Ethereum: qué son los NFT y cómo crearon un mercado que ya vale u$s 41.000 millones

2021 fue un año excepcional en el que los compradores gastaron casi tanto en los objetos de colección digitales como el en arte tradicional.

A principios de 2021, sólo un nicho de entusiastas de las criptomonedas sabía lo que eran los tokens no fungibles (NFT).

Pero a fines del año se habían gastado casi u$s 41.000 millones en NFT, según los últimos datos, lo que hace que el mercado de obras de arte digitales y coleccionables sea casi tan valioso como el mercado mundial del arte.

"Este año ha sido testigo de la explosión del mercado de los NFT, que ha pasado de ser un mercado de menos de mil millones de dólares a una industria de varios miles de millones", afirma Mason Nystrom, analista de investigación del grupo de criptodatos Messari, y añade que los compradores se estaban apresurando para descubrir piezas de arte que se alinearan con sus "identidades digitales".

Los NFT son esencialmente certificados de propiedad digital registrados en una blockchain, un registro inmutable que no puede cambiarse ni manipularse.

Elizabeth Holmes, la estafadora' de Silicon Valley que recaudó u$s 1000 millones, enfrenta dura condena por fraude

Los tokens suelen crearse o acuñarse mediante contratos inteligentes -contratos autoejecutables escritos en el código de una blockchain- y pueden negociarse en el mercado secundario a cambio de criptomonedas.

La manía de los NFT se hizo popular en marzo, cuando un collage del artista Beeple se vendió por u$s 69,3 millones en Christie's, en la primera venta de la casa de subastas de este tipo. El artista, cuyo nombre de pila es Mike Winkelmann, reaccionó con un tuit: "Santo cielo".

Aunque se popularizó por primera vez en el mundo del arte, las empresas del deporte y la música -incluso la exprimera dama de los Estados Unidos, Melania Trump- también han adoptado el concepto para aprovechar el revuelo y encontrar nuevas formas de relacionarse con los aficionados.

La NBA, la liga de basketball estadounidense, creó su propio mercado de NFT para comprar, vender e intercambiar videos de sus jugadores, llamado NBA Top Shot.

Criptomonedas: cómo los bancos moldean el sistema 'en silencio' a su favor

Otros éxitos fueron las colecciones numeradas de NFT que se hicieron virales, como CryptoPunks y Bored Ape Yacht Club, y que denotan la condición de club de sus propietarios y se utilizan como avatares en los perfiles de las redes sociales.

"El valor principal sigue siendo la exclusividad", dice Nystrom, y señala que las colecciones caras también ofrecen a los compradores acceso a canales cerrados en la plataforma de chat Discord, y a reuniones y fiestas.

"Son como un club de campo: hay una gran barrera de entrada -un costo de capital- y estás rodeado de personas de alto poder adquisitivo y otros individuos", añadió.

En total, se invirtieron u$s 40.900 millones en los contratos de blockchain de Ethereum que se suelen utilizar para crear NFT hasta el 15 de diciembre, según Chainalysis, un grupo de análisis de criptomonedas. El total sería incluso mayor si se incluyeran los NFT acuñados en otras blockchains, como solana.

En comparación, el año pasado el mercado mundial del arte tuvo un valor de u$s 50.100 millones, según cifras de UBS y Art Basel.

Chainalysis descubrió que las NFT han introducido un gran número de inversores minoristas en el mundo de las criptomonedas, con pequeñas transacciones de menos de u$s 10.000 que representan más del 75% del mercado.

Pero, al igual que el mercado de las criptomonedas, sigue dominado por unos pocos grandes actores, o "ballenas".

Bitcoin está empujando al oro a una crisis existencial

Entre finales de febrero y noviembre, había 360.000 propietarios de NFT que poseían 2,7 millones de NFT. De ellos, alrededor del 9% -o 32.400 billeteras- poseían el 80% del valor del mercado, según Chainalysis.

Stephen Diehl, un ingeniero de software escéptico en materia de criptomonedas, afirma que muchos de ellos están "sentados sobre cientos de millones de dólares de cripto" procedentes del auge de los precios de las criptomonedas, "buscando convertir su cripto en más cripto".

Otros dicen que se acercan al mercado como operadores profesionales y coleccionistas. Un conocido inversor de NFT, conocido como Pranksy en Twitter, que comenzó con una inversión inicial de u$s 600 en 2017 ahora tiene una cartera de NFT por valor de más de u$s 20 millones, dijeron.

Según explicó al Financial Times, invierte en una mezcla de proyectos, "algunos de los cuales tienen un mayor volumen de operaciones diarias y otros que tienen un atractivo más de nicho". Aparte de "dar vuelta" proyectos lucrativos, Pranksy dijo que tenían "piezas específicas que pienso mantener como inversiones a largo plazo".

Hasta ahora, la mayoría de los nuevos coleccionistas de NFT en el mercado secundario aún no han recuperado los costos de sus compras, según un análisis para el FT realizado por la plataforma de análisis de blockchain Nansen, en el que los primeros coleccionistas se han beneficiado de la suba del precio de los NFT, así como de la criptomoneda utilizada para comerciar con ellos.

Bitcoin: adónde irán las megagranjas de cripto 'echadas' de China

El campo no regulado también está plagado de fraudes, estafas y manipulación de mercado, especialmente porque la identidad real de los compradores y vendedores es difícil, si no imposible, de descubrir.

El análisis de Nansen encontró u$s 2 millones de actividad sospechosa en las colecciones de CryptoPunk y Bored Ape en los 30 días anteriores a mediados de diciembre. Algunos NFT, por ejemplo, se vendieron con un descuento del 95% sobre el precio medio de venta, ya sea por errores de compradores y vendedores, por deducciones fiscales o por alguna otra estafa que explota a los usuarios menos conocedores.

Los investigadores también han advertido de que es probable que el mercado esté inflado por el "wash trading", es decir, cuando un comerciante se queda con las dos partes de una operación para dar la falsa impresión de que hay demanda.

"Puedes comprar y vender una obra de arte en una plataforma pública y hacer que parezca que hay mucho interés por la pieza cuando sólo eres tú quien hace subir el precio", afirma Rüdiger K Weng, director ejecutivo de Weng Fine Art, con sede en Alemania.

"Esto también ocurre en el mundo del arte tradicional", dijo, pero añadió que si un manipulador consigna una obra de arte a Sotheby's e intenta hacer una operación de lavado, tendrá que pagar a la casa de subastas el 25% de la venta, lo que lo convierte en una empresa costosa.

"Con las NFT los costos son una fracción de eso", dijo, refiriéndose a las tasas de transacción, conocidas como tasas Gas, necesarias para acuñar o comprar una NFT, que pueden fluctuar en función de la demanda.

No obstante, hay muchos partidarios que creen que el mercado está madurando y acabará ofreciendo una serie de características, como permitir a los artista cobrar derechos a perpetuidad.

"¿Qué se puede hacer porque es un software?", se pregunta Benedict Evans, analista tecnológico independiente y antiguo inversor de capital riesgo. "Podrían ser cosas como que el artista obtenga una parte y las subsiguientes ventas secundarias", dijo, señalando las primeras innovaciones en el espacio en torno a los derechos musicales en particular.

En algunas comunidades ya se está llevando a cabo la llamada financiarización de los NFT, por ejemplo, utilizando los NFT como garantía para préstamos o dividiendo la propiedad de una sola pieza en partes más pequeñas, lo que se conoce como fraccionamiento.

A largo plazo, los entusiastas esperan que los tokens impulsen algún día el comercio electrónico en el metaverso, mundos virtuales futuristas llenos de avatares digitales. Aquí, los NFT podrían designar la propiedad de bienes virtuales, ya sea ropa para los avatares digitales o arte para las paredes de sus casas digitales. Nike anunció recientemente que había comprado una empresa de calzado virtual para acuñar zapatillas virtuales.

En cualquier caso, el futuro del mercado de los NFT dependerá también de la postura que adopten los reguladores a medida que se desarrolle este mercado libre.

Existe la preocupación, incluso entre los emisores corporativos, de que los NFTs compartan características con ciertos vehículos de inversión digital y, por tanto, puedan ser considerados valores por los reguladores.

Devika Kornbacher, socia de Vinson and Elkins, dijo que las empresas que quieren emitir NFT se preguntan con frecuencia: "¿Se va a considerar este NFT como un instrumento financiero? ¿Se considerará un valor de nuestra empresa?".

Mientras tanto, organismos fiscales como el Servicio de Impuestos Internos aún no han abordado directamente los NFT, pero algunos expertos sostienen que podrían considerarse "bienes de colección", lo que significa que estarían sujetos a impuestos sobre las ganancias de capital.

"Es una cuestión existencial que se avecina para todo el sector", dijo Pratin Vallabhaneni, socio de White & Case, sobre la inminente regulación.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios