"Alberto no se baja"

La interna del Frente de Todos se agudiza con más dudas que certezas y Macri quiere ordenar a la oposición

Los humores en el Frente de Todos son, por lo menos, raros. Mientras tanto, en Juntos por el Cambio demuestra que el hecho de no ser presidenciable no lo inhabilitará de opinar.

Los humores en el Frente de Todos son, por lo menos, raros. Así lo definió un operador todo terreno que suele ser más conector que hacedor. Y si los periodistas, éste incluido, dejaran de ser confiables y rebelaran los off, no sólo Sergio Berni haría pública su pelea con su par nacional Aníbal Fernández. Las distancias que separan la Casa Rosada con La Plata son mucho más que esos 60 kilómetros que dice el sistema diseñado por vialidad.

Sin embargo, en cada uno de esos lugares centrales del poder, a su vez, hay insalvables diferencias internas que la necesidad de mantenerse en el poder los presenta como una coalición política.

Una oferta electoral que aún resta ordenar

De a poco, Máximo Kirchner se da cuenta que su futuro es cada vez más declinante. A pesar de lo que él piensa, su enemigo íntimo, Axel Kicillof, es el que más lo apuntala, como diría El Chavo del 8, "sin querer queriendo". El gobernador también quiere y lo explicita, que Cristina Fernández de Kirchner sea candidata a presidente.

"Es la que más mide. Ni Sergio (Massa) y menos Alberto (Fernández) llegan a mantener los votos que ella retiene" les dijo a los intendentes reunidos tras el encuentro que los convocó para repartir plata de Obras Públicas bonaerense, a cargo de Leonardo Nardini, el ministro e intendente en uso de licencia de Malvinas Argentinas.

A pesar de que es el propio Kicillof el mejor candidato que puede representar al Frente de Todos en el país, por su influencia en la Provincia de Buenos Aires, la vicepresidenta, a quien él le responde ciegamente, les dejó dicho a su hijo y a todos sus amigos que será él el único candidato en este territorio. Chau el sueño de "elevarlo" so pretexto de utilizar su buena imagen y colocar en su lugar a un amigo como Martín Insaurralde o Wado de Pedro.

"(Cristina) es la que más mide. Ni Sergio y menos Alberto llegan a mantener los votos que ella retiene".

En la Casa Rosada, en tanto, todo es desconcierto. Y también intrigas entre los habitantes de la casa más poderosa del país. Julio Vitovello sigue siendo el más apuntado por propios y extraños. Pero es el presidente Alberto Fernández el que "los hace pelear a todos contra todos".

"Es de locos... Desgastó hasta lo indecible a Juan Manzur. Lo hizo desistir de seguir bancándolo al propio Juanchi (Zabaleta), uno de los mayores impulsores del nonato albertismo. Con Gabriel Katopodis le hace una y una... Hay ministros que hace meses que no hablan con él", empezó su relato un desgastado funcionario de la Casa Rosada que, además, está en uno de los pocos lugares privilegiados por Fernández.

En su visión, "esto es aguantar hasta la semana anterior a las PASO. Alberto no se va a bajar. Y eso irrita a La Cámpora. Lo quieren matar. Ellos saben que no tienen futuro y que ninguno de los planes que diseñaron se cumplieron. Y cuanto más esté sin bajarse, más los complica".

Los sorpresivos números de Milei y el Frente de Todos en la última encuesta electoral

"Esto es una semana a semana. Ahora está de viaje en Estados Unidos y la foto con Joe Biden nos permitirá estar entretenidos. Dentro de unos días tendremos que inventar otra cosa para distraer y así hasta junio. ¿Estrategia?... Ninguna. Nadie le cree más", confió el infidente funcionario de una de las áreas más beneficiadas en el esquema albertista.

Máximo Kirchner convocó para hoy a las 10.30 al consejo del Partido Justicialista que preside en La Plata. La idea fundamental es discutir la estrategia que debe darse el principal partido del Frente de Todos en la Provincia y la Nación. "Otra vez a escuchar el monólogo", dijo uno de los que tiene que dar presente.

Sin embargo, el propio jefe de La Cámpora sabe que su futuro está más envuelto en dudas que en certezas. Ninguna de las soluciones que tiene a mano lo conforman... Es más. Ya le provocan bastante enojo.

Con Kicillof empoderado, ¿Quién lo frena en caso de retener la Provincia?

Con Kicillof empoderado, ¿Quién lo frena en caso de retener la Provincia?... ¿Tendrá que seguir atendiendo los reclamos del hijo de los dos presidentes porque no sube a los militantes a la gestión, como le dijo en el último acto de Avellaneda? Claro que no.  

Y si Cristina Fernández de Kirchner ratifica que no será candidata a nada, ¿Desde dónde amenaza a convocar a una patriada interna contra los que se oponen a su dominio después de 2023?... Todos ya ven que su fortaleza cada vez es menor.

Por otro lado, el que se anima a decir más cosas es Daniel Scioli. Hasta sueña con que Juan Schiaretti sea su compañero de fórmula.

Daniel Scioli habla de las críticas internas, PASO con Cristina y cómo ampliar acuerdos: "Se define en el centro"

Macri, liberado, dice lo que se le canta...

"Hubiéramos preferido que siguiera siendo candidato... Así no decía lo que pensaba", le reconoció un importante dirigente del PRO que disfruta este momento del "Macri en estado puro" porque su futuro no está en riesgo más allá de su nuevo humor.

La preocupación incluye a algunos que se apuraron en aparecer en la fila de los aplaudidores tras su anuncio de que no será candidato a presidente, pero hoy se lamentan que tenga tantas ganas de ser el ordenador definitivo del espacio que él creó junto con Horacio Rodríguez Larreta, Gabriela Michetti y varios socios originales.

Días atrás, cuando se juntó con la mesa provincial del PRO, en la que también estuvo Jorge Macri, aunque no haya salido en las fotos, fue muy claro con varios conceptos. El primero fue que el hecho de no ser presidenciable no lo inhabilitará de opinar. "Diré y marcaré lo que crea conveniente para defender el cambio. No seré presidente, pero tampoco prescindente", les alertó.

El hecho de no ser presidenciable no inhabilitará a Mauricio Macri de opinar.

Después les pidió que dejen las internas de lado, que "trabajen en equipo" y les dio un respaldo a los intendentes y dirigentes territoriales con posibilidades claras de triunfar en lugares donde hoy conduce el peronismo. "No armemos internas absurdas. Donde hay un intendente nuestro, vamos con él. Y donde se puede ganar, también", dijo.

Acto seguido, amplió su concepto y dijo que todos tienen que trabajar para que haya una sana competencia entre Horacio Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich y María Eugenia Vidal. Es decir, que todos los candidatos municipales o provinciales podrán llevar a los tres referentes nacionales en la categoría presidencial.

Sin embargo, lo que más sorprendió fue su vuelta de tuerca. Y, si en las Provincias tenemos un candidato que mida mucho más que otro, listo. "Evitemos internas absurdas", les remarcó.

¿A quién beneficia la renuncia de Macri en el PRO? Una encuesta revela ganadores y perdedores

Al día siguiente, alguien que siempre lo motivó para que se presente y con quien dialoga frecuentemente, Miguel Ángel Pichetto, quiso traducir lo que pidió Macri. "En la Provincia tiene que haber un solo candidato, y ese debe ser Diego Santilli, quien es el que ya ganó y el que más mide, por lejos".

Quien no está dispuesto a aceptar esta idea es Joaquín De la Torre, ex intendente de San Miguel. El único distinto en un espacio dominado por referentes del PRO insiste en que no apoyará al ex vicejefe de gobierno porteño hasta que se transformó en diputado nacional. El candidato de Patricia Bullrich no sólo no cejará en su esfuerzo por ser su competidor. También los alerta con la necesidad de contemplar el fenómeno de Javier Milei. 

Temas relacionados
Más noticias de Mauricio Macri

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.