Director de Estadística porteño

José Donati: "No es seguro que con la dolarización no vayamos a tener otra crisis"

José Donati, el economista a cargo de las estadísticas porteñas, analizó cómo aplicar un plan de estabilización. El combate a la evasión, revisar el gasto línea por línea y cuáles son las expectativas de inflación, atadas a las elecciones

En la antesala de las elecciones, José Donati, el economista que está al frente de la Dirección de Estadística de la Ciudad de Buenos Aires apuntó a cuáles son las medidas que hay que tener en cuenta para avanzar en un plan de estabilización. Con 15 años de experiencia en AFIP, remarcó que hay margen para aumentar la recaudación a partir de achicar la evasión y que bajar el gasto tiene que ser "línea por línea".

-¿Cuál es la clave para aplicar un plan de estabilización?

-Es necesario tener un buen equipo, puedo tener todo muy muy coordinado, lo fiscal, lo monetario, lo social. Es un poco lo que le pasó a Macri, que tenía todo muy segmentado con Alfonso Prat Gay, Federico Sturzenegger, Juan José Aranguren y Francisco Cabrera, y faltó por ahí una coordinación mayor. Federico nos preguntaba la inflación a nosotros los primeros meses porque no había IPC nacional y renegaba con Aranguren porque le costaba mucho sostener su plan de metas de inflación por los ajustes de tarifas. Ahora tiene que estar todo muy coordinado. La figura de Carlos Melconian, más allá de que guste mucho, poco o nada, es la de un ministro que concentra todo el manejo.

-A eso apunta hoy Massa y la idea de traer a Lavagna...

-Sí, también introdujo esa figura con una presencia fuerte.

-¿Está esa figura en el equipo de Javier Milei?

-Ellos tienen un escenario donde la hiperinflación y la dolarización les acomoda todo, pero no estoy tan seguro. Milei dijo públicamente que la devaluación le sirve. Si el dólar se va a $ 3000 con menos con menos dólares, comprás la base monetaria. Pero, ¿atrás no va a haber otra crisis? Menem después del plan Bonex tuvo otra híper. No es que sacaste todos los pesos del circuito y se corrigió. No estoy tan seguro de que con la dolarización no tengan otra crisis.

-Hoy lo que se ve es una fuerte distorsión de precios relativos, ¿en qué momento se debería encarar la corrección en un plan de estabilización?

-Es lo primero que haría, corregir los precios relativos. Eso genera un efecto inflacionario, pero es por ese motivo, el peso de las tarifas, de la nafta. En ese caso impacta sobre todos los productos, pero es lo primero que hay que hacer para no arrastrar las distorsiones. Hay que poner los precios sobre la mesa y ahí tomar las decisiones. Pero podés trabajar sobre los impuestos para compensar. Con las tarifas tiene que haber un grado de subsidio, indudablemente. Lo mismo con el transporte. Se puede cambiar la lógica y hacer el subsidio sobre la persona, pero la coordinación tiene que ser fundamental.

-Planteaba la baja de impuestos, mientras hay que ir achicando el déficit fiscal. ¿Cómo se balancea resignar recaudación con esa meta?

-En la recaudación hay tres pilares: lo que te ingresa, lo que representa la evasión y el gasto tributario, es decir, las exenciones. Hay que revisar si las exenciones son justas o no para aumentar la recaudación, con un combate muy fuerte a la evasión. Eso mejora la recaudación en términos de producto para bajar el déficit, pero simplificando y bajando alícuotas. No es incompatible. La otra parte es bajar el gasto.

-Hoy La Libertad Avanza habla de bajar el gasto un 15%...

-La baja del gasto es línea por línea. No podés decir "le bajamos el 20% a todo". Quizás haya lugares donde tengas que gastar más y no menos, hay que revisar programa por programa. Y si se achica estructura, si se pasa 20 ministerios a 9 achicás los cargos políticos, no se afecta a un laburante. Es bajar el gasto y mejorar ingresos, no hay otra forma. Se puede convivir con cierto grado de déficit además, lo que quizás tengas que plantearte es no emitir para financiar el gasto y volver al mercado de capitales, conseguir financiamiento y mostrar que el déficit no va a ser para siempre.

-El acuerdo con el FMI plantea ese horizonte de 2025 vuelta al mercado de capitales, ¿es posible?

-Sí, si haces las cosas bien y si tienes un programa y las señales que vos das en el programa la vas cumpliendo. Con consenso político y consenso social porque también las cosas yo creo que se tienen que charlar, pero sí, ya se puede volver.

-¿Cómo viene la inflación y cómo puede terminar 2023?

-Lo mejor que puede pasar es que se mantengan dos dígitos cerca del 10%, pero hay un riesgo de hiperinflación, con inflación ya estacionada en dos dígitos y después tenés el Banco Central sin poder de fuego y las expectativas según el resultado del domingo. En caso de que no termine entrando al ballottage Unión por la Patria, tendrían que juntarse los equipos económicos y acordar un escenario. Si entra Massa, seguramente va a intentar mantener el valor del tipo de cambio. Eventualmente se necesita una devaluación, pero lo importante es cómo se hace.

-Hay alguna coordinación así entre organismos de estadística para mejorar los índices?

-El Indec desatendió un poco la coordinación del Sistema estadístico nacional, está muy concentrado en sus estadísticas y las provincias fuimos desarrollando indicadores. Faltaría un trabajo de homogeneización. Nosotros hacemos pobreza e indigencia por ingresos, que es comparable con la EPH, pero Córdoba -por ejemplo- hizo una medición multidimensional con asistencia con Cepal muy buena, pero no la puedes compatibilizar con otras bases.

-La pobreza, ¿va hacia esa medición multidimensional?

-Nosotros hicimos dos mediciones de pobreza multidimensional. La idea era hacerlo todos los años, pero nos dimos cuenta de que no había grandes variaciones. La pobreza multidimensional es un poco más es mucho más estable. Entonces tomamos la decisión, porque es costosa la medición, de hacerlo cada cuatro o cinco años aproximadamente. En la Ciudad, la última medición de pobreza fue de 27% mientras que en el peor momento de la pandemia fue de 33%. Ahora a fin de año podría volver al 30%.

-En cuánto tiempo puede bajar la inflación con un plan de estabilización?

-No es rápido corregirla, quizás te lleve dos años, pero lo importante es ir teniendo resultados. El primer año va a ser difícil poder y va a tener que corregir los precios relativos, pero en el segundo año de gestión puede estar en el 40%, 50% anual para en el tercer año llegar al nivel de un dígito.

Temas relacionados
Más noticias de dolarización

Las más leídas de Economía y Política

Destacadas de hoy

Noticias de tu interés

Compartí tus comentarios

¿Querés dejar tu opinión? Registrate para comentar este artículo.