Panorama político

El difícil dilema que enfrenta Kicillof frente a Cristina si quiere ser Presidente

El entorno de Máximo Kirchner organizó un acto para CFK en Quilmes. Fue en respuesta a Javier Milei pero también después de que se amplificaran críticas en contra de La Cámpora y su líder desde Buenos Aires. ¿Existe la oposición?

En esta noticia

El peronismo está dividido, desorientado y sin jefatura. Néstor Kirchner alimenta la mística. Alberto Fernández es el opositor más certero en la virtualidad de X, no en el mundo real donde una mayoría de los argentinos prefiere a Javier Milei incluso con tarifazos y motosierra. Sergio Massa, aunque se sienta revindicado conceptualmente en la marcha a favor de la educación pública hoy está lejos de poder ocupar el lugar central. "Por fin hizo algo", se animó a criticarlo un dirigente locuaz que marchaba en la columna bonaerense diez cuadras por detrás. ¿Y Cristina Kirchner

Dos veces presidenta de la Nación y última exvicepresidenta, Cristina Kirchner sigue siendo quien más preferencias tiene en las encuestas pero 40 puntos por debajo del Presidente de la Nación. Ella, Axel Kicillof y el jefe del bloque de diputados Germán Martínez son los únicos que en público se animan a enfrentar a Javier Milei. Ayer lo hizo ella en su discurso en Quilmes y Kicillof en dos actos previos. Martínez pidió una sesión para derogar el DNU 70/2023 y antes demandó otra contra los recortes a la educación. 

Pero a la sombra del ombú, nada puede crecer, reza el viejo dicho. Y si en el 2019 y en el 2023 CFK no quiso, no pudo o no la dejó el entorno que lidera su hijo Máximo Kirchner, ¿por qué sería candidata en 2027? ¿Por qué en Quilmes no lo subió al escenario? ¿Por qué no lo nombró?

En Quilmes junto a Mayra Mendoza, una de las dirigentes más cercanas y mimada con veinte veces más obras que sus colegas intendentes, Cristina Kirchner defendió tres veces a su hijo -"no pienso abandonar mi nombre ni sacárselo a nadie", señaló sobre la estigmatización del kirchnerismo- y reclamó a los propios no usar el bastón del mariscal para pegarle a un compañero ni discutir "pelotudeces" en televisión. Le hablaba a los que en las últimas semanas reclamaron en público contra Máximo Kirchner y que se retiraron del evento con cierto enojo.

Axel Kicillof junto a Verónica Magario en el acto de Quilmes

En la primera fila la escuchaba Máximo Kirchner, junto al intendente de Pilar, Federico Achával, el lomense Federico Otermín y el de Ezeiza, Gastón Granados. Alternativamente la cámara mostraba el otro lado, donde el gobernador Axel Kicillof se sentó con Verónica Magario, Andrés ‘Cuervo' Larroque, Eduardo ‘Wado' de Pedro y Mariano Recalde.

Hubo banderas y remeras de La Cámpora e intendentes amigos que llegaron de lejos como el bahiense Federico Susbielles. Incluso desde el Instituto Patria invitaron al pródigo Fernando Gray que no fue pero mandó un pequeño grupo en representación. Mientras él posteaba en redes su imagen sentado a la mesa tomando sopa delante de la imagen de Cristina en el You tube K enfocaban una bandera de Esteban Echeverría. A su secretaria de gobierno no la dejaron ingresar.

"Hay mucho burro suelto" lanzó ella que volvió a esas clases 'magistrales' con filminas y pidió formarse para explicar y defender sus ideas y políticas. Además advirtió que no la molesten más por sus modales frente a las formas del Presidente actual.

El impacto de la marcha universitaria

Como otros opositores la animó la movilización del martes 23. En la lista de los empoderados están Axel Kicillof, Martín Lousteau, una parte del radicalismo, el socialismo y hasta Massa y Horacio Rodríguez Larreta que sin embargo no pueden capitalizar esa marcha a su favor. El antikirchnerismo, antialbertismo y hasta el macrismo desilusionado se perciben y no sólo entre los trolls de las redes sino entre la gente real.

Los que están cerca de Milei lo acompañaron en la Fundación Libertad donde gran parte de los presentes aplaudió un stand up que tuvo como principales víctimas a la clase-casta de los economistas. Su mundo pequeño expulsó a los Domingo Cavallo, Carlos Melconian y hasta a Ricardo López Murphy que ya no se calla y le criticó el "chiquero".

En ese círculo sin embargo varios prefieren los cachetazos mileistas antes que acordar con el PJ. Es el caso del diputado Miguel Ángel Pichetto que reclama en público al Gobierno pero no conversa con Germán Martínez -jefe del bloque de Unión por la Patria- excepto en las reuniones de Labor Parlamentaria.

Unión por la Patria convocó a una sesión para rechazar el DNU de Javier Milei - El Cronista

Nueva LEY BASES | Cambios sustanciales en GANANCIAS, PRIVATIZACIONES y Zona Frías: cómo queda la letra chica - El Cronista

Pichetto, como López Murphy y otros opositores amigables, prefiere consensuar con el equipo de la Casa Rosada y conseguir cambios a los proyectos a través de los medios. El afán negociador del jefe de gabinete Nicolás Posse y del ministro del Interior Guillermo Francos ayudó a alivianar la Ley Bases, el paquete fiscal e incluso la reforma laboral. Total, a Milei parece no importarle. 

"Hagan lo que quieran, tírenla", les dijo dando la espalda al Congreso y prometiendo venganza en las legislativas del próximo año.

En la mesa central de ese evento quedó marginado Mauricio Macri con la única compañía de su mujer Juliana Awada. El periodista Julián Álvez captó en un video esa imagen: todos corren a saludar al Presidente mientras Macri, desconcertado, busca ayuda con la mirada. Cuando ve al uruguayo Luis Lacalle Pou se va a saludarlo y así disimular el desaire.

A diferencia de Macri que se diluye con el crecimiento de Milei, Cristina retoma la centralidad aunque ahora la oposición surge desde el propio kirchnerismo.

Para ser presidente Raúl Alfonsín tuvo que enfrentarse a Ricardo Balbín. Carlos Menem le ganó a Antonio Cafiero. Y Fernando De la Rúa se le plantó al alfonsinismo frente al Pacto de Olivos y la reforma constitucional. Néstor Kirchner llegó a Presidente cuando los liderazgos estaban en discusión, pero para hacerse fuerte rompió con el mentor de su candidatura, Eduardo Duhalde. Mauricio Macri no tuvo adversario interno aunque suele decirse que su mayor enemigo fue su padre a quien le demostró no sólo que podía fundar un partido sino ganar una elección y completar su mandato sin pertenecer al peronismo.

Ahora ¿es el tiempo de Axel Kicillof? Para ser candidato a Presidente ¿le tiene que ganar a Cristina? ¿Tiene que resistir a Máximo Kirchner? ¿Y cómo hace para ser candidato sin ese respaldo con el que disputa poder?

El dilema de Kicillof

Cristina Kirchner y Mayra Mendoza inauguraron la estatua de Néstor Kirchner y un microestadio

Como los radicales que no rompen entre sí pero están divididos en Unión por la Patria el gobernador de Buenos Aires construye un camino distinto pero reivindicando sus raíces. No está en contra de Cristina pero sí en  tensión con el hijo. Fue reelecto y le ganó al mileismo. En territorio quilmeño nadie lo destacó.

Sin embargo algo se está gestando y este sábado con motivo del nuevo aniversario del triunfo de Néstor Kirchner varios intendentes rodearon al gobernador en la previa al acto de Quilmes, una manera de competir en la centralidad sin dejar la silla vacía en el acto de Cristina. 

Secco y Ferraresi con otros intendentes organizaron otros actos para darle centralidad a Kicillof 

Al mediodía Kicillof fue la figura central en un evento multisectorial en Ensenada con Mario Secco, intendente y presidente del Frente Grande. Después se fue a Avellaneda junto a Jorge Ferraresi.

Sobre el escenario en el inicio del dragado del Canal Magdalena, además de Kicillof y la vicegobernadora Verónica Magario, estuvieron el intendente local y sus vecinos de La Plata, Julio Alak; el de Berisso, Fabián Cagliardi y el de Avellaneda, Ferraresi, que hace un tiempo abandonó el Instituto Patria de CFK. También lo acompañaron dos ministros que trabajan en la candidatura de Kicillof 2027, Andrés Larroque y Walter Correa y la infaltable pero rebelde Victoria Tolosa Paz.

Marcha Universitaria | Massa reapareció al frente de la movilización en 'modo candidato' por un día - El Cronista

Cristina y una foto de 'familia' sin Máximo Kirchner ni Axel Kicillof ni Andrés Larroque

En la Isla Maciel donde Ferraresi inauguró un rato después un nuevo CCK -Centro Cultural Kirchner- se sumaron el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis y, además de varias figuras de la cultura muy cristinistas, el titular de la CTA, Hugo Yasky. De ahí se sumaron a la inauguración del polideportivo de Quilmes.

Por supuesto el acto de Cristina fue el más convocante númericamente. Y fue evidente el metamensaje. "Nada sin Cristina" se leyó en carteles pequeños y en una bandera gigante. Era el lema de Larroque hace un año y ahora lo usan en su contra. Por eso no hubo deshielo a pesar de que hubo quienes intentaron acercar posiciones. Así lo demuestra la foto de Cristina con todos los intendentes y legisladores pero sin su hijo ni tampoco Kicillof.

Temas relacionados
Más noticias de panorama político

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.
  • RG

    Roberto García

    28/04/24

    Imposible comentar en este medio.
    No renovaré mi suscripción.

    Responder
  • RG

    Roberto García

    28/04/24

    Lindo destino tendría Argentina en manos del soviético.

    Responder