Elecciones 2021

Manzur asume la jefatura de campaña y reclama a los ministros una buena noticia diaria

El tucumano representará al Presidente en la mesa que reelabora la estrategia hacia los comicios del 14 de noviembre. Busca mostrar gestión, cercanía y comprensión del Gobierno para con la situación de vastos sectores.

El jefe de gabinete que Alberto Fernández hizo traer del norte del país alteró, tempranamente, la dinámica propia con la que venía funcionado el Gobierno. Juan Manzur sorprendió a sus compañeros al citarlos el miércoles de esta semana, a menos de 48 horas de asumir la coordinación de los ministerios, para una reunión prevista a las 7.30 de la mañana, y que ya avisó que se repetirá cada 15 días.

En un contexto adverso, al gobernador tucumano -en uso de licencia- no solo le corresponde ejercer la administración general del país (como reza la Constitución) sino asumir además la jefatura de la campaña electoral con la que el Frente de Todos plebiscita su apoyo.

Para encarar esta etapa de apenas siete semanas, hacia las elecciones generales convocadas para el domingo 14 de noviembre, Manzur pidió a cada uno de los 20 ministros que elabore un listado de acciones a desplegar en los próximos dos meses, y que sirvan para conectar con la gente.

El exministro de Salud de Cristina Fernández de Kirchner sabe que tiene una ciclópea tarea por delante para hacer realidad o, al menos, aproximarse al objetivo de remontar la dura derrota en 18 provincias, y en particular en el territorio bonaerense. 

En la convocatoria al gabinete de la semana que se va y en encuentros privados con cada responsable de área, el ministro coordinador demandó que cada cartera acerque anuncios de impacto. "Hay que dar una buena noticia a diario de acá hasta las elecciones", reconocen en la Presidencia.

En esta senda, el Gobierno comunicó el martes el levantamiento paulatino de las últimas restricciones de circulación y aforo que se habían impuesto con la pandemia de coronavirus, y por la tarde, un incremento adicional del 13% en el salario mínimo; el miércoles, la suba del mínimo no imponible del Impuesto a las Ganancias, que se explayó este jueves en conferencia con el titular de Trabajo, Claudio Moroni.

Manzur y Zabaleta inauguraron en Moreno un programa para refaccionar viviendas precarias.

Ganancias: quiénes dejan de pagar el impuesto y qué pasa con el aguinaldo de diciembre

Aunque la expectativa de un paquete económico contundente se dejó trascender desde los círculos más animados con la carta abierta que la vicepresidenta publicó días atrás, advirtiendo que el "ajuste fiscal" había llevado a la apabullante derrota, ahora el Gobierno le baja el tono y advierte que no habrá un salto monumental en el gasto público a través de transferencias grandilocuentes.

La moderación es la carta que juega desde el edificio enfrentado a la Casa Rosada el ministro de Economía, Martín Guzmán, que luego de la epístola de Cristina a los ciudadanos desafió en público su crítica y negó que hubiera un achique del gasto; antes bien, sí una reducción del déficit. 

El titular del Palacio de Hacienda es más bien reacio a lanzar un nuevo Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) y contrapone que la liberación de la circulación favorecerá la actividad entre los sectores que laboran en la informalidad.

Entretanto, Manzur recorrió este jueves el partido de Moreno para el lanzamiento de un programa de refacción de viviendas en villas de emergencia y barrios precarios, y luego recaló en La Matanza, adonde llegó vistiendo el traje de responsable de la campaña.

Junto a una mesa donde intervienen los ministros de Obras Públicas, Gabriel Katopodis; Desarrollo Social, Juan Zabaleta, e Interior, Eduardo "Wado" De Pedro, Manzur busca reorganizar el mensaje del Frente de Todos de cara a la sociedad, hallar un nuevo lema y diseñar una agenda del presidente con acciones de campaña en el territorio, a la vez que articula con cada responsable del proselitismo en las provincias.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios