Joe Biden visitará Arabia Saudita e Israel durante su viaje a Medio Oriente

El presidente de Estados Unidos se reunirá con el príncipe heredero saudita, Mohammed Bin Salman, en un cambio de política hacia su aliado rico en petróleo

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, se reunirá con el príncipe heredero saudita, Mohamed bin Salman, y con líderes de casi una docena de países en un viaje a Oriente Medio el mes que viene, según han informado Arabia Saudita y altos funcionarios de la administración.

Biden hará paradas en Israel, la Cisjordania ocupada y Arabia Saudita durante la visita del 13 al 16 de julio, en la que se centrará en la seguridad regional y energética y en la ampliación de la integración de Israel en la región, entre otros asuntos, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre. El presidente se reunirá con líderes israelíes y palestinos y reiterará su apoyo a una solución de dos estados para el conflicto israelí-palestino.

Durante su visita a Arabia Saudita, los días 16 y 17 de julio, Biden "explorará la cooperación entre los dos países amigos y debatirá las formas de afrontar los desafíos que se presentan en la región y en el mundo", dijo la agencia oficial de noticias saudita.

Durante el gobierno de Biden, China amplió su liderazgo comercial en la mayoría de América latina

El anuncio formaliza el giro de Biden respecto a Arabia Saudita, a la que consideraba un Estado paria mientras hacía campaña para la presidencia tras el asesinato en 2018 del periodista Jamal Khashoggi a manos de agentes saudíes. Los servicios de inteligencia estadounidenses concluyeron que el príncipe Mohamed, como líder del reino, debió autorizar la operación contra Khashoggi en el consulado saudita en Estambul. El príncipe Mohammed culpó a agentes deshonestos del asesinato.

Tras entrar en la Casa Blanca, Biden dijo que se relacionaría con el rey Salman, no con el príncipe Mohammed, a diferencia del expresidente Donald Trump.

Sin embargo, el aumento de los precios del petróleo, la alta inflación y el deseo de Washington de que Arabia Saudita se alinee con él en relación con Rusia y China han contribuido a alimentar meses de diplomacia destinada a restablecer los vínculos.

"Mientras recalibramos las relaciones, no buscamos romperlas, porque Arabia Saudita ha sido un socio estratégico de Estados Unidos durante ocho décadas", dijo un alto funcionario de la administración. "Compartimos una serie de intereses con Arabia Saudita, desde la contención de Irán hasta la lucha contra el terrorismo y la ayuda para proteger su territorio".

El funcionario dijo que la reunión en Arabia Saudita, que incluirá a otros países, sería una oportunidad para discutir el apoyo a una tregua que ha detenido los combates en una guerra de siete años en Yemen, la ampliación de la cooperación económica y de seguridad regional, la disuasión de las amenazas de Irán y la garantía de la seguridad energética y alimentaria mundial.

En Jeddah, Biden se reunirá con los jefes de Estado de los seis miembros del Consejo de Cooperación del Golfo -Arabia Saudita, Emiratos Árabes Unidos (EAU), Omán, Kuwait, Qatar y Bahréin-, así como con los líderes de Egipto, Irak y Jordania.

También se reunirá con altos funcionarios saudíes, incluido el príncipe Mohammed, en lo que será el primer contacto entre ambos desde que Biden asumió el cargo. El funcionario de la administración dijo que Biden plantearía cuestiones de derechos humanos en esas reuniones y en otras durante el viaje.

Estados Unidos: Joe Biden lucha por cerrar la "brecha de credibilidad" sobre la inflación

Aunque algunos demócratas han criticado la voluntad de Biden de visitar Arabia Saudita sin exigir responsabilidades a su gobierno tras el asesinato de Khashoggi, la administración ha defendido el viaje.

Antes de la visita, la OPEP+ acordó acelerar la producción de petróleo y Arabia Saudita ayudó a prolongar una tregua en Yemen, lo que, según altos funcionarios de la administración, fue fruto directo de los estrechos contactos. Prometieron más resultados en las próximas semanas.

Arabia Saudita ha suscitado críticas generalizadas por sus operaciones militares en Yemen después de liderar una coalición árabe que intervino en la empobrecida guerra civil del país en 2015. La coalición liderada por Arabia Saudita ha estado luchando contra los rebeldes Houthi respaldados por Irán, que derrocaron al gobierno yemení y han disparado cientos de misiles y drones hacia Arabia Saudita.


La visita de Biden a Israel también se producirá en un momento tumultuoso, ya que la coalición del primer ministro israelí, Naftali Bennett, está al borde del colapso y podría caer antes de su llegada.

El presidente palestino Mahmoud Abbas, con quien Biden probablemente se reunirá en Belén, también está frustrado con lo que los funcionarios palestinos ven como una falta de seguimiento en la restauración de las relaciones anteriores con Washington. Trump enfureció a los palestinos al revertir décadas de política estadounidense trasladando la embajada de Estados Unidos de Tel Aviv a Jerusalén, cerrando el consulado en la ciudad santa -que había servido efectivamente como misión diplomática para los palestinos- y recortando la financiación de la agencia de la ONU que apoya a los refugiados palestinos.

Biden también celebrará una cumbre virtual en Israel con los líderes del país, junto con India y los EAU en lo que el alto funcionario de la administración describió como una nueva agrupación diplomática. Los EAU se convirtieron en el primer país del Golfo en formalizar sus relaciones con Israel cuando aceptaron establecer relaciones diplomáticas plenas con el Estado judío en 2020.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios