VACUNA RUSA

Rusia enfrenta varios obstáculos para la producción masiva de la Sputnik V

El país ha confiado el futuro de su medicina a una extensa red de compañías privadas de todo el mundo. No todos los fabricantes avanzan como estaba previsto.

La vacuna rusa Sputnik V fue diseñada en un laboratorio estatal con el respaldo del fondo soberano del Kremlin. Pero para cumplir con el objetivo de vacunar a casi una décima parte de la población mundial, Moscú debe recurrir a fábricas de Brasil, India y Corea del Sur.

Dado que la capacidad de fabricación en su país es limitada, el Fondo Ruso de Inversión Directa (RDIF), que gestiona la distribución de la Sputnik V, acudió a países socios que sí están en condiciones de producir grandes cantidades de medicamentos.

De esa manera, ha confiado el futuro de la vacuna a una amplia red de empresas privadas subcontratadas que operan bajo diferentes regulaciones nacionales. Algunas de estas compañías contaron a Financial Times que les llevará meses alcanzar su plena capacidad de producción.

Se confirmó el cuarto vuelo a Moscú para traer más dosis de la vacuna Sputnik V

"Es probable que cada país enfrente diferentes tipos de problemas. . . Lleva tiempo poner en marcha la producción y garantizar la calidad, especialmente cuando se terceriza la fabricación", dijo Rasmus Bech Hansen, fundador de Airfinity, una empresa de análisis científico con sede en Londres.

El fondo RDIF contó a FT que ha firmado contratos con 15 fabricantes de 10 países para producir 1.400 millones de vacunas, suficientes para vacunar a 700 millones de personas.

De esa manera, el RDIF depende de plantas extranjeras para producir más del doble de las dosis fabricadas en empresas rusas. Las plantas de China, Corea del Sur, India e Irán fabricarán vacunas que podrán exportarse a terceros países, mientras que los establecimientos en países como Brasil y Serbia atenderán principalmente la demanda interna.

"Tenemos algunos actores que son realmente grandes y producirán para todo el mundo. Y tenemos otros más pequeños que fabricarán más para la demanda local", dijo Kirill Dmitriev, director de RDIF. "Esta es nuestra estrategia: resolver el problema de la producción más grande y al mismo tiempo ofrecer disponibilidad local".

Tras el aval científico independiente, la Sputnik V podría fabricarse en el país

El fondo RDIF confía en que esta estrategia descentralizada le ayude a evitar los déficits de producción que han afectado a otros fabricantes de vacunas contra el Covid-19, como AstraZeneca, y en simultáneo aprovecha un gran mercado para su vacuna en países más pobres.

La televisión estatal rusa proclamó en noviembre del año pasado que la vacuna de dos dosis basada en el adenovirus es "tan sencilla y confiable como el rifle Kalashnikov". Sin embargo, los expertos de muchos países occidentales se mostraron escépticos ante la falta de evidencias revisadas por expertos.

Pero después de que un estudio publicado a principios de este mes afirmara que la vacuna tiene una eficacia de 91,6% -a la par que las vacunas ARN mensajero de BioNTech/Pfizer y Moderna-, Sputnik V busca ahora imitar al Kalashnikov como una de las grandes exportaciones rusas.

Mientras que las vacunas ARN mensajero deben mantenerse a temperaturas muy bajas, lo que las hace difíciles y más costosas de transportar, la Sputnik V tiene un costo menor (sale 10 dólares) y su almacenamiento requiere entre 2 y 8ºC , por lo que es atractiva para muchos países de bajos ingresos.

"Gana en todos los aspectos", afirma Dmitry Kulish, profesor de la universidad científica privada Skoltech de Moscú. "La simplicidad de la Sputnik V y su sensibilidad a la temperatura hacen que pueda ganar como lo hizo el Kalashnikov".

Moscú presenta la vacuna de desarrollo estatal como una declaración de proeza científica y una herramienta de poder diplomático.

Pero sigue habiendo dudas sobre la rapidez con la que la red de producción mundial de Sputnik V podrá satisfacer la demanda de más de 50 países. Los contratistas de India y Brasil, países que representan más de la mitad de la producción mundial que proyecta el fondo RDIF, dijeron a FT que aún no comenzaron la producción masiva de la vacuna.

Hetero Drugs, un fabricante indio contratado para producir más de 100 millones de dosis al año, está esperando la aprobación de los reguladores nacionales para luego empezar a cultivar el virus a gran escala, un paso previo a la producción que lleva un tiempo considerable, comentó a FT un allegado a la compañía.

Uniao Química, la empresa contratada por RDIF, declaró que se encuentra en fase de producción piloto y que recién en abril alcanzará la producción a plena capacidad de 8 millones de dosis mensuales.

El fabricante surcoreano GL Rapha, que producirá exclusivamente para la exportación, dijo que no tenía capacidad para los 150 millones de dosis anuales acordados con el fondo RDIF, por lo que estaba subcontratando la producción a otras empresas y ampliando sus propias instalaciones.

Airfinity calcula que hasta ahora se entregaron 8 millones de dosis de Sputnik V. La farmacéutica estadounidense Pfizer dijo este mes que había producido 65 millones de dosis.

Refiriéndose al objetivo de vacunación de RDIF, Hansen dijo que "700 millones es muy alto y poco probable dado el ritmo actual y también lo que hemos visto de otros productores de vacunas". Y agregó: "Creemos que es más realista hablar de una producción total de 380 millones para 2021, pero podría ser significativamente menor si su centro de producción en Hyderabad, en India, no escala rápidamente".

Sin embargo, la experiencia de los productores rusos y la relativa sencillez de la vacuna podrían permitir a los participantes extranjeros aumentar su producción rápidamente, dijo Kulish

Dmitriev no quiso hacer comentarios sobre los niveles de producción actuales, pero dijo que el RDIF anunciará todos los detalles sobre la fabricación en el extranjero el mes próximo.

"Algunas [de las fábricas extranjeras] ya están produciendo. Y la mayoría de ellas han producido lotes de prueba de alta calidad", señaló. "En algunos de esos países, [las vacunas] están listas para ser embarcadas, en otros están atravesando procesos de aprobación".

En Rusia, seis compañías farmacéuticas están fabricando la vacuna, mientras que otras dos están en conversaciones para unirse a ellas. Esta producción se destina "casi al 100%" a uso interno, dijo Dmitriev, pero empezará a reorientarse a los mercados de exportación después de junio, cuando se hayan cubierto las necesidades rusas.

La producción rusa no ha estado exenta de contratiempos. Inicialmente, el país tenía previsto fabricar 30 millones de dosis para finales de 2020, pero redujo los planes a sólo 2,5 millones después de que los productores locales tuvieran problemas con la adquisición de equipos y la producción de la segunda dosis de la vacuna. Dmitriev dijo que estos problemas ya se han resuelto. Rusia tiene previsto fabricar 33 millones de dosis para fines de marzo.

El RDIF dijo que está listo para abastecer directamente a la UE y empezó a presentar información a la Agencia Europea de Medicamentos (EMA), que aprueba medicinas para su uso en el bloque. Josep Borrell, responsable de la política exterior de la UE, dijo durante una reciente visita a Moscú que esperaba que la EMA aprobara la Sputnik V "porque nos enfrentamos a una escasez de vacunas".

La canciller alemana, Angela Merkel, dijo el mes pasado que su país estaba interesado en la "producción conjunta" de Sputnik V si la EMA lo aprobaba. Dmitriev agregó: "Tenemos varias plantas en la UE dispuestas a trabajar con nosotros, listas para salir en cuanto haya una aprobación".

Traducción: Mariana Oriolo

Tags relacionados

Compartí tus comentarios