RÉGIMEN OFICIAL

Tierra del Fuego: sigue la promoción industrial, pero las empresas deberán invertir en infraestructura

El presidente Alberto Fernández anunció la extensión del régimen de promoción industrial para Tierra del Fuego por 15 años. Pero les pedirán a las empresas crear un fondo para diversificar la matriz productiva.

El presidente Alberto Fernández anunció este lunes la extensión por 15 años del régimen de promoción industrial para Tierra del Fuego, la Antártida y las Islas del Atlántico Sur (Malvinas, Georgias del Sur y Sandwich del Sur).

De esta manera, las empresas radicadas en ese territorio continuarán operando sin pagar impuestos nacionales hasta fines de 2038 y tendrán la posibilidad de acceder a asistencia económica directa.

La prórroga del subrégimen industrial creado por la Ley 19.640 de 1972 viene atada a la constitución de un Fondo para la Ampliación de la Matriz Productiva Fueguina (FAMP Fueguina), que se financiará con aportes de las empresas beneficiarias.

De esta manera se apunta al desarrollo de nuevos sectores productivos en la isla, como la industria petroquímica -que depende del sobrante de gas natural-, la economía del conocimiento y el procesamiento de alimentos, entre otros, y a la inversión en infraestructura productiva por unos u$s 1500 millones para instalar un Polo Tecnológico e Industrial en la provincia austral.

La extensión del Régimen de Promoción y la creación del Fondo de Ampliación de la Matriz Productiva Fueguina puede generar la creación de 9000 puestos de trabajo, explicaron en el Ministerio de Desarrollo Productivo.

"Es la primera vez en la historia que incluye condiciones y herramientas para permitir la ampliación de la matriz productiva", ampliaron en la cartera que conduce Matías Kulfas.

"Seguimos apostando a la inversión, al trabajo, a la producción y al crecimiento", expresó Fernández en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada.

En el acto estuvieron presentes además el gobernador de Tierra del Fuego, Gustavo Melella; los intendentes de la provincia (Walter Vuoto por Ushuaia y Martín Pérez por Río Grande); legisladores nacionales, el jefe de Gabinete, Juan Manzur; el ministro del Interior, Eduardo de Pedro; la secretaria de Legal y Técnica, Vilma Ibarra; el propio Kulfas y los CEOS y representantes de las compañías radicadas allí.

El mandatario también anunció también un acuerdo con los empresarios locales para la implementación de un bono de $ 40.000 para los empleados y empleadas en noviembre.

"Nunca nadie del Frente de Todos dudó un segundo en la necesidad de cuidar y proteger a esa querida Isla porque sabemos que representa un valor estratégico geopolítico muy importante. Y por eso no podemos menos que cuidar su desarrollo, su sustentabilidad y su crecimiento", afirmó el jefe de Estado.

Y señaló que "para que el mercado vaya allí hace falta un Estado que lo impulse y que tenga políticas activas que hagan de ese lugar tan difícil un lugar donde puedan encontrar desarrollo y prosperidad".

En ese sentido, el presidente destacó la cifra de 7 puntos de recuperación de empleo registrada en la provincia, "la tasa más alta que se observa en Argentina en medio de tanto mal momento por la pandemia", así como la reducción de la pobreza.

En 2013 en la Isla se producían 13 millones de celulares y 3,5 millones de televisores, y eso se redujo a la mitad en 2019; a su vez, la provincia pasó de tener más de 15.000 empleados a menos de 8000, detalló Fernández.

Y enfatizó: "Eso pasa cuando el Estado se desentiende de la gente, de su tierra, y cuando piensan que los mercados son capaces de resolver todo".

"Frente a los que dicen están malgastando la plata y que sobran los trabajadores en Tierra del Fuego, les digo que la plata se malgasta cuando se piden créditos para favorecer la fuga de dólares; cuando castigamos al que produce y premiamos al que especula. Por eso seguimos apostando a la inversión, al trabajo, a la producción y al crecimiento", aseguró.

Por su lado, el gobernador Melella agradeció el gesto de Nación y sostuvo que "es nuestra responsabilidad trabajar ahora en la ampliación productiva".

"El Gobierno anterior quería que dejemos de producir para trabajar la madera y construir molinos de viento. Y era eso, molinos de viento. Sufrimos en ese momento la desocupación más grande. Ahora el subrégimen es el motor de desarrollo, pero también debemos seguir avanzando en una red portuaria, en la industria del conocimiento, en la pesca y dar definitivamente valor agregado al gas y al petróleo", completó.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios