¿Vuelven el IFE y el ATP en 2021? Qué dice Arroyo sobre los subsidios ante la segunda ola de Covid en Argentina

Ante la llegada inminente de la segunda ola de coronavirus, el ministro de Desarrollo Social se refirió a posibles nuevas ayudas económicas de parte del gobierno: "El compromiso es acompañar si hay dificultades en algún sector"

La llegada de la segunda ola del COVID-19 al país es inminente y los casos diarios confirmados este lunes lo comprueban: en la noche del 29 de marzo se revelaron 14.014 casos positivos en todo el país y el ministerio de Ciencia confirmó que la cepa de Manaos, aproximadamente 2,2 veces más transmisible, ya circula de forma comunitaria en el país.

Por otro lado, también se detectaron en el país 3 variantes del virus con "relevancia epidemiológica", estas son la cepa del Reino Unido, la de California y la de Río de Janeiro.

De esta forma, ya se están discutiendo en el gobierno nuevas medidas de cuidado ante esta situación y el ministerio de Desarrollo Social no descarta la opción de volver a otorgar ayudas económicas ante nuevos cierres.

Así lo confirmó el mismo ministro, Daniel Arroyo, en conversación con el periodista Paulo Vilouto para Radio La Red. Al ser consultado sobre si, ante nuevas restricciones en el país, podrían volver programas como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) o el Programa de Asistencia a la Producción y el Trabajo (ATP), Arroyo expresó: "Si, efectivamente si hay una restricción importante vamos a tomar medidas excepcionales en materia social".

Luego, el ministro continuó desarrollando las dos variables que se tienen en cuenta a la hora de ampliar la ayuda social, a lo que explicó que, en primer lugar, se guía por la cantidad de individuos que acceden a los comedores barriales.

"Hoy hay 10 millones de personas que reciben asistencia alimentaria, habíamos llegado a tener 11 millones, bajamos a 10 y en los últimos dos meses estamos trabados, en parte por el precio de los alimentos, la gente hace más changas, pero además de eso va al comedor para estirar por lo que cuestan los alimentos", reveló Arroyo, y agregó que esa es la primera variable que se analiza desde el ministerio: "Si va subiendo la gente en los comedores estamos ante una dificultad".

El otro indicador que permite a Desarrollo Social conocer si debe establecer nuevas medidas de protección social o no es el nivel de producción de 5 sectores clave: la construcción, la producción de alimentos, la producción textil, el cuidado de personas y el reciclado.

"Si esos sectores se van resintiendo vamos a tomar medidas excepcionales que vamos a evaluar en cada momento, pero claramente el compromiso es acompañar si hay dificultades en algún sector productivo", concluyó Arroyo.

BONOS PARA JUBILADOS, PENSIONADOS Y BENEFICIARIOS DE AUH Y AUE EN ABRIL

Abril va a ser el cuarto mes en el que el bono de $ 10.000 del IFE ya no se otorga, mientras que el ATP fue reemplazado por el Repro II, un programa mucho más acotado de ayuda a la producción. Sin embargo, el gobierno no ha dejado de acompañar a los sectores más vulnerables ante la crisis con una variedad de medidas que van desde aumentos del 8,07 % para los haberes previsionales (jubilaciones, pensiones, AUH, AUE y AFH), hasta programas para fomentar la inclusión educativa (Becas Progresar, Manuel Belgrano, Potenciar Trabajo o Potenciar Inclusión) o nuevos bonos para jubilados, pensionados y beneficiarios de la AUH o AUE.

En este contexto, el gobierno ha confirmado nuevas asistencias para abril, particularmente para los damnificados por los incendios en Chubut. Así, mientras que a los jubilados y pensionados de la zona patagónica afectada con haberes menores a $ 41.142 se les entregará un bono de $ 14.400, los beneficiarios de la AUH y AUE de Lago Puelo, El Hoyo, El Maitén, Epuyén y Cholila, recibirán un único pago doble del beneficio, pasando a cobrar de $ 3.213 a $ 6.426 en el mes entrante.

Por último, el organismo conducido por Fernanda Raverta decidió otorgar un bono de $ 3.000 entre abril y mayo ($ 1.500 cada entrega) a los jubilados y pensionados que cobren hasta $ 30.856 por mes. Esta medida definida en febrero busca cubrir al 70 % de los jubilados y pensionados del sistema previsional, es decir, a 7 millones de individuos y, según Raverta, el objetivo es que estos "no pierdan poder adquisitivo contra la inflación".

Así, en abril y mayo quienes cobren la jubilación mínima pasarán a obtener $ 22.071 mensuales gracias a este bono, mientras que los beneficiarios de la PNC cobrarán $ 15.899 y los de la PUAM percibirán $ 17.956. De esta forma, el gobierno pretende cubrir a estos individuos frente a la inflación y ya para junio habrá un nuevo aumento según la fórmula actualizada.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios