DIÁLOGO POLÍTICO

Sugestivo encuentro entre un confidente de Macri y un vocero de Cristina Kirchner

Tras el atentado a la Vicepresidenta, los camporistas más cercanos a CFK buscan conversar con la oposición. Y en medio de las gestiones subterráneas, el jueves pasado hubo un cruce inesperado con un 'halcón'

 En el Frente de Todos creyeron que el intento de magnicidio contra Cristina Kirchner y el disparo que no salió lograrían un acercamiento entre oficialismo y oposición. Hasta ahora no ocurrió, a pesar de los intentos de dos mensajeros de la paz que envió el kirchnerismo al campamento adversario.

Obligados por el descreimiento y las encuestas, la dirigencia oficial cambió el tono y la estrategia. El ministro del Interior Eduardo ‘Wado' de Pedro pasó de acusar a los medios, la Justicia y la oposición de generar un clima hostil hacia la Vicepresidenta a convocar al diálogo político. Hasta ahí jugaba callado Andrés Larroque, quien se llamó a silencio desde la asunción de Sergio Massa como ministro de Economía.

Tras una movilización a Plaza de Mayo embanderada por las distintas facciones del peronismo y el inmediato rechazo de Juntos por el Cambio al pacto de convivencia, el ministro del Interior inició una ronda de consultas reservadas. Se le sumó el secretario general de La Cámpora, 'El Cuervo' Larroque con trato diario con Máximo y Cristina Kirchner. 

En ese proceso operó el intendente de Luján, Leonardo Botto, que propuso convocar a toda la dirigencia a un lugar neutral como la Basílica de Luján. Desistieron de participar aún los opositores que se solidarizaron y rechazaron el atentado sin dudar.

La Cámpora sin fiesta, embajadores K ante la oposición y el encierro de Cristina Kirchner - El Cronista


AHORA, EL DIÁLOGO

De Pedro y Larroque han sido y son los ejecutores de los planes de Cristina Kirchner. El ministro del Interior lideró las renuncias masivas de La Cámpora posPASO. El ministro de Desarrollo con la Comunidad bonaerense encabezó la emboscada contra el ex ministro de Economía Martín Guzmán. Completan el equipo de tácticas de alto riesgo el gobernador Axel Kicillof y el senador Oscar Parrilli.

En ese marco, tras respaldar varias veces la gestión de Sergio Massa, Kicillof agradeció la solidaridad opositora que se sumó a Luján y al acto por Antonio Cafiero, pero marcó la falta de predisposición al diálogo de la oposición. De Pedro y Larroque buscan convencer especialmente a los dirigentes menos radicalizados, los no halcones de Juntos por el Cambio, radicales y peronistas no K.

"Puede ser que me haya faltado llamar a algunos", admitió De Pedro cuando en una entrevista le señalaron que Patricia Bullrich, por ejemplo, no había sido convocada a ninguna conversación.

¿CASUALIDAD?

Cecilia Moreau, Andrés Larroque, Martín Insaurralde y Gabriel Katopodis en la misa de Luján

El azar jugó a favor de Larroque que el jueves pasado, antes del llamado a la misa, se cruzó con uno de los dirigentes que consulta a diario Mauricio Macri, el 'halcón' mayor. Casualmente se topó con un ex jefe del bloque del Frente para la Victoria en el Senado: el histórico Miguel Angel Pichetto. Y Larroque aprovechó la ocasión. 

El ahora auditor ha mostrado gestos de independencia respecto a  Juntos por el Cambio. Días atrás advirtió que no se puede probar que la ex Presidenta haya liderado una asociación ilícita, delito por el que el fiscal Diego Luciani pidió 12 años de prisión para ella. También defendió el Memorándum con Irán de cuya aprobación participó en el Congreso.

El fortuito encuentro ocurrió el jueves 8, justo una semana después del atentado contra Cristina Kirchner. Pichetto, que tiene oficina en Rivadavia al 1700 fue a aplicarse la cuarta dosis de la vacuna contra el COVID-19 a la Casa de la Provincia de Buenos Aires, a dos cuadras y media de la Auditoría General de la Nación. Las fuentes que confirmaron la información aclararon que el ex candidato a Vicepresidente tiene domicilio en Buenos Aires aunque por el sistema de vacunación libre y sin turno de la gestión Kicillof hoy ya no es una condición.

El fortuito encuentro tuvo lugar en la Casa de la Provincia de Buenos Aires en Callao al 200. Miguel Pichetto fue a darse la cuarta dosis contra el COVID cuando sucedió

Justo en el momento en que Pichetto ingresaba a Callao al 237, el ministro Larroque terminaba una reunión. A diferencia de la gestión de María Eugenia Vidal, los funcionarios bonaerenses concentran las actividades en La Plata pero eventualmente agendan alguna reunión en la Casa de la Provincia o en la sede del Banco Provincia en el microcentro.

El jueves justo era un día en que Larroque se había apuntado actividad en la oficina porteña. Alguien le señaló la presencia de Pichetto y el ministro se acercó a saludar al ahora auditor. 

Miguel Angel Pichetto, integra la AGN y es uno de los confidentes más cercanos de Mauricio Macri

La charla fue corta, un saludo, un intercambio sobre los hechos de los últimos días y la referencia a los llamados de 'Wado' de Pedro. Un circunstancial testigo escuchó que mencionaban algún hecho anterior a 2015 cuando el dirigente dejó el bloque que presidía para acompañar a Macri en la fórmula presidencial. Hoy es uno de sus más cercanos confidentes.

A pesar de la conversación, el senador no asistió a la misa por la paz y la fraternidad en Luján. Sí cuestionó el oficio religioso después de ver imágenes que circularon en redes sociales que sin embargo no correspondían al sábado 10 sino a otra ceremonia en la que celebraban jóvenes en recuperación que cantaban y tocaban el bombo dentro de la Basílica.

MENSAJE A LA UCR

Gerardo Morales, presidente de la UCR, y Gustavo Posse, intendente de San Isidro

Por el contrario el virtual vocero kirchnerista -evidentemente amansado- concedió diez entrevistas radiales en menos de 48 hs y respondió a varios movileros de TV. En cada ocasión evitó anticipar si Cristina Kirchner será candidata y habló del impacto que provocó el atentado sobre ella, sus hijos y nietos.

Pero fundamentalmente Larroque se concentró en esparcir el mensaje que quiere dar, seguramente, Cristina Kirchner. Pidió "bajar la tensión"; reclamó "racionalidad" y "salir de la chicana". Dijo que "se cruzó un límite" y apuntó su discurso a quebrar a la oposición con el argumento de que no todos evitan el diálogo político y que algunos lo rechazan en público pero no en privado.

El radicalismo y el peronismo no K son los sectores con los que en Todos tienen más afinidad. "Hay tensión en la oposición, está claro que están condicionados por las disputas", respondió varias veces el camporista que lamentó el cambio en la oposición. 

"La UCR tenía un rol hegemónico en la oposición y los sectores liberales radicalizados eran minoría. Esa proporción se ha invertido y marcan la cancha los más duros"

"La UCR tenía un rol hegemónico en la oposición y los sectores liberales radicalizados eran minoría. Esa proporción se ha invertido y marcan la cancha los más duros", agregó sobre la identidad de Juntos por el Cambio. "Algún sector de la oposición tenía intención de acompañar pero miden la conveniencia, están condicionados. La pérdida de espacio del radicalismo complejiza el proceso de equilibrio democrático y el sector liberal radicalizado no tiene una mirada constructiva", sentenció.

Sin nombrarlos pensaba seguramente en el llamado de Gerardo Morales, gobernador jujeño y presidente de la UCR, a Cristina Kirchner; la presencia en la misa de la Basílica de Luján de tres intendentes de la UCR, el de Tornquinst, el de Los Toldos y el de General La Madrid. Y también la participación de Gustavo Posse de San Isidro y del titular de la UCR bonaerense, Maximiliano Abad en el acto homenaje a Antonio Cafiero. 

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.