Empresas

Telefónica dio la bienvenida a los saudíes y al Gobierno en una junta de accionistas sin controversia

Finalmente los dos nuevos accionistas deberán esperar para sentarse en el consejo de administración. La Junta de Accionistas aprobó además el pago de un dividendo en efectivo de 0,15 euros por acción.

En esta noticia

José María Álvarez-Pallete dio muestra de un fino manejo político en la Junta de Accionistas más controvertida de Telefónica. El presidente de la operadora debía equilibrar los intereses de los dos nuevos accionistas de peso: el grupo Saudi Telecom Company (STC) y el Gobierno, que ingresó en la teleco a través de la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI).

De los dos, fue el socio estatal el que presionó con fuerza para tener una silla -a pesar de haberla solicitado con los plazos caducados- en el consejo de administración aprobado hoy. Álvarez-Pallete zanjó la controversia con una cálida bienvenida a STC y a la SEPI

Y tras tenderles la mano, asegurando que aportarán "estabilidad al accionariado y a la estrategia a largo plazo", afirmó que en la compañía entienden a todas las partes que quieren estar en la empresa, "por el interés que Telefónica suscita en la comunidad inversora".

"Damos la bienvenida a los que decidieron participar en ese futuro y, por supuesto, agradecemos a los que recorrieron el camino con nosotros, grandes y pequeños porque supieron ver dónde había que estar", agradeció el alto ejecutivo, tras recordar "la importancia y el orgullo de cumplir 100 años". Supervivencia que, según Álvarez-Pallete, obedeció "a su capacidad de reinventarse cada vez que fue necesario".

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, dio la bienvenida al SEPI y a STC como nuevos accionistas. (Fuerte: EFE / Sergio Pérez)

En este punto, el presidente recordó que son la empresa que revolucionó y revoluciona la comunicación. "Vimos la telefonía y la voz sobre el cobre hace 100 años y vimos la inteligencia artificial y la fibra y el 5G hace 8 años. No sentimos vértigo ante el cambio. Fuimos líderes europeos en centrales automáticas hace 100 años y hoy lo somos en despliegue de fibra y en aplicación de inteligencia artificial. Somos la empresa que se imaginó un nuevo sector y se puso a liderarlo desde la GSMA", y destacó que "durante 2023 generamos más de 49.000 millones de euros para el producto interior bruto en nuestros grandes mercados, pagado 7580 millones de euros en impuestos y generado empleo para más de 1.3 millones de personas".

Siguiendo con los números, subrayó que la compañía llevó a cabo una reasignación de capital profunda. "La inversión acumulada durante este periodo fue de más de 71.500 millones de euros y la reducción de deuda de 22.000 millones", detalló.

Punto seguido, afirmó que la generación acumulada de beneficio neto fue de más de 21.000 millones y la caja de casi 40.000 millones. Asimismo, recordó que en estos años también se realizaron operaciones corporativas por valor de 95.000 millones de euros y se destinaron 19.000 millones a retribuir a los accionistas.

Álvarez-Pallete, al recordar que en noviembre del año pasado la empresa celebró un Investor Day para presentar su nuevo plan estratégico GPS donde compartió sus objetivos a tres años, dijo que esa hoja de ruta prevé que la compañía crezca en ingresos y en beneficio operativo, así como un incremento del 50% en la generación de caja, hasta los 3000 millones de euros. Mientras, la compañía seguirá con su política de reducción del endeudamiento hasta un ratio entre 2,5 y 2,2 veces y que se repartirán al menos 5100 millones de euros en dividendos.

El presidente destacó que cuando se hizo al frente de la compañía, en 2015, Telefónica tenía 320 millones de clientes, y hoy cuenta con 388 millones. También subrayó que en 2015 los ingresos de conectividad de última generación y de productos digitales representaban el 46% del total, mientras hoy representan el 76%. "Transformamos nuestra función de ingresos y la hicimos girar hacia lo nuevo", afirmó.

Lo que se viene

Observando el futuro, el presidente de Telefónica dijo que ve a la inteligencia artificial, la capacidad de computación, la Web3 y las redes de última generación generando una ola de cambio mucho más profunda que la irrupción de la máquina de vapor, la electricidad, el ordenador personal o internet.

En este sentido, Álvarez-Pallete se comprometió a que Telefónica haga un uso responsable de la tecnología en un mundo sin reglas. Y anunció la creación por primera vez de una Comisión de Seguimiento Ético de la inteligencia artificial en la compañía donde tendrán cabida todos sus grupos de interés.

En su discurso también hubo espacio para las plataformas tecnológicas. Álvarez-Pallete afirmó que hoy dominan el mundo e indicó que generan una soberanía transfronteriza que desafía las soberanías nacionales "porque reinan sobre un mundo que todavía no tiene reglas".

"Pero estas mismas plataformas están en riesgo por la irrupción de nuevos campeones en computación y por ciudadanos que empiezan a reivindicar sus derechos digitales y que están rebelándose ante un uso abusivo de sus datos y un uso irresponsable de recursos compartidos como la energía, el agua o las redes de telecomunicaciones".

Telefónica se comprometió a hacer un uso responsable de la tecnología en un mundo sin reglas (Fuente: Shutterstock)

Por último, y a modo de conclusión, lo cierto es que en cuanto a las intenciones de saudíes y del Gobierno de sentar a un representante en el consejo de administración de Telefónica, deberán esperar un año hasta la próxima Junta de Accionistas o, en su defecto, solicitar una Junta Extraordinaria.

La opción más probable es esta última, porque además de favorecer a la SEPI, también favorece a STC, ya que es un secreto a voces de que el Gobierno se opondrá a que haya un representante saudí hasta no ver sentado en el consejo al designado por el ente estatal.

Pago de dividendos

La Junta de Accionistas de Telefónica concluyó con la aprobación de todos los puntos del orden del día, entre ellos el relativo a la retribución al accionista con cargo a 2024.

Telefónica dio luz verde a la distribución de un dividendo en efectivo con cargo a reservas de libre disposición, mediante el pago de la cantidad fija de 0,30 euros brutos, pagadero en dos tramos. 

El primer pago en efectivo de 0,15 euros brutos por acción se realizará el próximo 20 de junio, mientras que el segundo, por el mismo importe de 0,15, se abonará a finales de este año, en concreto el 19 de diciembre.

Temas relacionados
Más noticias de telefónica