FINANCIAL TIMES

Coronavirus: ¿Nuevas variantes? Alertan que lo que viene puede ser peor

Los científicos advierten que una tercera ola impulsada por la variante Delta, podría ser un caldo de cultivo para cepas potencialmente más infecciosas y resistentes

Los científicos advierten que el mundo ha entrado en una nueva y peligrosa fase de la pandemia, ya que la tercera ola crea un terreno fértil para nuevas variantes más infecciosas y potencialmente resistentes a las vacunas.

La ola de Covid-19 en todo el mundo, con la Organización Mundial de la Salud (OMS) informando un aumento de 8% en los nuevos casos y de 21% en las muertes en tan sólo una semana, tiene paralelismos con las condiciones en el punto álgido de la pandemia el año pasado, cuando se originaron cuatro variantes virales altamente transmisibles.

Los virólogos afirman que el coronavirus Sars-Cov-2, causante del Covid-19, podría haber evolucionado ya hacia formas más preocupantes que hasta ahora han eludido la detección porque aún no infectaron a suficientes personas.

Las crisis ponen a América Latina en la agenda de Joe Biden

"Nos ha sorprendido en más de una ocasión la evolución de las variantes, aunque quizá no debería haber sido así porque el virus se ha trasladado a los humanos hace poco y aún se está adaptando a sus nuevos huéspedes", afirma Nick Loman, profesor de genómica microbiana de la Universidad de Birmingham (Reino Unido).

Los contagios a nivel mundial se han disparado hasta alcanzar un promedio de 540.000 diarios y casi 70.000 muertes semanales, según informó la OMS, impulsados por la variante Delta, de mayor transmisibilidad.

Además de propagarse en países con bajas tasas de inoculación, un estudio del Instituto de Ciencia y Tecnología de Austria, publicado en Scientific Reports, descubrió que el peligro de que se instalen cepas resistentes a las vacunas era mayor cuando más del 60% de la población se vacunaba y otras medidas -sobre todo el uso de barbijos y las restricciones sociales- se levantaban.

"El desarrollo de una cepa resistente en ese momento puede dar lugar a nuevos ciclos de evolución de cepas resistentes, con las vacunas tratando de ponerse al día en la carrera armamentística contra las nuevas cepas", dice el estudio.

Las 'variantes de preocupación' de la OMS, su categoría más grave, se denominan Alfa, Beta, Gama y Delta. Las cuatro surgieron en la segunda mitad de 2020, aunque las variantes más transmisibles tardaron algún tiempo en extenderse. La siguiente categoría de 'variantes de interés' -que se sospecha que son más transmisibles o resistentes a las vacunas- incluye Eta, Iota, Kappa y Lambda.

Los científicos afirman que las nuevas evoluciones del virus son inevitables debido a la forma en que el código genético puede ser alterado por errores en el mecanismo de copia durante la replicación. La mayoría de las mutaciones son neutras, pero ocasionalmente una aumenta la 'aptitud' del virus, permitiéndole infectar células humanas con mayor facilidad.

Coronavirus: vacunas, inmunidad de rebaño y otras cosas que desafían lo que creemos de pandemia

"Estamos tratando de entender por qué Delta es más transmisible", dijo Maria Van Kerkhove, responsable técnica de Covid-19 de la OMS. "Algunas de las mutaciones permiten que el virus se adhiera más fácilmente a la célula y la infecte".

Delta es aproximadamente el doble de transmisible que la variante Alfa registrada por primera vez en Inglaterra, que a su vez era un 40% más infecciosa que las formas anteriores del virus detectadas por primera vez en China.

El número de reproducción R0, que mide la transmisibilidad, se estima en alrededor de 3 para el virus original de Wuhan y cerca de 6 para Delta, dijo Loman en la universidad de Birmingham. Esto significa que una persona infectada con Delta lo puede transmitir a otras seis personas, en una población no protegida por la vacunación, contagios previos y medidas de distanciamiento social.

La mayoría de las variantes de preocupación o interés han acumulado unas 20 mutaciones individuales en las 30.000 letras bioquímicas que componen el código genético. Las investigaciones moleculares realizadas por virólogos como Ravi Gupta, profesor de microbiología de la Universidad de Cambridge, pretenden aportar una mayor comprensión de cómo afectan al comportamiento del Sars-Cov-2.

Gupta dijo que los cambios en la proteína spike, que permiten al virus entrar en las células humanas con mayor eficacia, parecían ser los más importantes, aunque se necesitaba más investigación. "Conocemos algunas de las mutaciones implicadas, pero no conocemos toda la historia", añadió.

De las variantes existentes, Beta, surgida en Sudáfrica, parece ser la más capaz de reinfectar a los vacunados.

El proceso exacto por el que el virus adquiere una serie de mutaciones con el suficiente impacto como para calificarlo de nueva variante sigue siendo un misterio, aunque a veces puede ocurrir en un individuo que sufre una infección prolongada.

Gupta y sus colegas estudiaron a un paciente de Cambridge con el sistema inmunitario deteriorado en el que el virus se replicó durante más de tres meses antes de morir. Una serie de mutaciones evolucionaron de forma similar a las observadas en la variante Alfa, aunque esta variante unipersonal no infectó a nadie más.

"Hay algunos datos de Brasil que sugieren que Gama puede haber evolucionado allí a través de formas intermedias de manera escalonada durante la primera ola de la pandemia y no en un individuo, aunque no había suficiente vigilancia genómica en ese momento para captar el proceso", dijo Oliver Pybus, profesor de evolución y enfermedades infecciosas de la Universidad de Oxford.

Todavía no está claro cuánto más puede evolucionar el Sars-Cov-2, al adaptarse a una población huésped cada vez más inmunizada mediante la infección y la vacunación.

La mayoría de los virus que persisten en las poblaciones humanas se han vuelto menos virulentos a lo largo de décadas o siglos -se cree que algunos coronavirus que ahora causan síntomas leves de resfriado empezaron causando enfermedades más graves-, pero los científicos advierten que no es un proceso inevitable.

"Cuanto más circule el virus, más cambiará", advirtió Kerkhove, de la OMS. "Delta no será la última variante preocupante de la que nos oigan hablar".

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • SL

    Sebastian Louzao

    04/08/21

    como les gusta meter miedo ehhh
    cuando pase la delta que sigueee
    se les va a acabar el alfabeto griego

    0
    0
    Responder