Ley de Humedales: Twitter explotó de mensajes para impulsar el proyecto

Organizaciones de todo el país le exigen a la Cámara de Diputados de la Nación que dé media sanción al proyecto de Ley.

En las últimas horas, más de 380 organizaciones, grupos, y movimientos de todo el país convocaron a un "tuitazo" para exigirle a la Cámara de Diputados de la Nación que dé media sanción al proyecto de Ley de Humedales

El movimiento es ante la posibilidad de que la iniciativa pierda estado parlamentario si no es tratado en el recinto antes de fin de año, informó la Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN).

Bajo el hashtag #LeyDeHumedalesYa se comenzó a reclamar el tratamiento de esta demanda "que data de hace ya más de 10 años" y a la que "el Congreso Nacional sigue, tristemente, haciendo oídos sordos", aseveró la organización.

En el Día de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, el rol del Estado: cómo trabaja la Oficina de Violencia Doméstica 

"@DiputadosAR, gobiernen para el pueblo que los eligió y no para los lobbies del poder económico concentrado", tuiteó la Multisectorial Humedales.

"Más de 380 organizaciones y movimientos de todo el país le exigimos a @DiputadosAR un Plenario de Comisiones por la #LeyDeHumedalesYa. Para que el proyecto se trate en la Cámara Baja necesitamos primeramente un #PlenarioPorHumedales", explicó por su parte la FARN.

Asimismo, Aves Argentinas, en tanto, publicó: "El proyecto de #LeyDeHumedalesYa, fue presentado en 2013 y en 2016, y en ambos casos no prosperó en @DiputadosAR. No dejemos que se repita la historia", mensaje que fue repetido por el Club de Observadores de Aves de Palermo.

Por su parte, y desde su cuenta oficial, el Observatorio Ambiental de la Universidad Nacional de Rosario relacionó el pedido con los incendios: "Ojalá llueva. Solo podemos pedirle a la naturaleza que combata el fuego. Está claro que las autoridades nada pueden hacer y a los incendiarios nada le interesa".

"Argentina necesita una Ley de Humedales que establezca presupuestos mínimos de protección ambiental para estos ecosistemas que siguen siendo vistos por algunos sectores de la sociedad y por la dirigencia política como tierras de descarte que tienen que modificarse y rellenarse para diversos usos productivos", expresó Ana Di Pangracio, directora ejecutiva adjunta de FARN.

A pesar de su "enorme valor biológico, social, cultural y económico", los humedales se pierden y degradan cada día. La Convención Ramsar estima que en los últimos 300 años desapareció el 87% de la superficie de humedales a nivel global, con pérdidas del 35% desde 1970, indicaron en un comunicado.

Marina mercante e industria naval trabajan por la igualdad de género

En Argentina los humedales ocupan el 21,5% del territorio y tienen la función primordial de ser reservorios de agua que, por su capacidad absorbente, mitigan las inundaciones durante las crecientes.

Sin embargo, en lo que va del año, "solamente en el Delta del Paraná se perdieron 153.000 hectáreas por quemas intencionales".

Tags relacionados

Comentarios

  • FJDA

    Francisco Javier de Amorrortu

    Hace 2 días

    http://www.humedal.com.ar/humedal44.html
    Si para redctar esta ley hemos escrito 18.000 caracteres y no hemos siquiera mencionado la función o las funciones primordiales que trascienden del mentado equilibrio, estamos en problemas, pues no solo resulta una ley ajena a presupuestos mínimos para resultar de presupuestos máximos, sino que en adición, por eludir cuestiones primordiales, luce en extremo despistada como ya de inmediato veremos.
    Vayamos al grano; pero para arrimarnos a ese grano recordemos algo medular en la expresión ?ecología de ecosistemas?. La voz ecología nos recuerda la necesidad de mirar por el enlace, por el vínculo entre ecosistemas. Por su parte, la voz ?ecosistema? nos recuerda que tenemos que mirar por el sol. Así nos lo indica el glosario de la ley gral del ambiente provincial 11723 cuando nos indica que la principal energía involucrada en los ecosistemas es solar.
    Estamos a un paso de reconocer que suelo, agua y sol son los 3 componentes básicos que tienen que estar relacionados par cumplir funciones ecológicas cuando miramos y estudiamos los equilibrios dinámicos de estas hidroesferas. Ya sea a nivel geológico, sedimentológico, de dinámica costera, hidrogeológico, hidrológico y todo lo que tenga que ver con las transformaciones naturales y los equilibrios que imaginamos o aspiramos considerar, aunque tengamos que aceptar que los procesos tectónicos también están relacionados con lo que pasa en esa delgada capa de humedad o de humedales de no más de 3 m de profundidad en medio de atmósferas y litósferas (ver Popolizio por /humedal 37.html). Ya con ésto tenemos de sobra para mirar, estudiar, conceptualizar, enunciar y resumir en un presupuesto mínimo que refiera de los humedales, sin pensar en las complicaciones, presiones o apetitos de bípedos implumes, cuadrúpedos, batracios o cisnes de cuello negro.
    Presupuesto mínimo para cuidar el equilibrio de las dinámicas de un sistema ecológico de humedales; llámese planicie apenas húmeda, charco de agua, bañado, estero, sangría, arroyo, río o estuario sin importar sus escalas, solo sus vecindades prestando atención a sus enlaces. Como mínimo debe reconocer:
    Interfaces de costas blandas y bordes lábiles por donde oficiar transferencias de energías convectivas. Tributaciones estuariales por seno entre cordones y derivas litorales. Apropiados gradientes advectivos (180 letras)
    Si queremos una ley que proteja humedales basta con esta llave de entrada de tan solo 180 caracteres para mirar por sus equilibrios dinámicos y así cumplir con el orden que cabe a un presupuesto mínimo.
    Ahorrarse de verificar la existencia de costas blandas y bordes lábiles de transferencia a sus vecinos de las energías solares acumuladas, acaba con cualquier buena intención. Ahorrarse de mirar por la salud de los cordones litorales de salidas tributarias estuariales, otro tanto en contra. Ahorrarse de mirar por la salud de la deriva litoral, otro tanto en contra más. Ahorrarse de mirar por el delicado gradiente térmico que determina sus advecciones, sus desplazamientos horizontales, cierra la lista de cuestiones básicas elementales, que debemos considerar cuando intentamos proteger el equilibrio de las dinámicas de estos sistemas ecológicos, de los cuales depende la Vida de todos los ríos de llanura, los estuarios y los transportes sedimentarios. Es en ellos donde pesan nuestras conductas. No en los esteros del Iberá.
    Con estos 180 caracteres que definen lo que cabe mirar respecto del equilibrio de estos ecosistemas ecológicos que llamamos humedales y tienen Vida y sentido en tanto se muestren enlazados, tenemos para invitar a pasar al confesionario, no solo a legisladores, sino a todos los científicos que desde hace 380 años vienen mirando estos temas con criterios mecánicos, ajenos por completo a las relaciones de energía que median entre sol, agua y suelo, más acá de atmósferas y litósferas.
    Si estimamos las aberraciones obradas por la ciencia hidráulica en el planeta en cursos de llanura y solo hacemos balance de robos de calorías traducidas en robos de energías convectivas, veremos que el PBI anual de todas las naciones del planeta juntos, es inferior a lo robado por la ciencia en el último siglo. NO hablamos de lo invertido en obras aberrantes destructoras de estos ecosistemas y de sus irremplazables enlaces, esos que conforman su condición ecológica
    Por ello, concentrar la atención en estos 180 caracteres alcanza y sobra para tener en conciencia una llave de entrada al tema ?humedales? que provocará una inédita tormenta en el conocimiento sin necesidad de pensar en temas ambientales y gobernanzas del agua.
    Todo el palabrerío de los 18.000 caracteres del proyecto de ley aprobado por el congreso es un burdo intento de tapar el sol con las manos. Ni más ni menos que ésto. Se olvidaron del sol y por ello, de mirar por termodinámica de sistemas naturales abiertos y enlazados.
    Bastan entonces 180 caracteres para comenzar a poner en orden los debidos respetos al 1º de los 4 enunciados del par 2º, del art 6º, el único que define lo que es un presupuesto mínimo y así cuidar el equilibrio de las dinámicas de un humedal; llámese planicie húmeda, charco de agua, bañado, estero, sangría, arroyo, río o estuario sin importar sus escalas y sin olvidar sus vecindades prestando atención a lo que alimenta su condición ecológica:
    Interfaces de costas blandas y bordes lábiles por donde oficiar transferencias de energías convectivas. Tributaciones estuariales por seno entre cordones y derivas litorales. Apropiados gradientes advectivos
    Si vigilamos lo que señalan estas 180 letras ya tenemos resuelto cómo meter en conciencia y en memoria el tema de los humedales.

    0
    0
    Responder
  • FJDA

    Francisco Javier de Amorrortu

    Hace 2 días

    http://www.humedal.com.ar/humedal30.html
    Articulado
    1). Del inevitable cambio de paradigma mecánico por termodinámico de sistemas naturales abiertos.
    Primario y primordial paso en esta ley de humedales; evitando cargar con regresividades propias de paradigmas mecánicos que han eludido hasta hoy explicar los incumplimientos plenos del art 235, inc C del CC en materia dominial; que han eludido hasta hoy explicar los fracasos plenos de todos los planes ?hidráulicos? por confundir energías convectivas con gravitacionales; que para ello bastaban inferencias basadas en extrapolaciones cartesianas en modelos de caja negra
    Estas inferencias y elusiones justifican dejar estas certezas catecuménicas en el confesionario, para sopesar los valiosos enfoques legislativos que glosan para la voz ecosistema los elementales soportes termodinámicos naturales abiertos, acercando gracias al sol movimiento perpetuo a las dinámicas de los fluidos, devolviendo a la voz entropía a su sentido primigenio y así poniendo al buey solar adelante de la carreta de los mortales.
    Ya es hora, que el sol y los sedimentos interactuando en los infinitos compromisos que relacionan al hidrógeno y al oxígeno, descubran a la par de sus inexploradas riquezas, el trogloditismo de las extrapolaciones cartesianas tapando agujeros negros con catecismos mecánicos, para así fundar certezas sin necesidad de abrir los ojos a la cadena interminable de los enlaces de la energía y la materia.
    2). Del marco de las ecologías de los ecosistemas
    Esta ley considera la función irremplazable de los humedales en el marco de las ecologías de los ecosistemas, valorando en primer lugar los enlaces termodinámicos naturales abiertos entre ecosistemas hídricos aledaños, atendiendo en flujos ordinarios, a la transferencia de energías convectivas en función de un gradiente de ligera menor temperatura y a los transportes sedimentarios.
    3). De los sistemas convectivos
    Sistemas convectivos que no reclaman en las interfaces en aguas someras la necesidad de cauces, otra que la del gradiente de ligera menor temperatura no mayor a 0,2º.
    En relación a sangrías mayores y menores con cauce, las transferencias en las interfaces vienen resueltas por costas blandas y bordes lábiles, con la misma limitación del ajustado gradiente térmico determinante de las advecciones de estos sistemas convectivos.
    4) del movimiento perpetuo
    Con estos enlazados determinantes termodinámicos son entendidos y valorados los servicios irremplazables que asisten el movimiento perpetuo de los flujos ordinarios de los ecosistemas hídricos en planicies, que habiendo sido englobados en la voz genérica de humedales a continuación vienen enumerados.
    5). Enumeración
    Pampas anegables, senos entre cordones litorales emergidos, pantanales, esteros, turberas, bañados, arroyos, ríos, albúferas, cordones litorales sumergidos, senos entre cordones pleistocénicos de cruce emergidos, estuarios, manglares, derivas litorales, derivas de cruce y escalones de cruces estuariales a profundidades menores a los 6 metros.
    En los ríos de profundidad mayor a los 6 metros se tomarán en cuenta los respetos a los perfiles transversales menores a estos 6 metros, para hacer valer en los enlaces de tributarios a estos ríos mayores, los mismos criterios de gradiente de ligera menor temperatura que hacen viable toda la cadena de las asociaciones. Las disociaciones por diferentes cargas de sedimentos se descubren inevitables.
    6). Prohibición
    1 . De obrar caminos sobre terraplenes cruzados a las advecciones de estos ecosistemas de humedales.
    2 . De obrar polderizaciones cruzadas a estas advecciones.
    3 . De obrar alteos de riberas disociando transferencias convectivas
    4 . De obrar costas duras donde cabe permanezcan blandas y lábiles
    5 . De obrar alteraciones en los enlaces entre ecosistemas de humedales
    6 . De rellenar o planchar en las playas atlánticas el seno entre cordones litorales emergidos, que impide que los escurrimientos superficiales urbanos vayan en directo al mar y transformen la deriva litoral en deriva externa con el consiguiente robo de arena de las playas
    7 . De obrar profundizaciones de cauces sin cuidado de los gradientes térmicos de enlaces transversales y longitudinales
    8 . De obrar rotura de cordones litorales para acortar salidas tributarias
    9 . obrar escolleras portuarias en las riberas estuariales y atlánticas
    10 . De obrar puertos sin consideraciones a los enlaces por gradientes térmicos
    11 . De obrar canalizaciones forzando flujos con criterios propios de un ventury, robando flujos a las dos salidas naturales del Paraná de las Palmas que vieron cómo sus flujos orientados desde entonces como derivas litorales generaban en 50 años los desarrollos deltarios de Oyarvide. A todo ésto, ni el Instituto Nacional del Agua, ni el CONICET han dicho media palabra.
    12 . De obrar esas canalizaciones sin hacer balance de resultados en 50 años
    13 . De obrar dragados sin estimar los límites ecológicos del ecosistema y por eso hoy con 5 dragas no dan abasto con una tarea que hace 50 años se resolvía con una.
    14 . De obrar vuelcos de efluentes por emisarios sin estimar sus deposiciones por capa límite térmica y sin alinear con el eje de los refulados del canal Mitre
    15 . De obrar acreencias costaneras urbanas sin prospectivar el devenir mediterráneo de Buenos Aires velando el cadáver nauseabundo de un lodazal durante no menos de 200 años
    16 . De obrar el barrio Santa María del Buen Aire sin antes ver resuelta la causa 45090/2012 en el JCAyT Nº15 de la CABA, hoy en el TSJ
    17 . De obrar el emisario del arroyo Vega sin antes aforar las eficiencias del emisario del Maldonado
    18 . De obrar entubados donde cabe respetar cursos naturales.
    19 . De obrar urbanismos sobre terrenos robados al cauce de un río
    20 . De obrar afectación urbana donde pesa eliminación del cauce principal del Luján en al menos 4 puntos de su recorrido
    21 . De obrar afectación urbana donde pesa eliminación del sistema deltario del río Luján ya antes de su unión con el arroyo Carabassa
    22 . De obrar reservorios en el arroyo Frías y en las nacientes del Luján, que robarán todas las energías convectivas hasta allí generadas, traduciéndose en atarquinamientos que luego son resueltos con "limpiezas de lecho" y alteos de márgenes, sin jamás haber estimado las virtudes de un cauce con caja termodinámica, cuyos parámetros vienen anticipados por edafologías y morfologías
    23 . De obrar adicionales canalizaciones en el río Pilcomayo que ya hoy son responsables de pérdidas anuales de 25 Kms de curso por atarquinamientos
    24 . De obrar afectación "hidráulica" alguna en el Bermejo que se ha venido salvando por milagro
    25 . De obrar ensanche de la solera del Emilio Mitre sin antes estudiar la reposición del canal Buenos Aires a la altura de los Kms 66 a 71 para favorecer la salida de las cargas por el Paraná Guazú
    26 . De seguir obrando dragados en el puerto de Buenos Aires y del Dock Sud, sin antes estudiar el puerto de aguas profundas entre Punta Piedras y Pipinas con el adicional traslado de todas las petroquímicas del Dock Sud, Campana y San Lorenzo
    27 . De obrar afectación urbana alguna en las riberas insulares del río Luján sin antes proyectar las remediaciones del cauce robado durante 120 años
    28 . De obrar ensanche del canal Santa María, que ya es obra contra Natura
    29 . De obrar saneamientos en el Aliviador del Reconquista, otros que no sean su eliminación o inversión del curso para sacar las aguas del Reconquista por los humedales aledaños al aeropuerto en el eje con el canal San Fernando y así acortando en 11,5 Kms la salida al estuario, hoy por completo negada de sus flujos ordinarios
    30 . De obrar el emprendimiento Verazul en las áreas inmediatas al cauce principal del río Luján tapado con más de 100.000 camiones por Pachelo hace aprox. 60 años
    31 . De obrar continuidad a las obras de urbanización en el barrio de San Sebastián en Zelaya, sin antes devolver el tramo del cauce principal robado que seguía al robado por Pachelo, recordando la imprescriptibilidad de estos crímenes hidrológicos.
    32 . De obrar sostén administrativo y /o judicial a los terraplenes obrados por la Flia. Completa en este mismo cauce principal robado al río Luján en inmediaciones de la AU 9 y hasta más allá de la traza del FFCC Mitre.
    33 . De obrar sostén administrativo y/o judicial para demorar la imprescriptible reapertura del cauce natural del Luján, hace al menos 50 años desviado para obrar el Club Náutico Escobar y el C.U.B.E.
    34 . De obrar saneamientos en los últimos 22 Kms del río Luján antes de salir al estuario, ignorando el avatar geológico que determinó que hace más de 100 años el cauce del río Luján pasara a ser ocupado por aguas del sistema paranaense.
    Estos problemas concretos se descubran para quienes aprecian poner la carreta adelante del buey, bastante más importantes que los problemas de la flora, las aves y la fauna, que así son invocados para distractivos marketings.
    Esta larga lista de prohibiciones que cabe sea mucho más extensa, reconoce sin excepciones sus correspondientes reclamos judiciales.
    Si esta ley de humedales quiere ir al grano aquí tienen cosecha completa

    0
    0
    Responder
  • FJDA

    Francisco Javier de Amorrortu

    Hace 2 días

    http://www.humedal.com.ar/humedal31.html
    Presentación a Emilio Monzó del 2 de Marzo del 2017
    Hablar de humedales en la luna y no referir a ellos, es estar en la luna de miel de los negocios que nos remiten a Ramsar para distraer ?sus culturas?.
    Han estado 4 años instalando discursos ?ecosistémicos?, mientras nuestros afamados developers cavaban criminales abismos hidrogeológicos y bloqueaban los sistemas hidrológicos con compromisos urbanos en nuestras narices, gozando de protección judicial, legislativa, administrativa y periodística.
    Esta ley de humedales que baja del Senado es parte de esta festividad ?cultural? chapoteando sus modismos en un charco de galanas, interesadas ingenuidades.
    Antecedentes y soportes precisos
    Una ley de humedales precisa a) reconocer y aceptar legislaciones existentes, que incluso hagan innecesaria esta ley, o por sobrados errores e imprecisiones determinen la regresividad de esta ley que hace 4 años esquiva definir precisiones.
    a) Entre esas legislaciones: el art 235 inc C del nuevo CC; el art 59 de la ley prov. 8912, el art 101 de su dec regl 1549, el art 420 bis del Código Penal Federal de la República de Méjico, el orden de los 4 enunciados en en el par 2º del art 6º, ley 25675 y la definición que de la voz ?ecosistema? acerca el glosario de la ley prov 11723;
    b) precisa reconocer los paradigmas mecánicos errados de acá a la China;
    c) precisa definir, identificar, acercar descripción de los variados ecosistemas que comulgan en la órbita de la voz ?humedales? y
    d) precisa describir ecologías de esos ecosistemas señalando las formas en que se generan los enlaces energéticos entre estos ecosistemas aledaños, que no se resuelven, ni se describen apuntando la muletilla ?ecosistémica?.
    Antes de prohibir, permitir, entregar o quitar y hacer inventarios, es imprescindible atender esos 4 requisitos aquí planteados.
    Como ni uno solo de estos puntos está presente en lo aprobado por Senadores en Diciembre del 2016, me ahorro de expresar qué destino de sincera utilidad le cabe a ese proyecto, otro que los acuerdos políticos que siempre ponen al buey atrás de la carreta.

    0
    0
    Responder