Elecciones 2021

Los movimientos sociales piden cancha: quiénes integrarán las listas del Frente de Todos

Dirigentes con presencia territorial y bancada en los segmentos más golpeados por la crisis pujan por ocupar tramos competitivos de las boletas y definir la agenda del Congreso.

Habiendo invertido parte de su capital político para fundar la sociedad del Frente de Todos, los movimientos sociales presionan para tener una presencia decisiva en los tramos competitivos de las listas que este fin de semana se presentarán en la Justicia electoral para oficializar a los candidatos que renovarán la mitad de la Cámara de Diputados y un tercio del Senado desde diciembre.

Considerándose protagónicos de la contención social apenas irrumpió la pandemia de coronavirus, los dirigentes de la "economía popular" reclaman espacio al interior del oficialismo y así lo hicieron saber, días atrás, al hacer una demostración de fuerza con la fusión del Movimiento Evita y Somos-Barrios de Pie, cuyos referentes son el secretario de la Economía Social, Emilio Pérsicco, y el subsecretario de Políticas de Integración, Daniel Menéndez. 

Pérsico y Menéndez, ambos con despacho en el ministerio de Desarrollo Social, sellaron una alianza que catapultará al segundo, casi con seguridad, a ocupar una posición en la lista de diputados por la provincia de Buenos Aires. "Va a haber protagonistas de los movimientos sociales que van a expresarse en la lista del Frente de Todos", confió Menéndez a El Cronista, con la modestia de no atribuirse un puesto en la boleta que en septiembre estará en el cuarto oscuro.

El "Evita" y Somos-Barrios de Pie no son los únicos en apoyar el armado oficialista. La Corriente Clasista y Combativa (CCC) aportará al Gobierno y su principal dirigente, el diputado Juan Carlos Alderete, mantuvo en la semana negociaciones para ajustar la nómina en varios municipios junto con el presidente de la cámara baja, Sergio Massa.

Pérsicco y Menéndez (en el centro) sellaron una alianza con vista a las elecciones.

El feminismo de la villa y los barrios populares también tendrá un lugar. El Frente Patria Grande propuso y logró colocar entre los primeros puestos a Natalia Zaracho, una recolectora de residuos de Villa Fiorito. Se trataría de la primera cartonera en convertirse en diputada. Otra figura impulsada por el espacio es Daniela Castro, directora de Políticas de Diversidad Sexual de la provincia de Buenos Aires e integrante del colectivo travesti trans.

Sin embargo, no todos los espacios confluyen hacia el oficialismo. Aunque buena parte de la dirigencia de la Unión de Trabajadores de la Economía Popular (UTEP, sindicato de los que viven de "changas" y en la informalidad) apoya al Gobierno, un sector prefiere mantenerse distante para no comprometer la unidad del espacio. Además, la escisión de Barrios de Pie-Libres del Sur ya anticipó su apoyo a Florencio Randazzo, mientras otros dirigentes se alinearon con la Izquierda, o irán por su cuenta.

En tanto, durante los últimos días surgieron versiones de que el mismo ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, integraría las listas. Arroyo perdió influencia dentro del gabinete al perder la pulseada con el ministro de Economía, Martín Guzmán, respecto de la transferencia de ingresos a los sectores golpeados por la pandemia. Incluso, fogoneó la llegada de un "ingreso básico universal" que fue totalmente descartado por el propio jefe de gabinete, Santiago Cafiero

La presencia de dirigentes territoriales expone la intención de ellos de incidir en la agenda parlamentaria con una tónica opuesta a la que exponen otras figuras del gabinete de Alberto Fernández. Un síntoma de eso lo demuestran las constantes críticas de Juan Grabois a Guzmán y al ministro de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas.

Con sus diferencias,  Grabois, Menéndez y otros dirigentes con calle reclaman un debate serio y profundo sobre la agenda de recuperación pospandemia. Unos reclaman un "salario básico universal", que complemente los magros ingresos de los trabajadores informales; otros, la modificación del programa Potenciar Trabajo, e incluso "un gobierno dispuesto a darle protagonismo político a los últimos", con figuras que no sean exclusivamente "de la clase media profesional", en palabras de Grabois. Para el abogado, cercano al Papa Francisco, el equipo del presidente "es muy blanco, muy porteño, muy progre".

Tags relacionados

Compartí tus comentarios