Negocios

Las grandes empresas afianzan su facturación y suman nuevos puestos de trabajo

El informe anual de grandes superficies de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de la Distribución (ANGED) reveló datos sobre algunas de las compañías más importantes del país.

Las ventas de las grandes empresas españolas, en el canal de distribución, crecieron un 14,5% en 2022, dos puntos más que las del comercio minorista, según el informe anual de grandes superficies de la Asociación Nacional de Grandes Empresas de la Distribución (ANGED), con un total de 45.734 millones de euros.

El Corte Inglés, Ikea y Carrefour son algunas de las que pelean por conseguir un lugar en el podio de las que más facturaron. Esto es en virtud de haber adaptado su oferta de venta y operativa a "transformación permanente del mercado".

En el ejercicio 2022, las empresas de la distribución continuaron en subida con la apertura de 54 establecimientos netos, hasta totalizar, actualmente, una red comercial de 7238 tiendas en toda España. De esa manera, la superficie comercial avanzó (0,7%) hasta situarse en los 8,8 millones de metros cuadrados, manteniendo la tendencia de ir adaptando los espacios físicos a los nuevos hábitos de compra.

Ikea es una de las empresas que más facturó en España durante el 2022 (Fuente: Archivo)

Si se los mide por categorías, fueron los supermercados y los autoservicios, tanto propios como franquiciados, junto a los formatos especialistas en productos distintos a la alimentación, los más dinámicos en 2022. Los mismos fueron visitados por 4,1 millones de clientes, el 22% de los hogares españoles, mientras que el número de compradores 'online' ya fue equivale al doble que antes de la pandemia.

En lo que al empleo del sector respecta, las grandes empresas de distribución se parecen mucho a una turbina a la hora de impulsarlo. En 2022 se contabilizan 229.000 empleados, sin contar los afectados a las redes, teniendo en cuenta que es un sector "con un marcado carácter estacional", aprovechando las consideraciones de la nueva ley laboral. En tanto, los contratos fijos alcanzan al 88,2% de los empleados, lo que supone 11 puntos más que la media nacional, en todo el sector.

En este contexto, el volumen de inversión de las empresas agrupadas en ANGED se elevó hasta los 930, millones de euros, un 26,7% más, recuperando, también, los niveles anteriores a la pandemia, con un rasgo para destacar y es que la digitalización, absorbe ya un tercio de la inversión.

En lo referente a los aportes retributivos y el pago de impuestos de las empresas, ese ítem creció un 12%, hasta los 12.083 millones de euros. De los cuales, 4.30 millones corresponden a pago de tributos directos e indirectos y otros 7.150 millones suman los salarios directos y las cuotas a la Seguridad Social abonadas por las empresas.

En ese rubro, ANGED destaca que sus empresas agrupadas han aportado a las arcas estatales más de 88.140 millones de euros. Entre las empresas líderes en la materia, las que producen el "efecto arrastre" de la economía, aparecen El Corte Inglés, Carrefour, Ikea y Tendam, con 30.200 millones de euros, considerando que por cada euro en el que se incrementa la demanda de las empresas, la producción final crece 2,5 euros.

Asimismo, el sector de la gran distribución apostó un poco más que en años anteriores por los proveedores nacionales, al hacer compras por valor de 33.910 millones de euros a empresas españolas, un 18% más que, en 2021, con un peso sobre las ventas total del 74%.

Empresas como El Corte Inglés hicieron grandes aportes a las arcas del Estado (Fuente: Shutterstock)

Al dar a conocer el informe, Alfonso Merry del Val, presidente de ANGED, salió en defensa del sector ante las críticas reiteradas por la remarcación de precios, al decir que se tratan de "ataques injustificados", en un marco económico de fuertes subas en los costes de las materias primas básicas que llegan a alterar la cadena de valor alimentaria.

"Los ataques injustificados que a lo largo de meses hemos escuchado contra las empresas del sector parten, en mi opinión, de un profundo desconocimiento de la realidad. Los datos oficiales muestran cómo, a lo largo de 2022, la distribución amortiguó 6,8 puntos del encarecimiento histórico de los precios a los que nuestras empresas compran a sus proveedores. Un esfuerzo que a su vez han soportado el resto de los eslabones, industria y sector primario".

Por eso, pidió "no banalizar" el rol de los empresarios que "una vez más han dado un paso al frente a la hora de aportar soluciones a una crisis de costes que, por su naturaleza, afecta de forma grave a la competitividad de los negocios", al tiempo que hizo un llamado a "reconciliar la agenda pública y privada".

Temas relacionados
Más noticias de empresas