ELECCIONES LEGISLATIVAS

Los dos sectores sociales que el Gobierno teme perder y apostará por cooptar

En la Casa Rosada evalúan el impacto de la pandemia y la crisis en dos grupos medios de la sociedad bien definidos; las medidas que se analizan para recuperar ese voto

Más allá del armado de listas que quedará indefinido hasta último momento, en el Gobierno pondrán el foco de campaña en dos sectores sociales bien definidos para recuperar ese voto crucial en unas elecciones que se presentan aguerridas: se trata de los sectores medios de la economía y jóvenes complicados por los efectos de la pandemia.

En la mesa de los lunes que lidera el presidente Alberto Fernández en la Casa Rosada se viene mencionando el tema desde hace tiempo. Ahora el gobierno cree que es el turno del Frente de Todos para captar el voto de aquellas personas que no tienen hijos y se encuentran en la economía informal. Pero también buscarán poner el foco en los sectores medios que cobran entre 50.000 y 80.000 pesos mensuales por lo que quedaron al borde de la línea de la pobreza y la pandemia les pegó fuerte.

"Hay que apuntalar estos sectores medios de la sociedad que pueden definir las elecciones", comentó a El Cronista un funcionario que participa en la mesa de los lunes donde conviven Alberto Fernández, Santiago Cafiero, Wado de Pedro, Máximo Kirchner, Sergio Massa y Gabriel Katopodis, entre otros.

En el Gobierno están convencidos de que el voto del Frente de Todos cuenta con el apoyo de los sectores bajos ya que hoy reciben una importante ayuda social. También creen que hay muchos sectores medios del electorado que están acomodados económicamente y siguen confiando en Alberto Fernández y Cristina Kirchner. Y están los jubilados que también recibieron un bono adicional y el gobierno los tiene en cuenta.

 Pero también en la Casa Rosada identifican a los jóvenes que no tienen hijos y recibieron una ayuda del Estado por medio del salario social o alguna ayuda alimentaria pero que se encuentran en el sector informal de changas o trabajos temporales. A diferencia de los padres de familia que cuentan con la AUH o la Tarjeta Alimentar, esos sectores fueron muy castigados por la pandemia.

Por otra parte, en el Frente de Todos evalúan que los trabajadores de clase media que están en la economía formal y reciben salarios de entre 50.000 y 80.000 pesos están muy ajustados por los efectos de la inflación o por la retracción de la economía en pandemia. Estos sectores no recibieron ninguna ayuda del Estado y se encuentran al borde de la pobreza.

No está muy claro el territorio específico o las zonas concretas donde se encuentran estos sectores identificados. Pero hay algunas encuestas de opinión que circulan en la Casa Rosada y que ratifican la idea de apuntalar estos sectores medios por varios motivos.

El último monitor social elaborado por la consultora Taquión, por ejemplo, revela que un 59,8% de los argentinos de entre 25 y 56 años manifestó que quiere irse del país en estos momentos. 

De todo ese núcleo, el 42,1% lo votó a Mauricio Macri en los últimos comicios, un 20,4% a Alberto Fernández y un 5,5% a Roberto Lavagna. Además, el universo de estos son estudiantes (16,3%), desempleados (13%), monotributista o autónomo (11,8%) y empleados de una empresa privada (10,4%). Además, este sector de la sociedad tiene un alto rechazo a los casos de corrupción ya que más del 60% dijo que no toleraría la corrupción en el gobierno.

Por otra parte, la última encuesta de Management & Fit reveló que entre los sub 35 el 58,8% desaprueba la gestión de Alberto Fernández, el 61,2% no avala el manejo que hizo el gobierno ante la crisis sanitaria y entre los problemas del país que más les preocupan se encuentra la corrupción (28,7%), la inflación o suba de tarifas (23%) y la desocupación (18,5%).

En relación a la situación económica actual un 72% de los jóvenes menores de 35 años observan que hay un clima peor que antes, apenas un 26% tiene confianza en que el gobierno pueda resolver la crisis económica y al 64% le preocupa más a futuro las consecuencias de la economía paralizada que infectarse de coronavirus (el 22,3%).

Todo estos datos y otros más están siendo analizados y procesados en el oficialismo. Por esto, en el Gobierno creen que el plan de vacunación llegará a cubrir casi el 90% de la población con dos dosis antes de octubre. Aunque no saben si ese efecto será suficiente para contener a los sectores desprotegidos que identificaron en la capa media de la sociedad.

Ya hubo para otros sectores postergados como los jubilados una ayuda con el bono extraordinario o los aumentos a la Tarjeta Alimentar que recibieron miles de familia. 

Sin embargo, desde la Jefatura de gabinete se están trabajando algunas ideas para apuntalar a los dos sectores golpeados y desencantados con el modelo kirchnerista. Entre las ideas de reactivación económica para estos sectores que se manejan figura un programa de microcréditos, un plan canje de autos, algún subsidio tarifario o un programa de incentivo al consumo con acceso a productos más baratos. Nada de esto está cerrado aún pero se sabe que algo hay que hacer con estos sectores que pueden gravitar en el resultado final de los comicios, como siempre ocurre con los sectores medios en las últimas elecciones de la Argentina.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios