IGUALDAD DE GÉNERO

Marina mercante e industria naval trabajan por la igualdad de género

El 98% de las tripulaciones de los barcos están compuestas por hombres y aún subsiste legislación vetusta que prohíbe a las mujeres desarrollar algunas actividades en el ámbito portuario

 La igualdad de género en la industria naval y la marina mercante están hoy en la agenda prioritaria. De hecho, dos de las entidades más representativas del sector como la Asociación Bonaerense de la Industria Naval (ABIN) y la Cámara de la Industria Naval Argentina (CINA), están presididas por mujeres, Sandra Cipolla y Silvia Martínez respectivamente. 

Asimismo, Paloma Loewenthal, ejerce la presidencia de la Cámara de Armadoras de Bandera Argentina (CARBA) y forma parte de otra iniciativa de peso como la de Mujeres Maritimistas. Asimismo, destacan los permanentes esfuerzos y políticas impulsadas por Carla Monrabal, presidenta del Consorcio de Gestión Puerto Dock Sud que puso en marcha una comisión sobre igualdad de género, algo que también se instrumentó desde la Administración General de Puertos (AGP).

Durante el Sexto Encuentro Internacional de la Industria Naval (EINAVAL) 2021 que se lleva a cabo en Mar del Plata, se analizó esta temática.

El panel fue moderado por Guillermina Gogniat, docente del Departamento de Ingeniería Naval, Facultad Regional Mar del Plata de la Universidad Tecnológica Nacional (UTN FRMDP), jefa del Departamento de Ingeniería e integrante del Comité de Género y Diversidad del Grupo SPI Astilleros. También participaron Betina Santillán, secretaria de la Mujer del Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (SOMU); Jésica Aspis, directora Provincial de Planificación e Infraestructura Portuaria de la Provincia de Buenos Aires (Programa Puertos en Clave de Género), y Paula Basaldúa, coordinadora del Gabinete de Género en el Ministerio de Desarrollo Productivo de la Nación.

"Llego el momento de que las mujeres y las personas con identidades no binarias tengamos el lugar que nos corresponde. Aspiramos a la igualdad de oportunidades en estos espacios. Que pensemos los puestos de trabajo sin distinción de género", destacó Gogniat.

A su turno, la representante del SOMU, explicó que las mujeres son solo el 2% de las tripulaciones de los barcos y que aún tienen pendientes reivindicaciones tan elementales como la exigencia de contar al menos con un camarote para dos o cuatro mujeres con un baño propio.

Aspis aseguró que la búsqueda de igualdad de género es una política pública: "No obstante eso, aún está vigente una ley que prohíbe a las mujeres desarrollar algunas actividades en el ámbito portuario".

A juicio de la funcionaria, "el cambio requiere el abordaje desde varias dimensiones", al tiempo que sugirió "la necesidad de formar un equipo de trabajo sumando a referentas en el mundo portuario, para construir comunidades portuarias, sin violencia, sin estereotipo de género. Hay que avanzar con la capacitación para que las mujeres puedan ver las actividades portuarias como una salida laboral y se generen las condiciones materiales reales para que la participación de las mujeres en la actividad portuaria sea efectiva".

Por su parte, Paula Basaldúa destacó que "en el ministerio de Desarrollo Productivo hablamos de tres brechas: una por ingresos, otra por diferencias territoriales, y la restante de género. Las políticas públicas no son neutrales en términos del impacto que generan sobre varones, mujeres y otras identidades. Existe una igualdad formal y una desigualdad real."

La funcionaria comentó que se pusieron en marcha programas e iniciativas con perspectiva de género a través de cuatro políticas públicas sensibles al género y de la acción afirmativa. Estas tienen 7 ejes de trabajo, y 39 iniciativas con enfoque de género transversales a los diferentes espacios.

Tags relacionados
Noticias del día

Compartí tus comentarios