CEO Profile

Cruzó el Atlántico en un bote de remos y hoy es una de las pocas mujeres al frente de una petrolera

Es francesa y esta es la segunda vez que está en el país. Su foco está puesto en desarrollar un pilar de generación eléctrica integrada con renovables

En esta noticia

El 4 de enero de 2010 Catherine Remy junto a tres amigas inició un viaje desde San Sebastián de la Gomera, en las islas Canarias. Pero esta travesía era distinta a todas las que había hecho en su vida. En un bote de remos de apenas ocho metros de eslora, estas cuatro mujeres se aventuraron a cruzar el Atlántico para llegar a la isla de Antigua, en el Caribe.

Fueron 64 días para remar de a pares, en turnos de a dos horas. Un viaje agotador en el que al cansancio físico se le sumaba la falta de sueño y la poca cantidad de comida. Y, a medida que se avanzaba en el trayecto, todo se hacía más difícil.

Antes de esto, Remy no tenía experiencia como remera. Su actividad deportiva preferida era el montañismo, pero cuando una amiga le dijo de emprender el viaje, no pudo dejar de pensar en eso. Así que, juntó fuerzas, pidió una licencia de seis meses en la petrolera donde trabajaba y se preparó para emprender la aventura.

"Más allá de la importancia del trabajo en equipo, lo que aprendí en esa experiencia es a no tomar a mal lo que me dicen los demás, a pensar que no tienen mala intención cuando nos hablan. Me pasó que un día una compañera me señaló que mi remera estaba sobre el puente y lo primero que hice fue pensar en por qué le molestaba que la hubiera dejado ahí. Pero de pronto me dije: "Arrêt ! Stop! Es mi amiga, ¿por qué me va a estar atacando? Seguro que tiene un buen motivo para decírmelo", cuenta Remy, que desde septiembre pasado se desempeña como managing director en TotalEnergies EP Argentina y como country chair.

Por segunda vez

Nacida en el sudoeste de Francia, cerca del País Vasco, y criada en París, esta es la segunda vez que esta ingeniera está destinada a la Argentina. La primera fue, justamente, después de la travesía atlántica, entre enero de 2011 y mayo de 2014.

A lo largo de su carrera en TotalEnergies -compañía a la que ingresó en 2004- ocupó puestos en Nigeria, España y, por supuesto, Francia. Ingeniera egresada de la École Polytechnique -una de las Grandes Écoles francesas- tiene, además, un máster en tecnología de la Universidad de California en Berkeley.

En estos 20 años desempeñó tareas en áreas muy diversas. Analista financiera en Francia, ingeniera de Proyecto en Nigeria, gerente de Proyecto de Plataforma en la Argentina y España, y negociadora líder de Nuevos Negocios en Francia, entre otros.

Antes de llegar al país estaba en París como VP de Sustentabilidad. Y, precisamente, uno de los desafíos que tiene en su nuevo rol es el de lograr una baja en las emisiones de la compañía.

Uno de los desafíos más grandes de Total en el país es la puesta en producción del proyecto Fénix

"Veo cada vez más interés en la sustentabilidad, pero todavía hay un camino por hacer. Nosotros queremos bajar nuestras emisiones y por esto estamos con proyectos en renovables. Pero, además para bajar las emisiones hace falta convencer a nuestros socios en la industria. Pero soy optimista y creo que está la voluntad de ir en esa dirección", agrega.

Su llegada al país ocurrió en septiembre del año pasado, en medio del proceso electoral que llevó a Javier Milei a la Casa Rosada. Al respecto, señala que es un momento muy interesante para estar en la Argentina, que está viviendo un proceso de transformación "a la velocidad de la luz".

"Es un placer está acá de vuelta. Este es un país importante para TotalEnergies. Somos 100.000 en el mundo y acá hay 1100 personas que trabajan para la compañía. Estamos en Buenos Aires, en Neuquén y en Tierra del Fuego. y también tenemos plantas renovables en Chubut, Santa Cruz, Bahía Blanca y San Luis, y estamos construyendo un parque solar en Catamarca. En esta filial se hace realmente la transición energética de la que se habla estos días", dice.

La incertidumbre de la economía argentina, asegura, la obliga a estar conectada todo el tiempo con lo que está sucediendo. Un ejemplo de ello fue la discusión de la Ley de Bases, con el análisis de cómo iba a impactar en la compañía y cómo tuvieron que hacer actualizaciones a medida que se introducían cambios en el proyecto.

"Cuando tenés tu estrategia clara, sabés cuál es tu rumbo. En nuestro caso queremos desarrollar la industria del gas y también desarrollar un pilar de generación eléctrica integrada con renovables. Entonces, con estos dos pilares vos estás siempre conectado tratando de ver cómo están las cosas desde el punto de vista legal y del financiero", explica.

Soluciones creativas

Más allá de la coyuntura, desde su rol lo que Remy intenta es buscar soluciones, aplicar la creatividad para encontrar como resolver los problemas que se plantean en la operación diaria.

Remy es una de las pocas mujeres que lidera una compañía de energía en la Argentina y asegura que todavía tiene la sensación de que sus pares masculinos la ponen a prueba cuando llega a una reunión para ver cuánto sabe en realidad y si está a la altura del puesto. Sin embargo, eso no la amedrenta ni le hace cambiar su forma de trabajar. Es que, en su opinión, cuando les toca liderar, las mujeres no deben caer en la trampa de tratar de ser un hombre en un mundo de hombres.

"Si sos mujer, sé mujer. Estoy convencida de que la diversidad agrega valor. Si alrededor de la mesa solamente hay hombres del mismo país y con la misma formación es muy difícil encontrar proyectos que generen valor. Y cuando hablo de diversidad no es solo de género, sino también de nacionalidades y otras características que hacen distintas a las personas", dice.

Y a pesar de todo, asegura, tener una muy buena relación con sus pares. La calidez en el trato que tienen los argentinos, agrega, ayuda a romper el hielo y a que las situaciones fluyan con más naturalidad.

Liderazgo simple

Su estilo de liderazgo, afirma, está basado en la simplicidad. Para lograr hacerla realidad, agrega, se debe mantener una disciplina de trabajo, porque es fácil perder de vista la sencillez cuando hay muchas tareas por resolver.

"Cuando están con un montón de cosas, ¿qué tienden a hacer los líderes de las empresas? Empiezan a hacer zoom del zoom del zoom para llegar al detalle y estar con los equipos. Pero a veces eso hace que se pierda de vista el rumbo hacia dónde se quiere ir. Y la clave es, mantener la simpleza y la autenticidad, porque si te dejás llenar de problemas, de preguntas, o si te das más importancia de la que tenés, vas a perder el foco de lo importante", opina.

Entre los desafíos que le quedan por delante, Remy dice que el primero es lograr que Fénix -el proyecto off shore que Total tiene en Tierra del Fuego junto con Wintershall DEA y Pan American Energy con una inversión de US$ 700 millones- entre en producción.

"Es un proyecto del que los argentinos pueden sentirse orgullosos. Es una de las plataformas marinas que se encuentran más al sur del mundo, que opera en condiciones extremas. A 60 kilómetros de la costa de Tierra del Fuego y a 70 metros de profundidad. Debería empezar a producir en noviembre de este año. Y también hay mucho por hacer en la cuenca neuquina. Queremos seguir desarrollando lo que tenemos en La Aguada Pichana y en La Escalonada", dice.

Además, señala que quiere crecer en renovables: "Hay mucho por hacer y nosotros tenemos mucho para ofrecerles a otras industrias, como la cementera o la del acero. Podemos proponerles otras soluciones de energía. En la Argentina tenemos la agenda bastante llena". 

Temas relacionados
Más noticias de CEO Profile

Las más leídas de Apertura

Las más leídas de Negocios

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.