ASAMBLEA DE PRIMAVERA

Las 3 propuestas de Martín Guzmán para salir de la crisis mundial

El ministro de Economía, Martín Guzmán, destacó que la inflación se convirtió en una "preocupación global", habló de las "ganancias inesperadas" y volvió a pedir que el FMI retire las sobretasas.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, habló este miércoles ante el plenario de ministros de Finanzas y presidentes de bancos centrales del G20.

En Washington, Estados Unidos, donde se encuentra para la Asamblea de Primavera del Fondo Monetario Internacional (FMI), Guzmán propuso que los países desarrollados y en vías de desarrollo implementen políticas redistributivas para contener el efecto de la crisis que vive el mundo tras la guerra en Ucrania y la disparada de los precios de los alimentos y la energía.

Santiago Cafiero respaldó a Martín Guzmán: "Su ciclo no está cumplido"

"El desafío más complejo, consistente con la historia argentina, ha sido el problema inflacionario y el contexto de la guerra en Ucrania ha intensificado las presiones, porque tiene consecuencias tremendas sobre los precios de los alimentos, la energía y los metales; es una alteración profunda de las cadenas de suministro", reseñó Guzmán.

"Como comunidad global, necesitamos encontrar mecanismos para implementar políticas que permitan que nuestras sociedades no enfrenten un shock muy regresivo, porque si no hacemos esto, vamos a ver consecuencias duraderas, tanto a nivel social como a nivel político", explicó el ministro.

El ministro le propuso a la directora Gerente del FMI, la búlgara Kristalina Georgieva, tres alternativas para contener los efectos de la crisis.

  1. Redistribución de la riqueza mediante impuestos a las rentas extraordinarias obtenidas a partir de la modificación de precios relativos de las commodities
  2. Cambio en la arquitectura financiera global para aliviar el peso de la deuda en los países de ingresos bajos y medios
  3. El aporte del trabajo en conjunto entre Argentina y Brasil para proveer de energía al resto del mundo


"Hoy la inflación se ha convertido en una preocupación global. Lo que el mundo está viviendo hoy es una crisis distributiva. Hay sectores de la economía que se benefician con ganancias extraordinarias inesperadas producto de la guerra y miles de millones de personas en el mundo que sufren las consecuencias de los aumentos de los precios. El aumento de la desigualdad tiene consecuencias sociales y políticas que persisten en el tiempo", reseñó.

Para el funcionario, "el mundo requiere cambios en la arquitectura financiera para evitar que las deudas insostenibles socaven el futuro y el desarrollo de las naciones", como viene sosteniendo desde sus inicios académicos. "El FMI debería modificar la política de sobrecargos adaptándose a las circunstancias actuales de una pandemia global y la guerra en Ucrania", insistió.

En relación a las materias primas, Guzmán destacó que "Argentina y Brasil juntos podemos hacer un gran aporte a la seguridad energética y alimentaria mundial. Invito al mundo a estar atento a lo que ha estado sucediendo en nuestro continente". Además de ser líderes en producción de soja y maíz, la Argentina puede convertirse en un polo exportador de petróleo y gas en el mediano plazo, mientras que Brasil tiene lugar como proveedor de caña de azúcar y biocombustibles.

Guzmán también valoró la creación del Fondo de Resiliencia y Sostenibilidad, que aportaría 45.000 millones, de los cuales la Argentina podría contar con u$s 1300 millones.

Y recordó el capítulo 2020 de la renegociación de la deuda con acreedores privados. "Uno de los problemas más agudos es la falta de transparencia por parte de los acreedores. Típicamente nos enfocamos en la transparencia del deudor, pero los acreedores saben mucho más sobre el deudor que viceversa. No sabemos quién tiene la deuda y si los acreedores están protegidos por credit default swaps", criticó.

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.