BOLSILLO ELECTORAL

La pelea por el voto joven: cómo está la economía de los desencantados sub 24

Todas los frentes apelan a los votantes jóvenes. Les hablan de trap y lo hacen desde YouTube, Twitch y Tik Tok. Pero si "se vota con el bolsillo", cuánto impacta el desempleo, la precariedad laboral y la falta de oportunidades entre los votantes más codiciados

El voto joven se convirtió en uno de los ejes de la campaña electoral. Todos los candidatos se vuelcan a las redes sociales para llegar a ese segmento de desencantados que representan el 20% del padrón. Hay 6 millones de personas hasta 24 años habilitadas para votar en las próximas elecciones.

Si el axioma sostiene que "se vota con el bolsillo", la generación Z (centennials) y parte de los millennials están marcados por altos niveles de desempleo, que superan la media, y deudas que sobrepasan sus ingresos.

Radiografía del voto joven: ¿por qué al Gobierno le preocupa tanto la franja de 16 a 25 años?

"El oficialismo está concentrado en por qué pierde en el voto joven. Redirecciona sus mensajes y canales para atraer a ese sector", plantea un análisis de la consultora LCG, que dirige Guido Lorenzo. "El diagnóstico es errado: la pobreza y la cada vez más escuálida clase media hace pensar que muchos jóvenes de la sociedad están atascados, nuevamente aparece una cuestión de incentivos", plantean los economistas. 

Unos 6 millones de jóvenes menores de 24 años votarán este año

En ese sentido, la evaluación de LCG agrega que la reacción de los jóvenes "no es un enojo por el encierro del 2020 y 2021 sino que es un fenómeno más complejo: la imposibilidad de tener movilidad social es lo que quita esos incentivos, el encierro como mucho lo exacerba. El cóctel de conflictividad social y juventud enojada puede ser peligroso".  

Los políticos se suben a Twitch: ¿nueva estrategia para llegar a los jóvenes y ganar votantes?

Según los últimos datos disponibles en el INDEC, al primer trimestre de 2021, la tasa de desocupación general marcó 10,2%, pero en los jóvenes de hasta 29 años, ese porcentaje pasa a ser del 25% para las mujeres y del 17% para los varones.

Del otro lado, las tasas de empleo también están entre las más bajas. Sólo el 29% de las mujeres de hasta 29 años que son consideradas como parte de la población económicamente activa -que trabajan o buscan trabajo- tiene empleo. En el caso de los varones jóvenes, son el 44%. En los dos géneros, el empleo en los jóvenes es la mitad en comparación con sus pares entre 30 y 64 años.

Uno de los que se sumó a hablarle a los jóvenes fue el ministro de Economía, Martín Guzmán, que participó de una charla del espacio Latir!, del Instituto de Juventudes que dirige la jugadora de fútbol Macarena Sánchez, en Tecnópolis. Allí el ministro, que tomó los recursos de "cuando daba clases presenciales", habló de la falta de oportunidades. 

Empleo y elecciones: cómo juegan las PASO en los cambios de trabajo

"Los dos principales problemas que enfrenta la humanidad son la desigualdad y el cambio climático", dijo y también habló sobre la "libertad" como respuesta a los sectores libertarios que le hablan a los jóvenes desde Tik Tok o Twitch, como José Luis Espert o Javier Milei. "¿Cuál es la verdadera libertad? ¿Es la que se alcanza en un mundo en el cual no hay oportunidades para desarrollar nuestro potencial?".

En ese marco, Guzmán hizo foco en la necesidad de tener condiciones de acceso a la educación, buena salud y conseguir trabajo. Ahí es fundamental el rol del Estado", agregó.

Te Sumo: el Gobierno anunció plan de empleo para 50.000 jóvenes que cubre hasta el 70% del salario

Un análisis realizado por Equifax, marca que el 96% de los argentinos nacidos entre 1998 y 2003, la Generación Z, perciben salarios de hasta $ 50.000 mensual. Además, están endeudados por arriba de sus ingresos. Los centennials tienen deudas promedio por $ 53.000 mensual pero ingresos promedio de $ 44.000 mensuales.

  El 62% trabajan en relación de dependencia, el 30% son autónomos o monotributistas, el 26% son desempleados y el 8% tienen una situación laboral no declarada.  

De los GenZ, solo el 11% está bancarizado y de ese universo el 5,4 % posee algún producto crediticio como tarjetas, préstamos (2,5%) o cuentas corrientes (2,5%). Entre quienes tienen crédito, más de la mitad (67%) continúa eligiendo bancos tradicionales para financiarse.

Tags relacionados

Compartí tus comentarios