Reclamo

El Presidente le pide a los empresarios que suban los salarios y mejoren las condiciones laborales

Para el jefe del Ejecutivo es necesario "un Estado fuerte para contribuir a la redistribución de la riqueza y recompensar el esfuerzo de todos".

En esta noticia

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha pedido este miércoles a los empresarios su implicación para defender la democracia y ayudar al Ejecutivo a mejorar la vida de los ciudadanos con decisiones como la subida del salario de los trabajadores.

Sánchez ha hecho esta petición en la clausura de la Asamblea anual de socios del Instituto de Empresa Familiar, cuyo presidente electo, Ignacio Rivera, había pedido minutos antes "un clima sosegado y una democracia de calidad donde -ha dicho- quepamos todos".

Mejores condiciones laborales

Tras enumerar una serie de datos que considera que demuestran la robustez de la economía española es cuando el jefe del Ejecutivo ha pedido a los representantes empresariales su implicación para sostener el modelo actual, seguir elevando el poder adquisitivo de los trabajadores y hacer frente al cambio climático.

 "También para defender nuestra democracia como el único sistema que es capaz de aunar justicia social con libertades civiles y con crecimiento económico", ha añadido. Esas peticiones, ha explicado, consisten en definitiva en que los empresarios ayuden al Gobierno "a mejorar la vida de la gente".  

Sánchez pide a los empresarios defender la democracia y mejorar las condiciones laborales. Imagen: EFE. 

De la misma forma, les ha instado a aprovechar la bonanza actual de sus cuentas de resultados para invertir en su futuro, pero también en el de España.

"Que uséis los beneficios de este periodo para recompensar a vuestros inversores y accionistas de manera justa, pero también -ha apostillado- para modernizar y fortalecer las bases de nuestro tejido productivo y de nuestra sociedad".

Sánchez les ha animado igualmente a seguir abriendo nuevos mercados dentro y fuera de la Unión Europea y, "sobre todo", a mejorar las condiciones laborales y salariales de los trabajadores.

"Debemos motivarles, recompensarles, debemos pagar mejores salarios, reforzar la formación, flexibilizar los horarios y hacer que el trabajo sea una experiencia satisfactoria", ha añadido.

Aunque ha asegurado que sabe que muchas empresas ya lo hacen, ha insistido en la necesidad de usar los beneficios actuales para invertir en ganancias de productividad y competitividad futura.

"Este Gobierno sabrá reconocer ese esfuerzo y os ayudará en todo lo que podamos. Os hablo desde una convicción, sí, socialdemócrata, pero también como alguien que cree en la economía social de mercado", ha subrayado Sánchez.

Por ello ha destacado que es necesario un Estado fuerte para contribuir a la redistribución de la riqueza y recompensar el esfuerzo de todos.

"El Gobierno será vuestro aliado", ha recalcado tras recordar que las empresas son también producto de la democracia y de un estado de bienestar que garantiza la igualdad de oportunidades.

Tras defender "apostar con todo" por la formación del capital humano, ha asegurado que la empresa familiar es la columna vertebral del tejido empresarial y ha reconocido su papel en el desarrollo de la economía española.

Un futuro alentador con buenos indicadores macroeconómicos

Entre los datos que cree que corroboran el buen momento económico ha citado que haya más de 21 millones de afiliados a la Seguridad Social o que el paro se haya reducido a tasas desconocidas desde hace más de quince años.

También que la OCDE haya hecho público que los españoles recuperaron el año pasado el nivel de renta de 2007.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (2d) posa junto al presidente de la IEF, Andrés Sendagorta (d), y el presidente Corporación Hijos de Rivera, Ignacio Rivera (2i) a su llegada a la clausura de la Asamblea Anual de socios del Instituto de la Empresa Familiar, este miércoles en Madrid. EFE

Aunque ha reconocido que aún queda mucho por hacer, ha subrayado que lo conseguido ha sido gracias a los agentes sociales, a los trabajadores y a reformas que ha impulsado el Gobierno como la laboral.

En los acuerdos que han contado con el aval de patronal y sindicatos se ha detenido para subrayar que son fundamentales para que haya paz social, que ha dicho que es a la vez consustancial con la estabilidad social y la convivencia.

Al hilo de ello ha recordado su apuesta por la convivencia y por la "política útil" y por "mirar hacia delante para construir y no para destruir, para reforzar lo que nos une y para sembrar progreso y desterrar debates estériles que hicieron perder muchísimo tiempo a territorios muy importantes de nuestro país -ha señalado en alusión a Cataluña- y que solo trajeron inestabilidad e incertidumbre a la empresa".

El presidente del Gobierno se ha referido también a los buenos augurios macroeconómicos para España por parte de organismos internacionales y ha subrayado que hay grandes motivos para ser optimistas sobre el futuro del país.

Su economía ha recalcado que evidencia un crecimiento simultáneo del empleo y la productividad, por lo que ha destacado que España es más competitiva no a costa de reducir salarios, sino de apostar por la sostenibilidad, la innovación y la formación de capital humano.

Fuente: EFE

Temas relacionados
Más noticias de empresas