Discusión abierta

El 'cuco' Javier Milei: por qué Juntos por el Cambio le tiene miedo al huracán libertario

En la coalición opositora entienden que el anarcocapitalista les suprime los apoyos necesarios para superar en la contienda al Frente de Todos. Pero carecen de una estrategia homogénea para hacerle frente.

Nadie quiere hablar on the record, a calzón quitado y estampando su nombre. Javier Milei se transformó en el nombre propio de la discordia en Juntos por el Cambio (JxC) y temen que cualquier cosa que se diga pueda ser usada en su favor, haciéndolo crecer más en las encuestas que le sonríen. O puede ser usada en contra de la coalición opositora, que unas pocas semanas atrás creía tener asegurado el regreso a la Casa Rosada, pero hoy teme que esa ilusión se les escurra de las manos.

Algunos interpretan que Milei es, en parte, un invento del oficialismo. "Es obvio que el Gobierno viene haciendo todo lo posible para debilitarnos. No solo respaldó con financiamiento y fiscales las candidaturas de Milei y de José Luis Espert, sino que interviene cada vez que puede para dividirnos", evaluó un intendente PRO en diálogo con El Cronista

"El Gobierno tiene dirigentes con gran habilidad y nosotros tenemos muchos con gran dependencia del Ejecutivo nacional, lo que nos coloca en una posición de debilidad frente a nuestro electorado, pero no tenemos otra alternativa que apostar al paso del tiempo y que la población se de cuenta de esas jugadas, sin dividirnos", sopesó este alcalde. 

En la provincia de Buenos Aires, donde se juega "la madre de todas las batallas" electorales, los problemas son entre los mismos dirigentes cambiemitas, sin necesidad de adjudicar culpas puertas afuera. "Quizás hubiera sido distinto si María Eugenia Vidal se quedaba en la pelea bonaerense, pero tomó otra decisión y cuesta mucho organizarse en esta horizontalidad", razona otro dirigente.

En JxC, todavía pesa que los libertarios hayan obtenido en 2021 más de 7% de los votos con Espert a la cabeza. Si él se postulara a gobernador, o si Milei jugara "fuerte", la situación podría ser aún más compleja.

Juntos por el Cambio cruje ante el desafío "libertario" de Javier Milei: ¿puede darse una fractura?

En la UCR bonaerense no piensan lo mismo. Dicen que JxC sacó menos votos de los esperados porque no hubo compromiso con las elecciones, que muchos de los candidatos del PRO no tuvieron el respaldo económico que necesitaban, y que "echarle la culpa a los libertarios es sacarse el problema de encima". Si no enamoran al electorado, observan, será porque algo mal habrán hecho. En el centenario partido prefieren mirar puertas adentro y "olvidar a Milei y Espert".

En el PRO de la Ciudad, nunca le dieron importancia a la emergencia de Milei porque consideraban que "siempre hubo una tercera fuerza que parecía llevarse todo al despegar en una legislativa, pero no resistió otra elección". Cuando se pasó a elecciones ejecutivas, el electorado siempre eligió la experiencia.

En tándem con el radicalismo y la Coalición Cívica, Horacio Rodríguez Larreta fue quien más argumentó a favor de explicitar que Milei no podía ser parte de JxC. Y aunque dicen que, reunido con Patricia Bullrich, reconoció que se habían equivocado en hacerlo figurar en un comunicado de prensa, no volvió hacia atrás en su idea de cómo tiene que posicionarse para competir como candidato presidencial y gobernar con una amplia mayoría social, que le permita encarar las transformaciones que considera necesarias como una política de estado. 

"Tenemos que incluir a todos, menos al kirchnerismo y la izquierda", volvió a decir el jefe de gobierno porteño el lunes en la cena de la Fundación Libertad.

En busca de un estratega

Esa sería la razón por la que Rodríguez Larreta no contrató a Jaime Durán Barba como estratega de su campaña presidencial. Para el ecuatoriano, la oferta del jefe de gobierno carece de novedad y no le ve chances si no desactiva su "doctrina del 70 por ciento". 

Sin un estratega para el PRO, Mauricio Macri propuso a Rodríguez Larreta, Bullrich y Vidal que contacten al politólogo argentino residente en San Pablo, Guillermo Raffo, tal como anticipó La Nación. Con amplia experiencia en campañas electorales, que inició trabajando para la primera elección que Luiz Inácio Lula Da Silva ganó en Brasil, Raffo nació en Los Toldos y conoce cada uno de los relatos peronistas que dominan la política argentina.

Raffo trabajó un año para Gabriela Michetti cuando era vicepresidenta de Macri y en la campaña de reelección del intendente Julio Garro, que ganó a pesar de la derrota de Vidal. Sin embargo, no podrá trabajar formalmente este año, ya que hay elecciones en Brasil y tiene mucho trabajo allá, pero ya tuvo dos reuniones con Macri por Zoom y está dispuesto a asesorar al PRO por esa vía, funcionando como estratega y psicólogo a la vez, porque el primer desafío será cabalgar sobre las desconfianzas internas.

¿Vendrá Raffo a Buenos Aires a hacerse cargo de la campaña el año próximo?, quiso saber El Cronista. "El año que viene es el larguísimo plazo en la Argentina, imaginate los mares que pueden pasar bajo el puente", contestaron en el círculo macrista. 

Horacio Rodríguez Larreta explicó su proyecto presidencial en Bariloche 

Como sea, no todos comparten con Macri la necesidad de contar con un estratega. "Patricia siempre tuvo encuestadores, pero solo les da una importancia relativa en cuanto a consejos estratégicos. En general, piensa que no entienden nada", aseguran cerca de la presidenta del PRO.

"Algo similar sucede en mundo Morales. Gerardo tiene una intuición excepcional y solo le hace caso a sus instintos, después que vengan los asesores para hacer la publicidad de la campaña", explican. Sobre Milei no quieren hablar. "No es un problema nuestro", enfatizan.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios

Formá parte de El Cronista Member y sumate al debate en nuestros comentarios