranjeros, incluyendo a Europa.

El éxito de BYD en superar a Tesla también subraya los obstáculos que enfrentan los fabricantes de automóviles tradicionales de EE.UU, Europa, Japón y Corea para adaptarse a las preferencias cambiantes de los consumidores de vehículos eléctricos más baratos e inteligentes.

En un comunicado publicado en China, el grupo con sede en Shenzhen se autodenominó "campeón mundial" de "vehículos de nueva energía" después de registrar unas ventas anuales totales de más de 3 millones para 2023 en todos sus vehículos, que también incluyen coches híbridos enchufables.

Las ventas anuales de Tesla fueron de 1,81 millones de vehículos en 2023, mientras que BYD entregó 1,58 millones de coches totalmente eléctricos.

Durante gran parte de los últimos 12 meses, BYD se benefició de los recortes de precios provocados por el intento de Tesla de ganar participación de mercado y que empujaron a los consumidores a considerar los modelos de menor costo de China, según los analistas.

"Para cualquier escéptico que quede en Occidente, espero que éste sea el dato final que apunte a la fortaleza de BYD y, lo que es más importante, a cómo la fabricación de vehículos eléctricos china se ha abierto paso en el escenario global", dijo Tu Le, fundador de la empresa de asesoría Sino Auto Insights, con sede en Beijing.

Añadió que, si bien ambas compañías redujeron los precios de algunos automóviles durante el año pasado, Tesla lo hizo "mucho más dramáticamente", lo que indica que BYD podría distanciarse aún más del grupo estadounidense durante el próximo año.

Aun así, el analista de Wedbush Securities, Dan Ives, dijo que era un trimestre importante para que Tesla mostrara fuertes entregas e impulso de cara a 2024.

Las ventas de Tesla de 1,8 millones fueron un "gran logro en un entorno macroeconómico inestable" para el sector de vehículos eléctricos, dijo.

BYD fue fundada por Wang Chuanfu, un exprofesor universitario, a mediados de los años 1990. Después de centrarse en la fabricación de baterías recargables, incluso para los primeros teléfonos móviles, la empresa se expandió a la industria del automóvil a principios de la década de 2000.

El éxito inicial del grupo chino impulsó a Berkshire Hathaway de Warren Buffett a invertir en la empresa en 2008. A pesar de depender de la tecnología industrial existente durante muchos años, BYD se ha centrado en eliminar costos del proceso de producción.

Tras años de apoyo estatal y cuidadosa planificación industrial por parte de Beijing, los fabricantes de automóviles chinos pueden aprovechar el control de su país sobre la producción de casi todos los recursos, materiales y componentes utilizados para fabricar vehículos eléctricos.

La estructura verticalmente integrada de BYD -controla minas y produce baterías y chips- se ha convertido al fabricante en la envidia de sus rivales extranjeros a medida que la industria automovilística mundial se aleja del motor de combustión.

A finales del año pasado, seis de los modelos de vehículos eléctricos más vendidos en China, el mercado automovilístico más grande del mundo, eran automóviles BYD, según Automobility, una consultora con sede en Shanghái. Si bien la participación de BYD en las ventas se ha expandido a más del 35 por ciento, Tesla ha "luchado" para mantenerse al día con la cadencia de lanzamientos de productos por parte de sus rivales chinos, dijo la consultora.

Temas relacionados
Más noticias de autos eléctricos

Las más leídas de Financial Times

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.