ENTREVISTA

Tolosa Paz: " El salario no es el que soñamos para el país, pero un estallido social no está en la agenda"

La dirigente oficialista no avala la idea de debatir un segundo mandato del Presidente, cree que el Olivosgate no los afectará en los comicios y rechazó un eventual estallido social; admitió graves problemas en la economía

Victoria Tolosa Paz está convencida de que las fotos del Olivosgate "no moverán el amperímetro" a la hora de votar. Pero le mete presión al gobierno y al Frente de Todos: "la gente nos reclama salir rápido de esta situación en términos de recuperación del salario. No es fácil pero hay que darle dinamismo y velocidad a esos sectores".

La primera candidata a diputada del Frente de Todos recorre la provincia de Buenos Aires de manera vertiginosa. En apenas un día puede llegar a pasar por cuatro municipios y cerrar la jornada en dos estudios de TV. De lengua filosa y definiciones polémicas Tolosa Paz expresó a El Cronista en una recorrida por el barrio El Peligro en las afueras de La Plata que "la Argentina está creciendo en forma heterogenea y despareja". 

Admitió que la situación no está fácil pero descartó de plano un estallido social: "la gente ve que hay un Estado que acompaña", dijo a modo de respuesta.

Desde esta perspectiva, Tolosa Paz se planteó que "aunque hagamos esfuerzos todavía no llegamos a mostrar a todos los sectores la recomposición de la economía". La candidata del FdT habló de todo: pobreza, la reelección de Alberto Fernández, las inclinaciones sexuales de los jóvenes y la economía que se viene.

-¿Cómo se ve la campaña en función de los reclamos de la gente y la pobreza que hay en la provincia?

-Es una campaña mirando a los ojos a quienes han padecido durante 19 meses esta pandemia y esto se hace con mucha franqueza. Reconociendo que las cosas no están como quisiéramos que estén. El salario no es el salario que soñamos para la Argentina y la gente plantea que la plata no le alcanza. Los sectores de la agricultura familiar antes lo que producía se vendía, era demandado por un mercado interno que al mismo tiempo siempre tuvo complejidades sobretodo en el gobierno de Macri con los aumentos de tarifas. Pero claramente hemos levantado la demanda, hemos dejado planchado el costo y aun así queda poco margen de rentabilidad. No les cierran los números. El salario en función de la inflación a la gente de sectores vulnerables se le va a complicando. Por eso la AUH y la Tarjeta Alimentar también son formas de amortiguar. Aquí hay un Estado que reconoce esta problemática. Aquí (por el barrio El Peligro que es una zona de quintas en las afueras de La Plata) los trabajadores de la agricultura familiar plantean que haya más demanda en la producción.

-¿Y por qué cree que esta gente los va a votar a ustedes en estas condiciones de pobreza?

-Nos van a votar. Nos van a votar porque en los últimos cuatro años con Macri fueron duramente golpeados con el tarifazo energético, la caída del salario y del consumo. Ahora se ve un gobierno que muestra perspectivas de crecimiento y que va a recomponer el salario. No nos da miedo este desafío porque no es un proyecto económico que no pueda dar respuesta. Le vamos dar respuesta a la gente. No en el tiempo que se necesita porque reconstruir es mucho más complejo que destruir. La Argentina tiene unas complicaciones muy grandes en materia macroeconómica. Pero no hay un Presidente que se levante y diga que a partir de hoy el salario mínimo es de 60 lucas así saco a todos de la pobreza. No, no es tan fácil. Hay muchas complejidades. Hay un proceso de inflación de por medio que hay que atacar. El proceso de recuperación es más lento para no descompensar otras variables que podrían afectar a toda la población. Explicar en términos técnicos es muy difícil. 

Hay que explicar en términos más caseros al sostener que no tengan dudas que este proyecto de gobierno piensa en la recuperación del salario como una cuestión primordial que tracciona la demanda. Esto es posible. Creo que la gente percibe un Estado presente, que llega la ayuda alimentaria, que el plan de vacunación no es una promesa sino una realidad. Estamos vacunando puerta a puerta. La gente que se está vacunando acá está lejos de los centros de salud y los hospitales pero nosotros como Estado llegamos. Aquí se arma un centro comunitario. Esto es parte del camino de recomposición que se empieza a palpar. No estamos tirando manteca al techo pero estamos recomponiendo de a poco.

 Somos el gobierno que marcó un récord en exportaciones. Yendo para atrás el registro de más de 7.500 millones de dólares de exportaciones de julio sólo se ven en el 2012 y en 1990. Este dato habla por sí solo de que las exportaciones de productos iniciales aumentaron, las manufacturas de productos agropecuarios aumentaron y este es el efecto de políticas de reindustrialización.

-La reactivación económica quizás sea a gran escala pero no llega a donde debe llegar que es en el bolsillo de los trabajadores o los sectores vulnerables como vemos aquí...

-Es que la Argentina está creciendo en forma heterogénea y despareja. Crecen las exportaciones industriales o agropecuarias a gran escala y a estas familias qué les llega: nada, porque viven de la agricultura familiar. Hay ramas o sectores que están sumamente dañados y necesitan de mayor acompañamiento del Estado para dinamizar el crecimiento más parejo en todas las ramas de la producción y la economía real.

-En este comedor que usted recorrió hasta hace tres meses había 70 chicos y ahora hay 100. ¿Cómo se hace para revertir esto y salir adelante?

-Primero hay que tener en claro que hay un Estado que se hace cargo y asiste porque entiende que con el trabajo que hay no llegan a fin de mes. Aquí no hay que olvidar también que hubo una pandemia por medio. Pero el estallido social no está en la agenda. Hay una alarma que se acompaña con ayuda del Estado. La clave es asistir a los sectores más dañados que son los que cobran 50.000 pesos. Las familias, docentes, el policía, el empleado público, los enfermeros que sortearon esta pandemia y no viven con el salario que tienen.

-¿Por qué dice que "no está en agenda el estallido social"?

-Porque creo que hay un nivel de pobreza e indigencia muy elevado pero está acompañado y contenido por el Estado desde la base. Ahora, estar contenidos no significa que eso sea una panacea. Hay un Estado visible que ayuda, con la tarifa social en el transporte, con la ayuda alimentaria, un esquema de salud y educación fuerte. Pero luego esa persona debe alimentarse, vestirse y allí es cuando pega la inflación. Hay un segmento para atender y escuchar y otro segmento que no puede palpar lo que vinimos a hacer. Porque hasta que no recompongamos el salario real como quisiéramos, porque aunque hagamos esfuerzos, todavía no llegamos a mostrar la recomposición de la economía. Esas personas están sin un mango y el 25 de mes se quedan sin plata y entran a ver cómo llega a fin de mes.

-Ese sector medio que esta golpeado estuvo encerrado en la pandemia por la cuarentena, sin poder trabajar y ahora ve las fotos del Olivosgate. ¿Cómo repercute eso en el voto?

-Lo que veo en las caminatas y recorridas por los barrios es que cada vez que hay formas de lograr estirar el consumo. Lo hacen con herramientas como el Ahora 12 o el Ahora 30 que se ve en todos los rubros y eso levanta el consumo. Ahora también esos sectores que estuvieron encerrados y parados lo único que piden es que la reactivación sea rápida. 

Te dicen: le voy a dar mi voto de confianza a Alberto a Cristina y al gobernador pero necesitamos salir rápido de esta situación en términos de recuperación del salario en forma inmediata. No es fácil pero hay que darle dinamismo y velocidad a esos sectores. Y para eso hay que tener capacidad instalada de producción en las pymes a tope, necesitamos demanda, incentivo fiscal y una mayor inversión. Esto es lo que está en cartera para el Congreso que viene.

-¿Entonces no cree que afecta al Frente de Todos la foto de la fiesta en Olivos?

-No lo siento. No veo que esté en la agenda de la gente. Trato de ser una persona que no se pierde y se enfoca en una agenda que sea la real y no la que los medios tratan de construir. Estuve recorriendo Bahía Blanca, Dorrego, Arrecifes, Pergamino, Capitán Sarmiento, y 12 municipios en los últimos días y sólo una persona en Bahía Blanca me encaró por el tema de la foto, con mucho respeto. Fue el único lugar. Esa es una agenda que no aparece. Hay otra agenda que es la de la gente que no llega a fin de mes. Creo que lo de la foto es una cuestión que no va a mover el amperímetro en la decisión del voto.

-¿Defendería como lo hizo el Presidente a la docente que increpó a los alumnos con adoctrinamiento kirchnerista a los gritos?

-Lo que dijo el Presidente es que hay que pensar y repensar los temas. La misma vara para todos. Yo lo veo a Milei en televisión y no sólo le grita a la gente...

-Si pero Milei no es docente al frente de un aula...

-No se si no es docente. Sé que copia y plagia de prólogos...pero estamos en una sociedad que debe repensar sus roles. Alberto lo que plantea en esta defensa del docente es que no castigó al alumno por su pensamiento. En todo caso el planteo que hizo fue de manera desacertada para el sistema educativo, por algo la están corriendo. Pero en tal caso la cuestión pedagógica pesa. No sólo en el contenido sino en la pérdida de la pedagogía como un elemento para poder generarle la duda al alumno. Las formas son las que se deben revisar. Hay una parte de la interpelación que no está mal pero lo que está mal es la pedagogía del docente dentro del aula.

-¿Qué quiso decir con aquella frase de que "en el peronismo se garcha"?

-Mire, tengo hijos de 27, 26 y 23 años con los que hablo así en la intimidad familiar y como madre. En boca de una mujer parecería que es un escándalo, que una mujer no puede hablar de goce ni de disfrute. Así habló con mis hijos cuando les pido que se cuiden y usen preservativo. No creo haber ofendido ni excluido a nadie ni haber excluido a nadie, ni haberme metido con la sexualidad, como sugirió la exgobernadora Vidal.

-¿Está de acuerdo con impulsar la reelección de Alberto Fernández?

-No estamos pensando en la reelección de Alberto Fernández. No creo que sea hoy un tema de agenda. La gente no está pensando en eso. No hablo de lo que creo no es la preocupación de la gente. Caminando por los barrios nadie me pregunta por la reelección.

Tags relacionados
Noticias del día

Comentarios

  • JC

    John Connor

    03/09/21

    verso populista para las elecciones

    1
    0
    Responder
  • NL

    Nicolas Lionel

    03/09/21

    Se le nota mucho lo puerto madero.. espero que le peguen una paliza a estos socialistas berretas.

    2
    0
    Responder
  • CA

    Claudia Analía

    03/09/21

    Esta señora se olvida que desde que están hay un Riesgo País de 1500 puntos...

    4
    0
    Responder
  • HM

    Hugo Morand

    03/09/21

    Al Gato le estallaban por mucho menos, pero a Peronia se la bancan con polenta y la marchita...

    3
    0
    Responder