Coronavirus

"Meseta alta" y posibles restricciones: qué observan los infectólogos sobre la situación actual

Luego de la reunión con Alberto Fernández y mientras el Gobierno analiza las próximas medidas, los epidemiólogos analizan el actual contexto de la pandemia en la Argentina.

La segunda ola de coronavirus en la Argentina, como sucedió en otros lugares del mundo, ha generado un aumento pronunciado en la cantidad de contagios y fallecidos. De hecho, durante este mes se han superado en reiteradas ocasiones los números de positivos diarios, aunque con niveles de testeo más altos que en los meses anteriores.

Ante esta situación, ayer el gobierno nacional volvió a convocar al equipo de epidemiólogos que asesora al ministerio de Salud para analizar el actual contexto y qué otras medidas podrían tomarse.

Uno de los que integra ese equipo es Eduardo López, jefe del Departamento de Medicina del Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez. En diálogo con El Cronista, consideró que "hay un número de casos muy elevado, parecería que se está amesetando. Pero para estar seguros tenemos que esperar esta semana".

Por eso es que consideró a la actual situación como "compleja", y anticipó que si la curva "tiende a amesetarse es bueno, pero si sube hay que tomar nuevas medidas". En este sentido, confesó que él no recomienda ninguna restricción adicional "hasta estar seguro de cómo evoluciona la situación. Hay que seguir la curva a ver qué pasa".

En el caso de que los contagios vuelvan a aumentar, López no cierra la puerta a que se deban implementar cierres más fuertes, parecidos a los del año pasado. "En los demás países se están usando medidas muy restrictivas pero por períodos cortos, por 15, 20 días. Y luego se analiza la evolución. Pero con un principio y un final", especificó.

El neurólogo Conrado Estol, por su parte, analizó los actuales números en la misma clave, y aseguró que "no hay duda de que hubo un brote. Pero en los últimos días, aparentemente, se mantiene alrededor de 27.000 casos nuevos. No sigue la progresión de aumento que tenía".

En esa línea, agregó que esta semana será "definitoria" para ver si la actual situación se mantiene en esos registros, lo que sería "una situación delicada pero estable, una especie de meseta". Además, sobre la actual situación del sistema de salud, consideró que está "al límite, pero no saturado", a diferencia de lo que se observa en India o lo que pasó hasta hace poco en Brasil.

Sobre la posibilidad de que existan nuevas restricciones, similares a una fase 1, Estol planteó que "la primera pregunta es si la gente lo va a aceptar. Si es posible evitar que la gente salga, sobre todo quienes necesitan hacerlo por su situación económica".

Además, agregó que el aislamiento no es la única herramienta para el control de la pandemia. En este sentido, destacó la vacunación, aunque hoy no exista el volumen necesario. Pero agregó que "el aumento de los testeos podría funcionar. Se llegaron a hacer 120.000 en un día y se podría llegar a 150 o 200.000. También se podrían agregar los testeos rápidos que han mostrado una gran efectividad a la hora de limitar la diseminación de la pandemia en el hemisferio norte".

Tomás Orduna, otro de los infectólogos que participó de la reunión con el Gobierno, reveló en diálogo con AM 750 que en ese encuentro se decidió apostar "con las medidas que se tomaron el 16 de abril", es decir, con las últimas restricciones.

También observó que ya se está viendo el impacto "de los dos o tres primeros días de esas medidas. En un par de días veremos los efectos". Igualmente, pidió que existan mayores controles para las restricciones que están vigentes, ya que "durante el fin de semana se vieron aforos que no eran los recomendados".

Finalmente, el infectólogo Pablo Bonvehi, quien también estuvo en la reunión, analizó que "se ve una disminución en el ascenso de casos". Igualmente, pidió ser "muy cauteloso, porque el mayor problema es la ocupación de las camas en las unidades críticas, que es el extremo de la pirámide".

En esa línea, en diálogo con TN, agregó que "cuantos más casos tengamos, más casos se internan y llegan a terapia". El inconveniente que se agrega es que el recambio de las terapias es muy lento, ya que muchas personas permanecen internadas durante varias semanas. 

Tags relacionados

Comentarios

  • B

    benedic

    27/04/21

    meseta alta, PERO SI QUIROS ES DEl ALTIPLANO CUAL ES SU DUDA Y EL GUASON LARRETA vive en estractofera dirigido por la beoda

    0
    0
    Responder