Crisis en Italia: los partidos de la derecha dura se preparan para llegar al poder si Draghi renuncia

El partido Hermanos de Italia de Giorgia Meloni lidera las encuestas, pero la rivalidad personal con Matteo Salvini, de la Liga, podría complicar las alianzas.

Poco después de que Mario Draghi ofreciera su renuncia como primer ministro de Italia, Giorgia Meloni, líder del partido de extrema derecha Hermanos de Italia, tuiteó una foto de sí misma sosteniendo un cartel en el que pedía "Elecciones ya".

"Esta legislatura está acabada", escribió. "Lucharemos para devolver al pueblo italiano lo que tienen los ciudadanos de todas las demás democracias: la libertad de elegir quién los representará".

El entusiasmo de Meloni por las elecciones anticipadas no es sorprendente. Las encuestas sugieren que sus socialmente conservadores Hermanos de Italia -que obtuvieron apenas el 4,8% de los votos en las últimas elecciones generales de 2018- son ahora el partido político más popular del país, favorecido por alrededor del 22,5% de los votantes.

Italia: Mario Draghi presentó su renuncia como primer ministro pero el presidente la rechazó

Dos aliados ideológicos, la Liga de Matteo Salvini y Forza Italia de Silvio Berlusconi, cuentan con el respaldo de otro 22,8% de los votantes. El Partido Democrático, de centro-izquierda, obtiene algo menos del 22%, mientras que el partido populista Cinco Estrellas -que provocó la actual crisis al negarse a apoyar al gobierno de Draghi en una votación crítica- reúne menos del 12%.

Según los analistas, esto significa que una coalición de la derecha llegaría al poder casi con toda seguridad si Draghi cumpliera su amenaza de renunciar y se convocaran elecciones, aunque las rivalidades entre líderes ideológicamente alineados pero personalmente competitivos podrían complicar la formación de cualquier gobierno.

Draghi debe aclarar sus intenciones en un discurso ante el Parlamento este miércoles, y los italianos no saben si renunciará o aceptará quedarse, como muchos han pedido que haga.

Una nueva coalición de extrema derecha podría tener implicaciones significativas para Italia, sus ajustadas finanzas públicas y el enfoque de Roma sobre la guerra en Ucrania.

"Cualquier gobierno de Europa occidental tendrá que enfrentarse al descontento popular por la inflación provocada por los precios de la energía, las materias primas y, sobre todo, los alimentos", dijo Alessandro Marrone, jefe del programa de defensa del Instituto de Asuntos Internacionales de Italia, sobre el impacto de la guerra.

"Europa occidental no es tan resistente como Rusia en términos de sacrificios. Hay que ver qué prometen los Hermanos de Italia, la Liga y Forza Italia en la campaña para conectar con los votantes".

Con el apoyo del Movimiento 5 Estrellas, Draghi es oficialmente el nuevo primer ministro

La romana Meloni solía ser una fuerte euroescéptica, criticando abiertamente a los "burócratas de Bruselas" y pidiendo que Italia renegociara su relación con la Comisión Europea -aunque nunca fue tan lejos como Salvini, que llevaba una camiseta que decía 'No Euro'.

Pero Meloni ha suavizado recientemente su tono, reflejando la visión más positiva que los italianos tienen de Bruselas desde el lanzamiento del fondo de recuperación del coronavirus de 750.000 millones de euros, del que Roma será el mayor receptor.

"Los italianos no están tan enojados con la Unión Europea como hace cinco años porque la UE por fin está haciendo algo por ellos", dijo Daniele Albertazzi, profesor de política de la Universidad británica de Surrey. Las grandes sumas que están en juego, dijo, animarían incluso a un gobierno de derecha dura a ser "mucho más moderado y a evitar entablar grandes batallas" con Bruselas.

Hermanos de Italia es el único partido político importante que ha permanecido fuera del gobierno de unidad nacional de Draghi desde que se formó en febrero de 2021, argumentando que era preferible celebrar nuevas elecciones.

Sin embargo, Meloni ha respaldado la dura postura de Draghi contra la invasión rusa de Ucrania, y a menudo se ha manifestado más partidaria de medidas duras contra Moscú que los miembros de su propia coalición.

Aunque la Liga y Forza Italia forman parte del gobierno de Draghi, Berlusconi mantiene desde hace tiempo cálidos vínculos personales con Vladimir Putin, mientras que Salvini también ha sido un admirador del presidente ruso.

Petróleo: para bajar los precios, Draghi le propone a Biden crear un "cártel" de países compradores

El aumento de las presiones económicas sobre Italia a medida que se prolonga la guerra podría acelerar un cambio de enfoque en el conflicto de Ucrania, según los analistas.

"Los Hermanos de Italia adoptaron una posición muy clara para condenar a Rusia", dijo Marrone. "Pero habrá presiones en Italia, Francia y otros países para que se anteponga la economía, se levanten las sanciones [a Rusia] y se negocie".

Pero, subrayó, ni siquiera una coalición de derecha dura rompería con Europa. "No va a ser un movimiento unilateral del gobierno italiano. Va a ser una negociación dentro de la UE", dijo.

El banquero Mario Draghi es el nuevo primer ministro de Italia

Aunque se creó hace sólo una década, Hermanos de Italia es descendiente del Movimiento Social Italiano, el partido neofascista fundado tras la Segunda Guerra Mundial por colaboradores de Benito Mussolini. Durante décadas, los vínculos y las simpatías ideológicas del partido con el dictador lo situaron al margen de la política italiana.

Eso cambió en 1994, cuando Berlusconi invitó a su partido sucesor, la Alianza Nacional, a unirse a su coalición, lo que dio lugar a una era de administraciones en las que participó.

Meloni, que ha formado parte activamente en la política de derecha desde su adolescencia, fue ministra de Juventud en el gobierno de Berlusconi entre 2008 y 2011. Pero Hermanos de Italia -conocido por su postura antimigratoria y sus valores familiares altamente conservadores- ha estado en la oposición desde su formación en 2012 como parte de una escisión del partido.

Incluso si los votantes italianos dieran un mandato a los partidos de derecha dura, los analistas advirtieron que eso no ofrecería ninguna garantía de estabilidad dada la rivalidad personal entre Meloni y Salvini.

La Liga ganó alrededor de un tercio del voto popular en las elecciones al Parlamento Europeo en 2019, pero ha perdido un apoyo considerable frente a los Hermanos de Italia, ya que Meloni se ha convertido en la voz dominante de la oposición, al tiempo que parece más seria que Salvini.

"La gran pregunta es si Salvini está dispuesto a hacerse a un lado y permitir que sea la primera ministra", dijo Albertazzi. Pero, añadió, "incluso si la aceptan y se forma un gobierno, empezarán a discutir después de unos meses".

Roberto D'Alimonte, profesor de ciencias políticas en la Universidad Luiss de Roma, predijo que Salvini y Berlusconi tratarán de frustrar a Meloni argumentando que no está calificada para presidir el gobierno.

"Utilizarán cualquier argumento... pero la verdadera razón es que no quieren que los Hermanos de Italia se fortalezca", dijo.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios