PLAZOS Y REQUISITOS

Ley de Etiquetado Frontal: desde cuándo se empiezan a aplicar los sellos negros en alimentos y qué prohíben poner en los envases

El Gobierno publicó hoy la reglamentación de la Ley 27.642 de Promoción de la Alimentación Saludable. Cómo y cuándo se empezarán a ver las nuevas etiquetas.

En esta noticia

El Gobierno reglamentó la Ley 27.642 de Promoción de la Alimentación Saludable, conocida como ley de etiquetado frontalque tiene como objetivo advertir a los consumidores sobre los excesos de grasas, sodio y azúcares en los productos, con el fin de ayudar a combatir la obesidad, la hipertensión y los riesgos cardíacos.

A 5 meses de su aprobación, la medida fue publicada hoy en el Boletín Oficial mediante el decreto 151/2022 que lleva las firmas del presidente Alberto Fernández, el jefe de Gabinete, Juan Manzur, y los ministros Carla Vizzotti (Salud) y Julián Domínguez (Agricultura, Ganadería y Pesca).

Las empresas de alimentos piden tiempo para cumplir con la ley de Etiquetado: quieren ver la letra chica

La ley de Etiquetado Frontal ya fue promulgada: qué dice, qué falta y cuándo se empieza a aplicar

Qué dice la Ley de Etiquetado Frontal 

La ley 27.642, sancionada el 26 de octubre de 2021, tiene como meta que la población cuente con información sobre los productos que consume a través de un sistema de etiquetado que advierta cuando un producto tenga "exceso en azúcares", "exceso en sodio", "exceso en grasas saturadas", "exceso en grasas totales", y/o "exceso en calorías", según valores propuestos por la OPS, y otro tipo de advertencias como la presencia de edulcorantes o cafeína.

También establece que este tipo de productos no pueden tener publicidad comercial dirigida a niños, niñas y adolescentes ni ser vendidos en entornos escolares. Además, los artículos con más de un sello de advertencia no podrán incluir dibujos animados, personajes, figuras públicas, regalos ni elementos que llamen la atención de niños, niñas y adolescentes en su frente. 

Cómo se va a implementar la LEY DE ETIQUETADO FRONTAL

El decreto establece que el

uso del etiquetado frontal con sistema gráfico de advertencias octogonal negro en los productos envasados

"resulta ser el más visible, comprensible, claro y eficaz para identificar nutrientes críticos en exceso, transmitir una mayor percepción de riesgo para la salud y un mejor desempeño para disminuir la intención, tanto de consumo como de compra en el territorio argentino".

Todo alimento alto en azúcares, grasas saturadas, sodio y/o cualquier otro elemento nocivo para la salud deberá llevar octágonos negros que indique esto claramente, por lo que las empresas deberán empezar a adecuar sus envases o su manera de producción para evitar llevar este sello.

Este sello deberá ser en forma de "octógonos de color negro con borde y letras de color blanco en mayúsculas" y el tamaño de la estampa no podrá ser inferior al 5% de la superficie de la cara principal del envase, ni podrá estar cubierto total o parcialmente por otro elemento.

En los considerandos del decreto que aprueba la reglamentación se remarca "la prevención de la malnutrición implica, entre otras medidas, la advertencia sobre los excesos de nutrientes críticos como azúcares, sodio, grasas saturadas, grasas totales y calorías en alimentos envasados y bebidas analcohólicas, a partir de información clara, oportuna y veraz que resguarde los derechos de las consumidoras y los consumidores".

Organizaciones y referentes de la política destacan que la sanción de la ley fue un punto de partida, pero ahora falta resolver cuestiones que son más complejas de reglamentar, como la publicidad, los plazos y el entorno escolar.

Cuándo cambiarán las etiquetas

Tras la reglamentación publicada este 23 de marzo, las pymes tendrán un año de margen para adecuarse a la ley, mientras que las grandes empresas tendrán un plazo de seis meses hasta tener que exhibir los octógonos en sus productos.

Asimismo, el proyecto prevé dos años de adecuación extra para aquellas firmas que inicien un proceso de adaptación de nutrientes. La aplicación de la medida, no obstante, no podrá superar los dos años a partir de la obligación de cumplimiento de la ley y esto no es prorrogable.

Cómo fue la experiencia en otros países

El exsenador chileno Guido Girardi señaló que el impacto de la nueva norma fue "positivo". A modo de ejemplo detalló que el 20% de las industrias modificó sus productos para adecuarse a los contenidos nutricionales saludables, y el 68% de las personas que participaron en una encuesta dijo haber cambiado sus hábitos.

La experiencia en Perú también fue dificultosa. "Hicimos una ley que se pudiera aplicar sencillamente para no perder tiempo con la reglamentación, pero no lo conseguimos. La ley se sancionó en 2013 y recién se reglamentó en 2017; en el medio cambió el gobierno y la sociedad civil fue clave para que no fuera letra muerta", describió Jaime Delgado, exlegislador y director del Instituto de Consumo de la Universidad de San Martín de Porres, de Perú.

En Uruguay, Luis Galicia, del Ministerio de Salud de ese país, detalló que el tema fue abordado por un decreto presidencial en 2018 y que su implementación se demoró hasta febrero de 2021.

El decreto completo

Tags relacionados

Noticias del día

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.