Impacto mundial por la última, y polémica, inversión de Warren Buffett

Berkshire Hathaway compró 60 millones de acciones (u$s 4100 millones) de TSMC, la empresa taiwanesa de chips que está en el centro de una batalla entre Beijing y Washington por la supremacía tecnológica.

Berkshire Hathaway, propiedad de Warren Buffett, adquirió una participación de u$s 4100 millones en el fabricante de chips Taiwan Semiconductor Manufacturing (TSMC) en el tercer trimestre, lo que supuso la entrada de una tercera empresa tecnológica en las principales participaciones del conglomerado industrial.

La compra de 60 millones de acciones de TSMC que cotizan en Estados Unidos, fue revelada ayer a los reguladores estadounidenses, supuso la mayor inversión en acciones de Berkshire en el tercer trimestre.

También es el último cambio del conglomerado, que abarca la aseguradora Geico, el ferrocarril BNSF y el proveedor de helados Dairy Queen, hacia empresas tecnológicas de primera línea.

Warren Buffett apuesta a un gigante y revela sus nuevas inversiones: cómo cambió la cartera de Berkshire

En los últimos años, Buffett ha mostrado una mayor disposición a invertir en tecnología; la cartera de acciones de Berkshire cuenta ahora con Apple, el fabricante de computadoras e impresoras HP y la empresa de bases de datos en la nube Snowflake entre sus participaciones.

El conocido inversor ha tenido una relación a veces conflictiva con la industria tecnológica. Durante años evitó realizar grandes inversiones en el sector, advirtiendo a los accionistas de que o bien no entendía las operaciones o no estaba preparado para valorar los negocios de muchas empresas de tecnología.

Pero eso ha cambiado a medida que la industria ha madurado y la comprensión de Buffett del lugar que ocupa el sector en la economía mundial ha evolucionado. Berkshire tiene ahora una participación de u$s 126.500 millones en Apple, su mayor inversión en una acción cotizada.

Buffett, que ha dicho que se arrepiente de haber dejado pasar inversiones en Alphabet, propietaria de Google, y en Amazon, ha tenido su buena dosis de fracasos. La compañía invirtió y luego vendió su participación en IBM -admitió en 2017 que Big Blue se enfrentaba a una intensa competencia de sus rivales. Berkshire también tuvo brevemente una participación en Intel, comprando acciones en 2011 antes de venderlas al año siguiente.

Jim Shanahan, un analista de Edward Jones, estimó que las acciones de empresas tecnológicas y de comunicaciones representaban ahora aproximadamente la mitad de la cartera de acciones de Berkshire, lo que, según él, ofrecía un equilibrio dado que las "empresas en cartera del conglomerado son más de la vieja economía".

No estaba claro si Buffett dirigió la inversión en TSMC él mismo o si fue hecha por Todd Combs o Ted Weschler, dos lugartenientes que ayudan a supervisar la cartera de acciones de la compañía, de u$s 306.000 millones. Berkshire no respondió a una solicitud de comentarios.

Los warrants de Warren: Buffett, tras la compra de una gran petrolera

La empresa taiwanesa es el mayor fabricante del mundo de chips para procesadores más avanzados, que se utilizan en smartphones, computadoras y equipos militares y espaciales. TSMC, que tiene profundas asociaciones con diseñadores de chips estadounidenses como Nvidia y una gran presencia de fabricación en China, está en el centro de una batalla entre Beijing y Washington por la supremacía tecnológica.

Los ajustes en la cartera de inversiones de Berkshire fueron algo pequeños en el tercer trimestre. La empresa también adquirió una participación de u$s 13 millones en el banco de inversiones Jefferies y compró u$s 300 millones en el fabricante de materiales de construcción Louisiana-Pacific. Aumentó sus inversiones en las grandes petroleras Chevron y Occidental y en la empresa de medios de comunicación Paramount Global.

La empresa también redujo sus participaciones en el grupo de juegos Activision Blizzard, los bancos US Bancorp y BNY Mellon, y la automotriz General Motors.

Festeja Warren Buffett: los hedge funds ahora compran acciones de Berkshire

Los ajustes, relativamente pequeños, se producen después de que Berkshire haya realizado un gran número de operaciones este año, incluida la adquisición de su rival en el sector de los seguros, Alleghany, por valor de u$s 11.600 millones. Los analistas esperan que el pago de esa operación, cerrada en octubre, reduzca el stock de efectivo del conglomerado, que asciende a u$s 109.000 millones.

Los archivos regulatorios de los grandes gestores de dinero publicados el lunes mostraron que otros también estaban cambiando sus participaciones en tecnología, ya que la venta de este año pesa mucho en la industria.

Appaloosa y Coatue Management redujeron sus participaciones en la matriz de Facebook, Meta, mientras que Glenview Capital Management salió de su participación en la empresa de redes sociales.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.